31 marzo 2014

Nueve, los ex ministros del general Franco que siguen vivos, nueve

[ACTUALIZACIÓN: 4 agosto 2014, fallece Monreal Luque. Quedan ocho] 
La muerte del ex presidente de gobierno Adolfo Suárez González ha propiciado que numerosos ciudadanos echaran la vista atrás, no solo para recordar y opinar sobre la figura política del fallecido, sino también para rememorar hechos y protagonistas del "pasado enterrado". Y entre los segundos, los ministros del régimen franquista.
Valga pues la ocasión para conocer un poco mejor las trayectorias de los ex ministros de Franco que siguen vivos, nueve, por orden alfabético:
..
Barrera de Irimo, Antonio (Ribadeo, 1929)
Licenciado en Derecho y en Economía.
Como militar alcanzó el grado de comandante del Ejército de Tierra, y posteriormente accedió a la función pública como inspector de Hacienda. Fue director del Instituto de Estudios Fiscales y secretario general técnico de Hacienda, ministerio del que se hizo cargo en 1973 al ser nombrado Carrero Blanco presidente de Gobierno.
Barrera de Irimo, que había sido ratificado al frente del ministerio por Arias Navarro, dimitió en octubre de 1974 en un gesto de apoyo al también gallego Pío Cabanillas, que había sido tildado de reformador e incluso acusado de traidor por el búnker [el sector más derechista del régimen], que meses antes había lanzado una campaña contra los partidarios de acometer una reforma pseudodemocrática, la entonces llamada "apertura".
Apartado de la vida institucional, Barrera fue consejero y presidente de Telefónica, compañía entonces de propiedad pública de la que fue apartado poco después del triunfo del PSOE en los comicios de octubre de 1982.
Barrera de Irimo elaboró un plan para, en torno a Telefónica, crear un consorcio que agrupara las firmas tecnológicas que eran de propiedad pública o estaban vinculadas al Estado. Su propuesta fue rechazada por la mayoría de los barones de UCD que tuvieron conocimiento de la iniciativa.
Ya en la empresa privada, Barrera de Irimo fue consejero de varias sociedades del sector eléctrico [todavía lo era de Unión Fenosa cuando fue absorbida por Gas Natural].
..
Carro Martínez, Antonio (Lugo, 1923)
Doctor en Derecho, licenciado en Ciencias Políticas y en Economía.
Accedió a la Administración como letrado del Cuerpo Técnico de la Administración Civil, fue profesor de Derecho Político en la Universidad Complutense, procurador en Cortes durante una legislatura como representante del Instituto de Estudios Políticos y en otras dos elegido por el tercio familiar en la provincia de Lugo. También ocupó los cargos de secretario general técnico del Ministerio de Gobernación y director del Instituto de Estudios de la Administración Local.
En 1973 fue nombrado director general de Administración Local y al año siguiente Carrero, del que era persona de confianza, lo aupó a ministro de la Presidencia, responsabilidad que repitió en el gobierno de Arias Navarro.
Carro, elevado al rango de vicepresidente de Gobierno por Arias Navarro, fue uno de los diseñadores de los Acuerdos de Madrid, por los que España [en connivencia con Estados Unidos] aceptó abandonar la provincia del Sáhara Occidental en manos del Reino de Marruecos y Mauritania.
Carro fue diputado en las primeras Cortes democráticas y en otras cuatro legislaturas más, siempre elegido por la provincia de Lugo y en las listas de AP-PP.
..
De la Fuente y de la Fuente, Licinio (Segovia, 1923)
Licenciado en Derecho.
En 1936, recién sublevado el Ejército de África y siendo él todavía niño, huyó con su familia de la zona republicana a la controlada por los golpistas. Por cuna y formación, De la Fuente poseía fuertes convicciones ideológicas de corte ultraconservador .
Accedió a la Administración por la vía de la oposición, como abogado del Estado. Ya funcionario, fue nombrado gobernador civil y jefe provincial del Movimiento de Cáceres y en 1969, designado ministro de Trabajo, cargo en el que permaneció hasta 1975.
En 1976, recién aprobada la Ley de Reforma Política, fue el principal impulsor de la organización Democracia Social, que a la postre fue una de las siete formaciones que constituyeron la coalición electoral Alianza Popular, transformada luego en el partido Alianza Popular y más adelante, una vez dinamitada la Unión de Centro Democrático de Adolfo Suárez, en Partido Popular, ya fusionado con el Partido Demócrata Popular de Ignacio Camuñas y el Partido Liberal de Enrique Larroque, bajo el liderazgo en ambos procesos del también ex ministro franquista Manuel Fraga Iribarne.
