11 diciembre 2008

Grecia: ¿La huelga general la han organizado cuatro extremistas?

La revuelta protagonizada por miles de atenienses en el centro de Atenas, en su mayoría menores de 30 años, era tan previsible como la debacle financiera, por mucho que ahora haya quienes se declaran sorprendidos por ambos episodios.
¿A quién le extraña que el sector social menos temeroso, la juventud, estalle cuando el salario neto medio por 40 horas semanales o más es inferior a los 500 euros mensuales?, amén del alto porcentaje de desempleo juvenil, que en Grecia es superior al 40 % entre los menores de 25 años, sin contabilizar el subempleo.
Si a ese puñado de iniquidades se suman graves desajustes en el sistema de enseñanza (la universidad está sobredimensionada, empobrecida y ha dejado se ser garantía de futuro) y los efectos del caos financiero en la economía real, lo sorprendente es que haya sorprendidos.
..
Recital de inhibiciones y muchos bailes de salón
La historia reciente de Grecia es un recital de inhibiciones y de bailes políticos de salón. La victoria por mayoría absoluta de Kostas Karamanlis (Nueva Democracia, conservadores) en las legislativas del 2004 puso fin a la hegemonía de los herederos del mítico Karolos Papandreu (Pasok, socialdemócratas).
Nueva Democracia era y es un chicle político sin rumbo económico conocido, salvo privatizar todo lo que puede y legalizar la rapiña. Para colmo la mayoría absoluta de ND llegó cuando Grecia vivía un espejismo creado gracias a los créditos en negro que el Estado conseguía de bancos trasnacionales y gracias a los fondos comunitarios, lo que permitía mantener la economía vía Administración (subvenciones y ayudas a las empresas), circunstancia que hace estragos cuando va acompañada de mínima cultura emprendedora y prima la consigna coge el dinero y corre. Y lo que es peor, la presión fiscal era y es ridícula --en especial para las clases altas.
Esas y otras perversiones griegas son bien conocidas en España... Con un agravante en el caso griego, el Estado heleno carece de un fondo de armario comparable al español.
..
Al borde del precipicio
Grecia vive al borde del precipicio desde hace más de un decenio.
Exceptuados varios de los nuevos socios del Este europeo, Grecia es el miembro de la Unión Europea (UE) que tiene la Administración más ineficiente y la sociedad más "machacada".
Durante años, los sucesivos gobiernos de Pasok y ND han amañado los datos porque todo valía con tal de mantenerse en la eurozona. Los faroles se acaban pagando.
Dejando de lado ciertas estupideces --como la de achacar la actual revuelta a la existencia de un «poderoso movimiento anarquista»--, el motor de los rebeldes griegos está perfectamente identificado: los jóvenes no tienen absolutamente nada que perder.
La muerte de un muchacho de 15 años por disparos de un policía sólo ha sido el detonante, la mecha ya estaba puesta.
..
La ceguera política no tiene enmienda
Sin embargo, en los países comunitarios más estables --o social y económicamente menos carcomidos-- los apagafuegos siguen erre que erre empeñados en decir que Grecia vive una situación excepcional, insisten en que la revuelta es circunstancial y añaden que todo es obra de una minoría extremista... ¡Recurren a la cantinela de los incontrolados!
Ciertamente, los 50.000 o 60.000 movilizados en las calles de las principales ciudades griegas constituyen una minoría en comparación con el conjunto de la población. Pero algunos subrayan los porcentajes para empequeñecer el problema y si pueden, esconderlo.
Lo sustancial y lo que quita el sueño a los apagafuegos es que más del 75 % de los griegos denuestan al gobierno y lo que es más inquietante, desconfían del Estado.
Los mercados (= los señores de las grandes finanzas) han puesto a los ciudadanos entre la espada y la pared y el 90 % de la ciudadanía ha respaldado la huelga general convocada ayer: Grecia quedó paralizada.
..
El grado de estabilidad social es parejo al de liquidez bancaria...
Sin embargo, los analistas ortodoxos y los apagafuegos, especializados en tranquilizar a la ciudadanía prefieren que los problemas se pudran. Sólo así se explica que afirmen con pueril rotundidad que la huelga ha triunfado por miedo a los violentos.
Esconder la realidad sólo es rentable para quienes no les importa lo que ocurre en la calle y en los hogares. Cuando ya casi es imposible reparar el destrozo económico y social, a los mercados no les molesta la violencia; peor: la prefieren porque justifica todo.
Durante este y venideros años, salvo que la crisis se diluya como un azucarillo, en Grecia habrá más revueltas y en la Europa comunitaria, también. No vale engañarse, en los países socios de la UE --¡no sólo en los de la Europa del Este!-- cada vez son más los jóvenes que no tienen nada que perder, de ahí a no tener nada que ganar median unos centímetros y el siguiente paso, la explosión social, está a medio centímetro.
España está en la lista, pues si a los jóvenes que no tienen nada que perder se suman varios millones de desempleados y medio millón de familias amenazadas de desahucio... O una alternativa política recoge todo ese malestar --los PS han renunciado esa función-- y reúne voluntades vía votos, o habrá estallidos más o menos sonoros.

4 comentarios:

  1. Por expresarlo tan bien, te doy las gracias.

    Estoy harto de escuchar, ver y leer en todas partes que lo que ocurre en Grecia es por el ¿presunto? asesinato de Alexandros, y sólo por eso. Al parecer, está de moda en el periodismo de masas hablar de "radicales", "vándalos" y/o "hooligans", cuando en realidad se trata de apartar esa manta de apatía y opresión que nos ahoga, mediante el uso de la rabia más violenta, queriendo destruir el Estado, pues el Estado no es más que "aquella comunidad humana que ejerce (con éxito) el monopolio de la violencia física legítima dentro de un determinado territorio", Max Weber dixit.

    Por eso gracias, por la transparencia.

    Un beso.

    Salud y libertad.

    Iago Ruiz.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu información ¡tan clara y necesaria!
    Ayudas a que ciudadanos de a pie, como yo, podamos analizar lo que sucede en este mundo nuestro amenazado con el arma más poderosa: la mentira.

    Un saludo

    Teresa

    ResponderEliminar
  3. Teresa, gracia ti por la visita, y gracias por dejarnos disfrutar de la poesía en tu bitácora.

    ResponderEliminar
  4. Coincido con el análisis. Esta misma mañana hablaba con una amiga sobre este asunto y le venía a decir más o menos lo mismo: que los chavales están hasta los mismísimos, y que la muerte de ese joven, junto con la corrupción desmedida que asola al país, sólo ha sido la gota que ha colmado el vaso.

    No sé si se avecinan tiempos parecidos en otros países. Lo que sí que me venía pareciendo extraño desde hace mucho tiempo es que los jóvenes, pese a tener un futuro tan negro, no hagan nada por manifestarse. Parece que ahora, poco a poco, empiezan a despertar del letargo. Y me alegro.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.