04 agosto 2008

Hacer política con el fenómeno De Juana es aberrante

El cumplimiento de condena y excarcelación de De Juana Chaos demuestra --¡una vez más!-- que la extrema derecha, el franquismo sociológico, gozan de excelente salud. De Juana Chaos sólo es uno más de los miles de ciudadanos que han recuperado la libertad tras cumplir condena por haber perpetrado uno o más delitos, por abominables que hayan sido estos.
Por causa de la profesión, quien esto escribe ha conocido o sabido de violadores de niños y niñas reincidentes, de homicidas y asesinos pasionales o que mataron por dinero, de ladrones de cuello blanco que han arruinado a decenas de familias --con suicidios incluidos entre los perjudicados--, de conductores que han matado a una o más personas por pilotar borrachos o de forma temeraria, de envenenadores y envenenadoras y --entre muchos otros-- de un constructor que para ganar más dinero levantó un edificio inseguro que costó la vida a una treintena de personas y que, pese a tan sangriento balance, fue indultado por el general Franco, más un largo etcétera de desalmados (o ex desalmados) que, una vez cumplida la pena legal que les había sido impuesta, fueron excarcelados.
..
En democracia, la ley, guste o no, es lo que hace posible convivir  
Es más, las veinticinco muertes por las que fue condenado De Juana Chaos no establecieron ninguna marca, entre el 1 de abril de 1939 --el fin de la guerra incivil-- y hoy se han registrado casos mucho peores, con más muertes y mayor ignominia…
Atemperadas las vísceras innecesariamente removidas, urge recordar que no hace falta remontarse a 1940 ni a 1950 para comprobar que la lista de homicidas y asesinos impunes es desgraciadamente numerosa, ¡los hay a decenas! No sólo hay decenas y decenas de homicidios y asesinatos impunes o que fueron silenciados, ¡hay homicidas y asesinos que han sido aplaudidos y premiados! Algunos de ellos siguen vivos y sacan pecho...
Al deleznable De Juana Chaos --personalidad esta que ojalá haya desaparecido en el individuo De Juana Chaos que ahora ha sido excarcelado-- se le ha aplicado el Código Penal. ¡Y punto!
En todo caso, lo que cabe debatir es si el Código Penal es el más adecuado o si satisface las demandas de la sociedad.
..
Tres detalles sustanciales, sólo tres, ¡pero hay más! 
Quienes estos días utilizan el caso De Juana para exacerbar posiciones y pasiones anti-gubernamentales o anti-judiciales, ¡e incluso anti-vascas!, deberían considerar tres aspectos, entre otros:
Primero, La Constitución de 1978 establece --al igual que el resto de constituciones racionales-- que las penas de prisión tienen un doble objetivo: castigar y rehabilitar; otra cosa es que lo segundo se consiga;
Segundo, ¿Alguno de esos profetas de la justicia del odio ha pensado cómo gobernar una prisión cuyos reclusos se sepan irremediablemente condenados a vivir el resto de sus días encerrados?; y
Tercero, ¿Por qué los partidarios de la pena de muerte se esconden detrás de los etarras para alentar la solución final?
Es de todo punto respetable abrir debates, incluido el de la pena de muerte, ¡pero que lo hagan abiertamente!; y está visto y comprobado que es razonable plantear la necesidad de habilitar legalmente las condenas a perpetuidad, siempre que se deje la puerta abierta a una libertad condicional a los 60, 65 o 70 años de edad del recluso--, pero es injustificable hacer política --¡asquerosa política!-- con la legal e inevitable excarcelación de un recluso que ha cumplido la pena impuesta.

3 comentarios:

  1. Buenas noches Felix. El tema De Juana claro esta que va a seguir levantando ampollas. Intentare ser objetivo,me va a costar pero lo intentare: De Juana y cualquier otro de su calaña merecen sinceramente CADENA PERPETUA, pero si no pasan esos años que muchos quisieramos, no es un problema de Justicia, sino de las leyes. Este engendro asesino a 25 personas, 12 de las cuales en la Pl.Dominicana de Madrid. Todavia me acuerdo de aquellas imagenes, pero fue juzgado a miles de años, y solamente cumplio una veintena, porque las leyes asi lo permitian. Creo que ahora no se le pueden pedir responsabilidades por esas muertes porque ya cumplio por ellas. Otra cosa es si fue justo, pero se acogio a la ley que en aquel momento habia en vigor.

    Los 25 asesinatos no deben volver a tocarse. Lo q si deberia mirarse es el lugar de residencia, y no hacer pasar a las victimas el trago de convivir a escasos metros.

    El codigo penal hay que retocarlo para que esto no pueda pasar nuevamente, pero para eso tienen que ponerse las pilas los dos grandes partidos,PSOE y PP, dejar de ponerse trabas y a trabajar por una leyes que ademas hagan justicia. Y punto. De Juana ahora debe ser historia( aunque no olvidemos) y hay que trabajar para poner remedio a algo que fue legal pero injusto. Si PSOE-PP siguen por lo que parece ahora unidos en este tema, la sociedad ganara muchos enteros, y no digamos la Justicia.

    Saludos a todos los lectores, Ventorrillo

    ResponderEliminar
  2. Eres valiente, Félix, escribiendo este comentario periodístico que no va con la corriente de los que mandan y tambien, por qué no recordarlo, de los que se les llena la boca y se rasgan las vestiduras por la libertad de este asesino ideológico que ha cumplido su condena y ha pagado legalmente sus crímenes.
    Porque este tio ha cumplido y se ha ganado el derecho a circular entre la gente normal. Tal vez haya cambiado su postura o tal vez no pero lo que está claro es que no tardará en volver a entrar en la cárcel y será por el uso de su libertad de expresión porque, tu lo sabes bien que te dedicas a la información, hay muchos francotiradores informativos apostados en los tejados con la mirilla sobre este individuo...a la minima se lo cargarán virtualmente.
    Y es que esto que denuncias y eso que va a pasar es la materialización del espíritu de la Santa Inquisición: buscar el chivo expiatorio.
    Evidentemente lo que ha hecho es deleznable pero por qué es más reprobable que todos esos casos que al vuelo enumeras. Logicamente tanto por cantidad como por cualidad este tio es bastante inferior a muchos otros que han pasado de rositas y siquen por ahi sin que nos escandalicemos...entonces, cual es la razón de este juego?

    ResponderEliminar
  3. Cyber, preguntas cuál es la razón de tanta palabrería. Personalmente, opino que --aparte de ignominias e ignorancias personales-- en demasiadas ocasiones los partidos no hacen política sino partidismo y, alternativamente, electoralismo.
    Aplicando semejantes criterios, la búsqueda de la razón es una entelequia.
    Sin olvidar el penoso papel que juegan determinados medios...
    Saludos.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.