11 septiembre 2012

La Comisión Europea fantasea para pronunciarse sobre el independentismo catalán

Por lo visto, la Comisión Europea debe tener dificultades a la hora de rentabilizar el trabajo de sus portavoces.
Sólo así se explica que encargara, o permitiera, que uno de ellos emitiera un pronunciamiento carente de valor jurídico e institucional sobre el creciente número de ciudadanos residentes en Catalunya que son favorables a que ese territorio se independice del plurinacional Estado español.
El portavoz de la Comisión Europea ha faltado a la verdad al decir que la Unión Europea (UE) no se pronuncia sobre iniciativas segregacionistas.
El portavoz bruselense ha comentado que «corresponde a las fuerzas a nivel regional o nacional discutir esas cuestiones en el contexto doméstico. No hay disposiciones en el Tratado sobre la secesión de una región en un Estado miembro».
Viñeta capturada en ZONA CRÍTICA
El Tratado de la Unión nada dice al respecto y, sin embargo, la UE sí se ha pronunciado en conflictos territorialistas.
En el colmo de la hipocresía, el portavoz de la Comisión ha dicho que una posible segregación «debe organizarse de acuerdo con el Derecho internacional para que esta nueva organización sea reconocida por la comunidad internacional».
Ante ese tipo de declaraciones, la única forma de no sentir asco es recordar lo esencial del proyecto europeísta...
Los hechos demuestran que en ciertos aspectos, sobre todo en lo tocante a asuntos socio-económicos y a Derecho internacional, Bruselas parece esforzarse en favorecer el euroescepticismo...
Ver: «El caso Kosovo dinamita ciertas verdades políticas».
¿A qué se debe que la Comisión Europea adolezca de tan graves contradicciones y de tan grave falta de inteligencia social, económica y política?
CON ANTERIORIDAD. "España y el sueño maniqueo de una noche medieval".
DE INTERÉS:
El pronunciamiento del portavoz de la Comisión Europea no sólo constata el doble rasero del Ejecutivo comunitario, sino que además es jurídicamente discutible; ver: La eurodiputada Izaskun Bilbao abre un debate en la Cámara de la UE cuestionando que la creación de un Estado en el seno de la Unión obligue a reiterar la petición de ingreso a las nuevas autoridades.

6 comentarios:

  1. Nací en Madrid y he vivido en madrid,asturias,tarragona,castilla-la mancha,murcia y brasil. Creo que las mayores diferencias , suspicacias y odios están manipulados y propiciados por algunos políticos demagogos.Cuando en castilla se alimenta el anticatalanismo (mucho más que a la inversa) es para manipular con intereses puramente electorales.En murcia,psoe y pp piden el trasvase tajo-segura y en castilla, psoe y pp no quieren el mismo trasvase. En resumen, manipulan a las personas para lograr sus objetivos.Ojalá llegue el dia en que no veamos la diferencia como un problema sino como una ventaja.Aprender otras culturas y otras lenguas, nos enriquece y no al contrario.Un saludo Agcasmor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Personalmente, tengo la convicción de que el agresivo españolismo franquista y del PP ha hecho más por el independentismo catalán que los propios partidarios de crear un Estado catalán.
      Dicho esto, creo que a estas alturas la única solución de continuidad para mantener unido el mosaico de las Españas es reformular el Estado y organizarlo a modo de federación o confederación; de lo contrario, tardarán más o menos, pero Catalunya, Euskadi y Galicia --por este orden-- acabarán configurándose como nuevos Estados. Y la UE no sólo no lo impedirá, sino que ante la posibilidad de desestabilización social, política y económica, apoyará las segregaciones.

      Eliminar
  2. Félix, creo que en parte tienes razón. Pero me parece que muchos de los que ayer salieron a la calle ya no se conforman con una especie de independencia pero dentro del redil español via federación o confederación. Quieren un Estado propio y punto. Una frase ayer muy escuchada y leída fue "Adiós España". Abierta la posibilidad de la independencia no se van a conformar con soluciones de salón para mantener una ficción de independencia pero no total. La tortuosa historia de este país no facilita las cosas. Y ya sabemos que muchos políticos de uno u otro signo son auténticos apredices de brujo. Sigo sin ver claro hacia donde vamos. No hay proyecto de país. Realmente casi nadie tiene la solución de como salir de un lío que dura siglos. Solo quiero insistir en mi deseo de que lo que sea se consiga sin violencia. No la excluyamos desgraciadamente. Si creemos que el pasado no va a volver es que vivimos en otro mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precisamente por un detalle que mencionas, "no hay proyecto de país", es lógico --casi que inevitable-- decir adiós al Reino de España, que además incumple o conculca criterios básicos del Occidente europeo --los valores socio-económicos, culturales y ¡fanáticamente religiosos! del franquismo siguen vivos... ¡Gracias a la sacralizada Transición!

      Eliminar
    2. Soy catalán.....independentista desde la época Aznar (sólo lo digo para ubicaros) Simplemente quería que........qué gusto oir un poco de sensatez!!! La mayoría independentista no está nada clara en catalunya, pero, la haya o no, NO tenemos porqué odiarnos ni guerrear, sinó ser sensatos, democráticos y respetuosos, nada más.....

      gracias por vuestra sensatez! La verdad es q asusta bastante que normalmente brille por su ausencia en discursos tan viscerales y poco objetivos en muchos aspectos.Gracias, de verdad. Me ha sido un bálsamo! No todo esta perdido!

      ;-)

      Eliminar
    3. Al independentista catalán anónimo:
      De entrada, gracias a ti por la visita y con relación a lo que comentas, tienes todo el derecho a ser independentista. A lo que no hay derecho --ni siquiera con la sacralizada Constitución de 1978-- es a demonizar ni a penalizar ideas. Y que lo haga un portavoz de la Comisión Europea no sólo es el colmo del cinismo y, en rigor, antieuropeísta.

      Eliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.