Apartado de la vida política, De la Fuente ha sido consejero de una decena de grandes empresas.
..
Gamazo Manglano, José María (Madrid, 1929)
Licenciado en Derecho.
Accedió a la función pública al ingresar en el Cuerpo Técnico de la Administración Civil del Estado [hoy, Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado]. En 1964 fue nombrado director general de Servicios de la Presidencia de Gobierno, en la que ejercía a modo de jefe de gabinete de Carrero Blanco, que lo aupó a ministro subsecretario de la Presidencia.
De espíritu funcionarial, buen organizador según todas las fuentes y reacio a entrar en los rifirrafes políticos que vivía el tardofranquismo debido a la ofensiva de los sectores más derechistas del régimen, en 1974 optó por alejarse de la actividad político-institucional y aceptó la oferta de presidir la sociedad Minas de Almadén.
..
López de Letona Núñez del Pino, José María (Burgos, 1922)
Licenciado por la Escuela de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos.
Fue procurador en las Cortes franquistas en tres legislaturas.
En 1956 le encomendaron la Subcomisaría del Plan de Desarrollo Económico y Social, para después ser aupado a ministro de Industria, cargo en el que fue ratificado por Carrero Blanco cuando Franco creó la figura de presidente de Gobierno.
López de Letona, catalogado de "reformista" o "aperturista", fue apartado del ministerio por Arias Navarro en enero de 1974, cosa que él agradeció, pues estaba alejado de las posiciones del búnker prefería apartarse de la primera línea política y dedicarse a la empresa privada.
A pesar de que contaba con el apoyo del nuevo jefe de Estado, Juan Carlos de Borbón, para ocupar la cartera de Industria en el primer gobierno de la monarquía, López de Letona fue vetado por Arias Navarro y los que aspiraba a mantener vigente lo esencial de los Principios del Movimiento Nacional.
Ya con Adolfo Suárez al frente del Ejecutivo, en 1976 López de Letona fue llamado por el Gobierno para que se hiciera cargo de la gobernación del Banco de España, responsabilidad que ejerció durante algo más de dos años.
Posteriormente, otra vez alejado del ágora, ejerció de vicepresidente y consejero delegado del Banco Español de Crédito (Banesto) [antes de la entrada de Mario Conde en la entidad].
..
Monreal Luque, Alberto (Madrid, 1928) [fallecido 4 agosto 2014]
Licenciado en Economía.
Ejerció de profesor en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Madrid, accedió a la carrera funcionarial y acabó siendo nombrado secretario general técnico de Obras Públicas, para luego hacerse cargo de la Subsecretaría de Educación y Ciencia hasta 1968. Aunque su actitud y sus responsabilidades eran fundamentalmente técnicas, acabó asumiendo también las políticas y accedió a las Cortes franquistas (1967-1971).
Ocupó la cartera de Hacienda desde 1969 hasta junio de 1973.
..
Sánchez-Ventura Pascual, José María (Zaragoza, 1922)
Licenciado en Derecho.
Junto a Carro, De la Fuente y López de Letona, fue uno de los ministros de los últimos años de la dictadura que demostraron tener mayor solidez ideológica. En la fuerte personalidad política de Sánchez-Ventura influyó sobremanera su padre, el abogado mercantilista y periodista zaragozano Sánchez-Ventura Gastón, que durante el período 1922-31 dirigió el diario zaragozano El noticiero, rotativo que asumió el rol de portavoz de los sectores más conservadores de la ciudad aragonesa.
En 1946, Sánchez-Ventura Pascual fue cofundador de la Mutualidad General de Previsión de la Abogacía, entidad que pilotó durante 25 años, y en 1953 ganó plaza de notario. En 1966 accedió a su primer cargo público: delegado del Gobierno en el Canal Isabel II, y en 1967 avatares societarios le auparon a la presidencia de la empresa editora del diario Informaciones.
Ya en 1974, Franco dio el visto bueno a su nombramiento como subsecretario de Información y Turismo y en marzo de 1975, a rebufo del golpe de timón que dio el búnker, Arias Navarro le encomendó el Ministerio de Justicia.
