19 septiembre 2008

Deportistas de élite que "aman" España, pero no tanto

Gaspar Llamazares y Joan Herrera, diputados e IU e Iniciativa per Catalunya, han presentado una iniciativa en el Congreso de los Diputados proponiendo que se elabore un censo de los deportistas de élite que se han domiciliado fiscalmente en el extranjero.
Es decir, se trata de identificar a quienes eluden liquidar en España para que no representen al país y a sus ciudadanos en competiciones deportivas oficiales.
Agitar la bandera es fácil...
Al fin y al cabo, cobrar millones y eludir aportaciones al erario no es precisamente un aval de españolidad y mucho menos de ser miembro de la colectividad de humanos a la que dicen representar.
Muy probablemente, la iniciativa difundida por la agencia Europa Press será tildada de simple gesto, pero es rigurosamente lógica.
La Organización Profesional de Inspectores de Hacienda, que recientemente también llamó la atención sobre esta desvergüenza, ha precisado que algunos de esos deportistas que eluden pagar al fisco de su amada patria tienen ingresos de 10, 25 e incluso 35 millones de euros anuales, como sería el caso del españolísimo Fernando Alonso. 
La iniciativa es mucho más que un simple gesto. Se trata de respetar al conjunto de los contribuyentes.
...
ACTUALIZACIÓN (sábado 20 septiembre):
Un comentario enviado a este post merece figurar en primer plano. El autor de la bitácora Incertain1984 precisa que, siendo positiva la iniciativa de IU, convendría ampliarla a artistas y políticos, entre otros colectivos
Ciertamente, ¿cuántos cantantes, por ejemplo, o estrellas del espectáculo alardean de españolidad (o de catalanismo, galleguismo, andalucismo, castellanismo, valencianismo, vasquismo, etcétera) pero pagan impuestos en Mónaco, Luxemburgo, Holanda, Panamá, Gran Bretaña, Islas Vírgenes...? Es más, hay acumuladores de capital a los que se les llena la boca hablando de su amor por la patria pero guardan o invierten sus ahorros en otros territorios.

12 comentarios:

  1. Me encantaría que la propuesta se llegara a materializar. A la vez que van por el mundo con la roja y gualda en su corazón, en sus muñequeras, en sus poses escuchando el himno, en su patriotismo decente tendríamos que saber quiénes dejan sus beneficios económicos para otros y sus compatriotas que les den...

    ResponderEliminar
  2. Esta iniciativa es como diría mi abuela "de cajón", es decir pura lógica.
    Tanto rollo con la patria y luego...

    AY, país, país.


    M

    ResponderEliminar
  3. O título do post é moi acertado. Entendo -pero non comparto- que eles queiran pagar menos impostos, pero non me parece ben que evaden impostos e fixen domicilios en Andorra, Mónaco, Montecarlo e outros. Porque eles cartos teñen, e os que somos simples ciadáns de a pé temos que pagar á Hacienda a pesar de que os nosos ingresos nunca chegarán a ser os destes deportistas. O que ganan eles nun ano, non o ganamos nós en toda a nosa vida.

    Un saúdo, Félix
    Carpe Diem

    ResponderEliminar
  4. Estoy completamente de acuerdo. Es una aberración que se ponga de icono de tu país a alguien que no cumple con uno de los deberes básicos de todo ciudadano.

    ResponderEliminar
  5. También los españolísimos Sanchez-Vicario eran de la misma cuerda. Una propuesta acertada que, por lo menos, servirá para conocer el grado de hipocresía de algunos muchos. Tomen nota los señores que tan alegremente conceden los no menos españolísimos premios PP (Príncipe de Asturias).

    ResponderEliminar
  6. La iniciativa debería presentarse en donde corresponda con apoyo popular, con firmas, vamos. ¡Qué experimento tan interesante sería! Gran idea. Unha aperta.

    ResponderEliminar
  7. Correcto, pero ya puestos que la hagan también de políticos y de "artistas".

    Saludos..

    ResponderEliminar
  8. A Casshern25:
    ¡Que razón tienes! Paso a colgar una actualización en el "post" aludiendo a tu aportación, que me parece radicalmente acertada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. El caso de Fernando Alonso no es el más indicado. Hasta donde yo sé, Alonso residía (y efectivamente vivía la mayor parte del año) en Gran Bretaña, donde está la sede del equipo Renault de Formula 1, antes de adquirir una vivienda en Suiza (que desconozco si será su nueva residencia). Por tanto, por muy español que sea, su residencia desde hace varios años está fuera de España, el que le paga su salario no reside en España, el que le paga sus contratos de publicidad tampoco reside en España... ¿Entonces? ¿Debe pagar a la Hacienda española sólo por el hecho de ser español?

    ResponderEliminar
  10. A R. Castro:
    El caso de Alonso es de los más indicados. En España hay miles de ciudadanos que trabajan para firmas extranjeras y pagan impuestos a la Hacienda española.
    En todo caso, lo chocante del caso Alonso es que dice (y dicen) que representa a España y a los españoles.
    Sin menoscabo de que si usted se siente representado por Alonso es muy libre de defender su "patriotismo", cosa que es legítima.

    ResponderEliminar
  11. Usted lo ha dicho:
    "En España hay miles de ciudadanos que trabajan para firmas extranjeras y pagan impuestos a la Hacienda española."
    La diferencia con Alonso es que él NO reside en España, por tanto la Hacienda española no puede exigirle tributar.
    ¿O acaso ser español es una condena permanente que te obliga a tributar en España aunque no tengas ninguna relación económica con ella por vivir en el extranjero? La ley del IRPF da la respuesta, y es negativa.
    Lo del patriotismo no sé a que viene.

    ResponderEliminar
  12. ¿No sabe a qué viene lo del patriotismo?
    Patriotismo es, por ejemplo, agitar la bandera de España y reclamarse representante de los españoles.
    Y uno de los patriotismos en boga es el patriotismo por interés.
    Apelar a sentimientos patrios tras haber evitado a la Hacienda española declarando la residencia FISCAL en el extranjero es patriotismo barato, aparte de una burla.
    Alonso es ciudadano español, tiene casa en España y solo vive en el extranjero FISCALMENTE.
    Legítimo, claro que sí, pues él debía elegir entre residir fiscalmente en España --que es donde pasa más tiempo a lo largo del año y donde tiene su casa y su familia-- o hacerlo en el extranjero y decidió, legítimamente, lo segundo por razones EXCLUSIVAMENTE fiscales.
    Nada hay que decir al respecto, es su opción, pero que alardee de su españolidad es vergonzoso.
    Lo único que desde la vergüenza del contribuyente se reclama es que Alonso y otros que como él optaron por no contribuir a la Hacienda española NO representen oficialmente a España.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.