05 enero 2007

El Rey y los rescoldos que humean desde 1978

La noticia de que la Fiscalía de la Audiencia Nacional ha instado el procesamiento del autor del artículo "Las tribulaciones del oso Yogui", Nicola Lococo, viene a demostrar que hay instituciones --amén de un sector de la clase política-- que parece tener un concepto harto singular de la libertad de expresión. El fiscal imputa al columnista un delito de injurias graves contra el jefe de Estado español.
El artículo de Lococo, que fue publicado en los periódicos Deia y Gara, aborda en tono irónico el episodio que coprotagonizó el Rey de España durante una cacería celebrada el pasado otoño en Rusia. Al margen de este suceso, Lococo plantea --aunque de forma escasamente constructiva-- la incongruencia que supone el hecho de que la Constitución española otorgue al jefe de Estado prerrogativas propias de un monarca feudal.
Con respecto a la iniciativa del fiscal: ¿Está prohibido comentar en tono jocoso, irónico e incluso ácido los hechos que protagoniza el Rey en actos oficiales o en espacios públicos?, ¿qué norma o ley establece los límites de la libertad de expresión en lo tocante a las actividades oficiales y públicas del jefe de Estado?
Esas y otras cuestiones colean desde 1978 y la iniciativa de la Fiscalía sólo viene a echar leña al rescoldo. La cosa tiene miga y... ¿Hasta cuándo seguirá coleando?
..
RELACIONADOS:
* "Mantener al rey en el limbo es insano", en ImP, 
* "Tenemos derecho a reírnos del Rey", en PERIODISTAS21, y 
* Paradoja: la Fiscalía actúa por el artículo publicado en dos diarios vascos pero obvia pedir sanciones por los insultos personales que un dirigente ultraderechista ha dedicado al monarca; los detalles, en VIEIROS NOVAS (gal).

2 comentarios:

  1. Pues sí que estamos buenos... Además de que porque a ver dónde queda la libertad de expresión, porque es que si nos ponemos así, veo enchironados a Buenafuente, a los de Homozapping... En fin.

    ResponderEliminar
  2. "Intuyo" que en esta iniciativa de la fiscalía infliye sobremanera que el artículo haya sido publicado en Gara. ¿Por qué será? Buenafuente hace coña con la familia real, pero no escribe en Gara...

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.