13 diciembre 2006

Los ayatolás utilizan Irán para burlarse de Europa y de la Historia

El Gobierno de Irán se ha instalado en el esperpento. El seminario convocado en la capital persa para negar la existencia de las matanzas sistemáticas de europeos de religión judía que organizó el régimen nazi sólo merecería desprecio y una sonrisa sino fuera porque en los campos de exterminio hitlerianos murieron en torno a 11,5 millones de personas, de las que algo más de la mitad eran creyentes de la fe judaica.
La reunión de Teherán es tan grotesca que hasta ha comparecido, ha sido escuchada y aplaudida una ex modelo inglesa --profesión que sería inadecuado citar, pero que en este caso está justificado porque se trata de una de esas mujeres que van de mujeras por la vida--, que para colmo iba disfrazada de Sherezade, afirmando que «el Gobierno británico es sionita» (¿?)
Las tesis de los sesudos intervinientes en el foro antisemita parten de una afirmación tan sencilla como aberrante: Los campos de exterminio jamás existieron.
Todo cuanto se ha comprobado, incluidas las fotos, las filmaciones y los miles de testimonios recabados, entre los que figuran los de numerosos autores de las matanzas, formarían parte de una "gran mentira", según los ayatolás.
..
La mayoría eran judíos,
pero no sólo había judíos
Desde simples familias polacas de religión judía hasta cristianos españoles fieles a la legalidad repúblicana, en los hornos de incineración, en los campos de trabajo y en las variadas y singulares instalaciones penitenciarias del régimen nazi murieron millones de europeos de variados orígenes, creencias, ideologías y clases sociales, si bien todo estaba organizado para exterminar a todos los seguidores de la fe judaica.
Pues bien, el objetivo de la convocatoria de Teherán era demostrar que todo es un invento.
Aparte de hacer el ridículo y de provocar, ¿qué persigue los dirigentes religiosos que gobiernan Irán?, ¿acaso creen que con estas payasadas conseguirá convencer al mundo de que la vida de la humanidad debe estar sometida a la peculiar interpretación del islam que hacen los fanatizados ayatolás?, ¿acaso pretenden igualar en insensatez a los fundamentalistas judíos o a los intransigentes católicos que echan de menos las cruzadas?
El presidente Ahmadineyad ha despretigiado a su país al utilizar Irán y a los iraníes para dar alas a tipos como el ultraderechista francés Robert Faurisson.
Negar el holocausto va más allá de insultar a las víctimas. Negar el holocausto es insultar a toda Europa, porque toda Europa, también Alemania, se avergüenza de lo sucedido. 
El gobierno que preside Ahmadineyad se burla de la Historia.
INFORMACIÓN sobre el Holocausto, en:
REDESCOLAR, WIKIPEDIA, REDIRIS y UNIVISIÓN; ¡ninguna de estas ePáginas está financiada o subvencionada por Israel, ni por entidades sionistas o pro judías!
Y el lector que tenga estómago para ver imágenes del horror, que visite AJZANIER, que contiene pruebas gráficas del inexistente holocausto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.