26 septiembre 2006

Un niño muere de hambre en Pontevedra

Un niño de dos años ha muerto de hambre en Ponteareas (Pontevedra). Todo indica que la explicación del hecho es la más simple y preocupante: los padres carecían de medios. Dicho sin rodeos: la familia era pobre en grado extremo.
La hermana del pequeño, poco mayor que él, está siendo tratada en un hospital debido a la grave desnutrición que padece.
A su vez, la madre ha sido ingresada en un centro psiquiátrico y el padre, que desde hace tres semanas estaba fuera del hogar por haber obtenido empleo en una explotación agraria, fue inicialmente arrestado, luego interrogado por el juez y posterioremente liberado con carácter provisional al ser acusado de un presunto delito de homicidio por omisión.
Las cábalas abundan. Esta sociedad se ha aficionado (y en cierto grado ha sido condenada) a las lucubraciones, las sospechas, las fantasías, los fatalismos y las convicciones (¡¡¡convicción no es igual a razón!!!).
Es más cómodo buscar excusas que mirar la realidad de frente:
¡Una de cada diez familias gallegas viven bajo el umbral de la pobreza! Esta afirmación no es fruto del pesimismo; es un dato oficial y como tal consta en el Instituto Galego de Estatística.
..
ACTUALIZACIÓN (72 horas después del fallecimiento):
Los abuelos maternos del niño --residentes en Navarra, de donde es originaria la madre del crío-- han viajado hasta Ponteareas y, entre otras cosas, han informado de que su hija ha perdido en los últimos meses más de 40 kilos de peso, han acusado de inhibición al vecindario del barrio en el que residían los famélicos niños, consideran que la responsabilidad de lo ocurrido es de su yerno, y han anunciado que reclamarán la custodia de la nieta que ha sobrevivido, de la que de momento se han hecho cargo los servicios asistenciales de la Xunta.
..
ACTUALIZACIÓN (1 julio 2008):
Casi dos años después del suceso, el padre y la madre del niño muerto de hambre y de una niña que acusaba graves deficiencias alimentarias han sido condenados a 21 y 17 años de prisión, respectivamente, por los delitos de homicidio y homicidio en grado de tentativa.

1 comentario:

  1. Un niño fallece por inanición en Ponteareas, y para mayor asombro, sólo me quedó ver a mi buen amigo Salvador en la TV pontearoana con los responsables de los servicios sociales, qué pena Salvador, no te enteras que el fallo es de todos pero sobre todo de los servicios sociales, que yo bien conozco, de Ponteareas, son vergonzosos y sólo sirven para soportar culos que pagamos todos, Salvador exije la verdad, no permitas más engaños.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.