Esa cartera convirtió a Sánchez-Ventura en uno de los personajes más mediáticos durante el mes de diciembre de 1975, pues como Notario Mayor del Reino tuvo que levantar el acta del fallecimiento del jefe de Estado, la que certificaba la inhumación de sus restos y también fue el fedatario del juramento de Juan Carlos como monarca y jefe de Estado ante las Cortes franquistas. Inmediatamente después, antes de finalizar el año, cesó como ministro, se apartó de la vida política y ejerció como notario hasta su jubilación, primero en Elche y finalmente en Madrid.
..
Suárez González, Fernando (León, 1933)
Licenciado en Derecho (doctorado por la Universidad de Bolonia).
Todavía estudiante en la Universidad de Oviedo se introdujo en política y durante dos cursos (1954-56) fue jefe del Sindicato Español de Estudiantes (SEU) y en 1969 ya ocupó su primer cargo de relevancia institucional como jefe de la Delegación Nacional de Juventudes del Movimiento, para en 1962 asumir la dirección del Instituto de la Juventud.
En 1967 fue elegido procurador en Cortes por el tercio familiar de la provincia de León, en 1973 fue designado director general del Instituto Español de la Emigración y en marzo de 1975, aupado a ministro de Trabajo, cargo que abandonó al morir el Caudillo.
A pesar de su larga trayectoria e implicación en el Movimiento Nacional, Fernando Suárez fue uno de los procuradores que con mayor empeño defendió la Ley de Reforma Política aprobada por las Cortes franquistas en 1976, lo que en cierta medida supuso el suicidio de las instituciones del régimen.
..
Utrera Molina, José (Málaga 1926)
Licenciado en Derecho.
Falangista desde la adolescencia, recién licenciado ya fue nombrado subjefe provincial del Movimiento Nacional en Málaga y con solo 30 años gobernador civil, responsabilidad que ejerció sucesivamente en las provincias de Ciudad Real, Burgos y Sevilla.
En 1969 fue nombrado subsecretario del Ministerio de Trabajo y delegado del Gobierno ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Entró en el Gobierno a instancias de Carrero Blanco en julio de 1973, como ministro de la Vivienda.
Tras la acción de ETA que costó la vida a Carrero, Utrera [suegro del actual ministro de Justicia] reenganchó en el Ejecutivo de la mano de Arias Navarro como ministro secretario general del Movimiento, cartera que abandonó con motivo de los ajustes realizados en el gabinete en marzo de 1975 a fin de colocar a los preferidos por los más ultras del régimen, que contaban con el apoyo del propio Arias.
..
ACTUALIZACIÓN (12 noviembre 2014):
La sección argentina de Interpol ha requerido a su homóloga en Madrid que proceda a la detención preventiva con fines de extradición de 20 dirigentes franquistas imputados en la resolución de la juez argentina María Servini de Cubría, que instruye la causa que investiga crímenes de lesa humanidad (imprescriptibles) perpetrados por las autoridades de la dictadura. Más detalles, en Público.
..
NOTA:
En contra de lo que parece y a veces se comenta, Rodolfo Martín Villa no llegó a ser ministro del general Franco, aunque sí ostentó elevadas responsabilidades políticas durante la dictadura, a saber:
Jefe nacional del Sindicato Español Universitario (1962-1964)
Presidente del Sindicato de Papel, Prensa y Artes Gráficas
Delegado provincial de Sindicatos en Barcelona (1965)
Director general de Industrias Textiles del Ministerio de Industria (1966)
Secretario general de la Organización Sindical (noviembre de 1969)
Gobernador civil y jefe provincial del Movimiento de Barcelona (1974)
Procurador en Cortes (legislaturas VII, VIII, IX, X).
Una vez muerto el Caudillo (20.11.75), el último jefe de Gobierno franquista y también primero de la monarquía, Arias Navarro, nombró a Martín Villa ministro de Relaciones Sindicales (cargo que ostentó de 12.12.75 a 05.07.76); luego fue ministro de Gobernación, ya con Adolfo Suárez de presidente (de 06.07.76 a 05.04.79); a continuación fue nombrado ministro de Administración Territorial (09.09.80) y en septiembre de 1981, con Leopoldo Calvo-Sotelo de jefe del Ejecutivo, ascendió a vicepresidente primero de Gobierno, responsabilidad que ostentó hasta julio de 1982.
La Wikipedia ofrece un resumen de su biografía.  

