30 enero 2011

Egipto: La dictadura siembra el caos para desmovilizar a los ciudadanos

De lo que ocurre en Egipto informan todos los medios, aunque casi todos desde una óptica occidentalista. El espacio de una bitácora sólo da para hablar de flecos y detalle. A estas alturas --cuando todavía es imposible saber quiénes capitalizarán la revuelta-- los análisis todavía son arriesgados pero hay un aspecto que merece ser destacado: los saqueos.
Informaciones fiables llegadas de El Cairo indican que Hosni Mubarak es un alumno aplicado y ha aprendido las lecciones de otros sátrapas que se vieron en apuros, y lo está demostrando: el bando de Mubarak es el organizador de gran parte de los saqueos que asuelan El Cairo y Alejandría. 
¿Por qué?
Esa táctica forma parte de las asignaturas que la Historia enseña a todo buen dictador. Antes que Mubarak, otros iluminados, salvadores de patrias y demás ralea asumieron la misma tesis: Nada mejor para encerrar a los ciudadanos en sus casas que generar violencia y caos.
El miedo es el arma reglamentaria de toda dictadura eficiente, pues en un país sin ley y trufado de incontrolados la represión está "justificada" y es más gobernable
De hecho, tras el intento de frenar la revuelta anunciando cambios en su gobierno, Mubarak ha insistido en un mensaje: Queridos egipcios, el caos es hijo del exceso de libertad, para a renglón seguido presentarse como el único patriota capaz de garantizar el orden por el bien de nuestra querida nación
Un poco más al oriente, la peor de las dictaduras árabe-islámicas --la Arabia que se apellida Saudí en honor a la familia poseedora del país-- se ha apresurado a mostrar su apoyo al orden que intenta imponer Mubarak.
En paralelo, al oeste de El Cairo, en Trípoli, Argel y Rabat los respectivos gobiernos de Libia, Argelia y Marruecos habilitan partidas presupuestarias para impedir el encarecimiento de los precios y reducir así la posibilidad real de que se desencadenen movilizaciones ciudadanas tan poderosas como los que se viven en Túnez y Egipto.
Por orden alfabético: Afganistán, Argelia, Chad, Egipto, Indonesia, Irán, Irak, Libia, Marruecos, Mauritania, Nigeria, Pakistán, Siria, Somalia, Sudán, Túnez, Yemen… ¡Qué larga es la lista de éxitos sociales y económicos en los regímenes que con mayor o menor empeño han utilizado la religión para idiotizar a las gentes!
Del uso de la religión como tranquilizante social y catecismo político saben mucho los ciudadanos españoles.
..
CLAVES y resumen de los hechos, en 20minutos
DOS ANÁLISIS de interés: 
"Revolución euromediterránea: Segundo acto", por David de Ugarte, y  
"Hambre de democracia económica", por Carmen Castro.

2 comentarios:

  1. A NAVEGANTE:
    ...Europa contiene la respiración y "reza" --es decir, no hace nada-- con la esperanza de que Mubarak obedezca a EE UU y se aparte sin hacer ruido y sin emponzoñar el escenario.
    Pero me temo que Mubarak no se parece al tunecino Ben Alí --entre otras cosas porque este era en gran medida el instrumento "político" de su esposa (y familia), que económicamente es una depredadora y también lo suficientemente inteligente como para, ante la revuelta, urgir a su esposo a coger el dinero, abandonar el poder y correr a un país amigo.
    Mubarak es más "político" y está covnencido de que es el padre-patrón de todos los egipcios.
    Ya veremos, pero pinta mal.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.