31 julio 2010

Reforma terminológica para disimular los despidos baratos y gratuitos

La reforma laboral ya aprobada inicialmente en la Comisión de Trabajo del Congreso a iniciativa del Gobierno --mediante un procedimiento legislativo de urgencia que se completará en breves fechas si el texto es ratificado por el Senado-- ha salido adelante con sólo los votos del PSOE y gracias a las abstenciones de CiU y PNV.   
El texto abre la puerta al despido barato e incluso al gratuito.
¿Quién  maneja los hilos?
El despido libre ya existe!, lo que ocurre es que en algunos supuestos y si así lo estima un juez, resulta menos barato, o más caro. El objetivo de la CEOE es que la indemnización desaparezca o sea simbólica]
Las causas objetivas de despido a las que aludió ayer Rodríguez Zapatero en una conferencia de prensa estilo Casa Blanca --¡hasta los periodistas cumplieron el papel que les asignaba el guión implícito que escribió el Gobierno!-- son en realidad subjetivas porque la valoración la realiza el empresario.   
En rigor, la reforma es poco más que una reformulación terminológica con la que los redactores esconden --o lo intentan-- un drástico abaratamiento del despido que se hará efectivo si la empresa alega que sufre pérdidas o que las sufrirá, o bien esgrimiendo motivos técnicos, organizativos y productivos.
Para redondear, la nueva legislación concede a las empresas resortes para que en determinados casos pueda sortear la negociación colectiva y, como colofón, atribuye a las agencias privadas de empleo competencias que hasta ahora eran exclusivas de la Administración pública.   
Tal como han subrayado los sindicatos CC OO y UGT, la reforma diseñada por el Gobierno apuesta por una competitividad basada en la reducción de los costes empresariales a costa de la reducción de derechos de los trabajadores.    
Desde un punto de vista jurídico, el texto es especialmente aberrante al establecer que cuando el trabajador alegue que el despido objetivo no se ajusta a Derecho, corresponderá al perjudicado aportar la carga de la prueba, en vez de ser el que despide quien demuestre que la medida cumple los requisitos previstos.    
La socialdemocracia española sigue cuesta abajo y sin frenos.     
CON ANTERIORIDAD:
La trampa perfecta: Debatir sobre la ¿necesaria? reforma laboral”, y
La mayoría de los trabajadores desean una reforma económico-laboral”.   
MÁS OPINIONES en la Blogosfera, en la selección de textos de RADIOCABLE.   
NOTA:
De la actitud y reacción del PP ante la reforma pergeñada huelga decir nada porque nada ha dicho el ¿líder? Mariano Rajoy, que se ha limitado a decir que el Gobierno lo hace requetemal, sin aportar nada nuevo a lo poco que apuntó hace un mes: ver "Rajoy presenta una política de empleo de párvulos y para ricos".

2 comentarios:

  1. Y lo peor es que el siguiente paso será eliminar la obligación de establecer negociación colectiva. ¿A ver quién es el guapo que le dice a su jefe que no le llega el sueldo que le ofrece? Si logran eso, que prohiban ya directamente los sindicatos... ¡¡total, para lo que les falta!!

    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  2. Hombre, también dijeron que no la iba a apoyar, porque van "tarde"... O_o

    'Amos que esos están con la velita puesta a San Crisis para que si les toca gobernar más o menos pronto, "lo peor haya pasado" y puedan voler a dar una (falsa) impresión de saber lo que se hacen en materia económica.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.