5 comentarios:

  1. Muy ilustrativo. Gracias por el aporte.

    ResponderEliminar
  2. Me gustaría hacerle 2 prefuntas Félix, si no te importa hablar de ello:

    1) Dicen que el dictador de España provocó la guerra civil. Pero he leído en Wikipedia que Franco no provocó la guerra. Fue un oriundo Juan March ( de paisos catalans ) quien financió y compró todos los aviones alemanes que dieron la ventaja militar decisiva, para pagar el sueldo de las tropas del bando "nacional" y para costear todo lo demás.

    2) A diferencia de Franco, una parte, narra que Hitler alcanzó el poder por el libre voto de los ciudadanos alemanes. Pero hay quien sostiene que los alemanes jamás dieron su voto (MAYORITARIO) al partido nazi.

    Por favor, podrías aclararlo.

    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intentaré resumir lo que sé, que no es mucho (hay historiadores y libros extraordinarios).
      1) En rigor, Franco y el resto de generales golpistas fueron los ejecutores y sólo en algunos casos, también impulsores; pero este no fue el caso de Franco, que fue uno de los últimos altos mandos militares en incorporarse a la conjura (luego medró su "poder", pero esto ya es otro asunto).
      El mallorquín Juan March fue uno más de los que financiaron el levantamiento, pero no el único, aunque sí uno de los que aportó más dinero, accesos a créditos y el que, esto es fundamental, lo hizo en momentos cruciales (por ejemplo, el alquiler de aviones, no sólo del Dragón Rapide, y de embarcaciones para transportar tropas de África a la Península). También aportó contactos con bancos (españoles, alemanes y según varios autores también británicos) que dieron crédito y, a su vez, estos mejoraron los contactos de los golpistas con personalidades de los regímenes nazi y musoliniano.
      2) Hitler accedió a la cancillería (jefatura de gobierno) liderando un partido que no tenía la mayoría parlamentaria, pero que sí era el que tenía más diputados. Los conservadores clásicos y el SPD fueron incapaces de pactar un gobierno estable o dejar que gobernara el contrincante sin ponerle zancadillas, de modo que Hitler y el partido nazi "apareció" como el que daba más estabilidad tras el fracaso de la derecha clásica. Ese escenario político, unido a los efectos en Europa del crac del 29 (el desempleo en el sector industrial afectaba a más del 50 % de los trabajadores), abrieron las puertas a que la minoría mayoritaria del partido nazi obtuviera el mandato de gobernar. Luego, Hitler ilegalizó a los partidos de la izquierd y a los sindicatos, suspendió uno a uno varios artículos constitucionales e instauró un régimen dictatorial (fue un proceso de recorte de derechos y de derribo de las instituciones democráticas que es imposible resumir en un blog).
      Saludos.

      Eliminar
  3. Buenas tardes Félix, ignoro si tienes algún miembro de tu familia víctima del crimen franquista abandonado; no sé si te importa que te pregunte si alguna vez has sentido ODIO y asco hacia los asesinos franquistas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miembros de mi familia paterna formaron parte de los miles de ciudadanos que al llegar las tropas golpistas a Barcelona tuvieron que pasar a Francia debido a su militancia sindical, allí se afincaron y allí siguen.
      ¿Odio? Sólo a ratos y cuando era joven, pero no sólo por los que tuvieron que marchar, sino también los que se quedaron y por los miles de los nacidos después que también hemos sufrido las consecuencias.
      Hace ya muchos años que descubrí (y me enseñaron) que el odio envenena y "esteriliza".
      Confié durante muchos años que se hiciera justicia. La mayoría de españoles no esperaba (ni esperamos) que fueran procesados los asesinos y ladrones, ¡qué no eran pocos!; muchos confiábamos simplemente en que el Estado democrático de Derecho recuperara los cadáveres de las cunetas, por ejemplo, pero ni eso...
      Insisto, no alimento odio alguno y el asco sólo me invade cuando un desmemoriado o un idiota reivindica la utilidad del golpe de Estado y subversión militar de 1936.

      Eliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.