20 enero 2011

¿Qué opinión tiene usted de quienes protegen a un infanticida?

Un sacerdote sodomizó y mató a un niño, tras cumplir una breve condena
dirigió una parroquia, envejeció plácidamente y es recordado como «cura ejemplar» 
.. 
A la hora de describir la podredumbre de ciertas entidades e individuos, hay hechos que superan con creces la mejor de las descripciones. Lea, por favor, y extraiga sus propias conclusiones:
La familia de un monaguillo de 9 años de edad que en 1971 fue violado y asesinado en Port de Sagunt por un cura ha descubierto ¡40 años después! gracias al rotativo valenciano Levante que el sacerdote murió en 2002 en una residencia eclesial de Lleida, cuidado y protegido por la Santa Madre Iglesia.
En 1971, una vez probada la autoría del crimen, la Iglesia Católica aseguró que el asesino había sido excomulgado y expulsado de la organización religosa. La Iglesia Católica mintió. Peor aún, una vez cumplida la condena que le impusieron, que no fue precisamente rigurosa, el criminal se reincorporó a la Santa Madre Iglesia y ejerció en la parroquia leridana de La Bordeta hasta que se jubiló.
La hermana de aquel niño, con cuyo cuerpo el cura se ensañó hasta el extremo de propinarle 57 puñaladas, ha declarado que «mi madre y yo estamos destrozadas. Saber que el cura que mató a mi hermano fue luego vicario en Lleida y murió en 2002 bien arropado por la Iglesia en una residencia, ha sido muy duro. Siempre nos dijeron que lo excomulgaron. Y estábamos convencidas de ello. Ahora sabemos que la Iglesia nos engañó. Es indignante que le permitieran seguir en activo tras matar a un niño de 9 años».
..
El infanticida, calificado de «cura ejemplar» en el libro de un religioso católico
Para redondear, resulta que este vergonzoso comportamiento de la curia ha salido a la luz porque el asesino ha sido incluido en un libro del que es autor otro religioso católico, Josep Barceló Morey, que ha incluido al infanticida --quizá desconocía su pasado-- en un grupo de curas ejemplares de la orden de los Padres de Paúl que, según explica el autor del libro, se ordenaron «con la única ambición de hacer el bien».
El autor del texto ha sido invitado por Levante a explicar porqué el tipo que propinó 57 puñaladas a un niño figura en su libro como cura ejemplar y la contestación es demoledora: «Lo incluí porque era de la familia de los Padres de Paúl. No tengo más razón que explicar, ni nada que decir. Cualquiera puede leerlo y pensar lo que quiera»...
Lo dicho, extraiga usted sus propias conclusiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.