24 julio 2009

El PP parece empeñado en desestabilizar el Estado

Es obligado reconocer que el ¿líder? del PP, Mariano Rajoy, en ocasiones dice verdades como puños, incluso las que desnudan a su propio partido y prueban sin sombra de duda que el PP está arrinconando la ideología y sustituyéndola por criterios de acción que son exclusivamente electorales.
Más claro: Para el PP la ideología y los principios son prescindibles, máxime si hacen perder votos al enemigo, y para los Rajoy lo esencial es hacer lo que mejor contribuya a conseguir el poder, lo que sea, además de proteger a quienes ninguna persona honesta debería proteger.
Esa deriva se ha convertido en esperpento con motivo del caso Gürtel. Dejando de lado el debate y las diatribas que suscitan los delitos investigados, lo más inquietante es que el PP desarrolla una vasta campaña de defensa de las personas implicadas en la que no duda en recurrir ¡a lo que sea!
Directivos del PP han realizado insinuaciones y acusaciones cuya capacidad desestabilizadora (tanto social como institucional) es tanto o más fuerte que la de los discursos inconstitucionales o anticonstitucionales que pronuncian los dirigentes de grupos que, ¿casualidad?, casi siempre obtienen mayor eco y repercusión social de la que en realidad tienen y merecen gracias, precisamente, al PP y a sus aliados mediáticos.
De un tiempo acá, la dirección del PP está demostrado que para ella casi todo vale, desde poner altavoz a las tesis de ETA y magnificar el alcance de sus acciones y pronunciamientos con la única finalidad cierta de agitar la víscera social y electoral, hasta afirmar que la policía, los fiscales y los jueces que investigan e instruyen el caso Gürtel son presuntos cómplices de una campaña política anti-PP.
Tan elevado es el número de aberraciones que han dicho el ¿líder? y otros directivos del PP que ya es imposible resumirlas. Hay tantas frases cargadas de basura, son tantas las insidias que es difícil elegir tres, cinco, ni siquiera diez como las más representativas de la bajeza en la que está cayendo la dirección del partido de la derecha española.
Permítame, paciente lector/a, que aterrice en una de las últimas barrabasadas dichas por el ¿líder? del PP y que afecta a mi oficio, el de informar.
..
El PP apuesta por el periodismo de los loros
Las palabras de Rajoy constituyen la mejor exposición pública de la idea de periodismo que defiende la dirección del PP, que consiste en que los periodistas seamos meros altavoces. Con ser grave y patético el concepto que Rajoy tiene del oficio de informar, más grave es que, en efecto, demasiados periodistas son --voluntariamente o forzados-- simples propagandistas o reproductores de ideología y, en ocasiones, también de mentiras, falacias y rumores destilados en las cocinas del PP o de otras organizaciones políticas y económicas.
Ojalá que las verdades como puños con las que el ¿líder? del PP ilumina la inteligencia de los ciudadanos se tornen útiles, en lugar de destructivas, y sirvan para que cada vez sean menos quienes se tiran en brazos del todo vale que con tan buenos resultados practica el PP, cuya dirección parece empeñada en convertirse en la más eficiente máquina desestabilizadora de las instituciones del Estado.

5 comentarios:

  1. Benvolgut Félix,

    Jo no sóc periodista, però el meu treball té molt a veure amb la comunicació política. De fet, llegisc premsa sis hores al dia, com a mínim, i, la veritat, no crec que estiga informada. Més bé a l'inrevés. Quan t'adones que els temes són recurrents, un dia, l'altre, i que la "informació" es basa en declaracions d'uns i d'altres i en les notes de premsa el·laborades ad hoc, t'adones de com funciona el tàndem partits polítics-empreses-grups de comunicació. I des d'eixa perspectiva, des de dintre, és quan pots analitzar com la informació és, sols, qüestió d'interessos. Per això, el que diu Mariano Rajoy no està tant lluny de la realitat, de fet, ÉS la realitat.
    Entenc que a alguns periodistes, com tu, us moleste la situació, però malauradament, a la vostra professió, com a la resta, els de l'ètica periodística, els que creiue en el periodisme de qualitat sou una reduïda minoria. La gran majoria, són això: simples altaveus,corretges de transmissió d'interessos que no són els seus, sinó els de l'empresa per a la qual treballa, els de les empreses que es publiciten, els dels partits als que servixen. I el pitjor de tot és que no ho qüestionen. El periodisme està en crisi, perquè la societat en general ho està.

    Una abraçada i que passes bon estiu!

    Pd. A mi també m'agradaria un altre tipus de comunicació política. T'ho assegure.

    ResponderEliminar
  2. A L'AURORA,
    Primer de tot, perdona el meu català, fa més de vint anys que visco fora de Catalunya i, malgrat que encara ho parlo amb les meves filles, he perdut vocabulari i la capacitat d'escriure. Pel que prefereixo utilitzar el castellà.
    La verdad es qe poco puedo añadir a lo que comentas, la fotografía que haces del periodismo es similar a la que hago yo.
    Con todo, lo preocupante -a mi parecer- no es tanto que haya medios y periodistas que practican el "lorismo" -por motivos que ya mencionas en tu comentario- sino que hayn disminuido hasta prácticamente desaparecer los periodistas y columnistas que en los medios convencionales colocaban textos "distintos" y que hayan desaparecido, también de forma casi total -salvo en la Red-, los medios que ofecen visiones de la realidad contextualiacidas y que ofrecen perspectivas distintas, proactivas, creativas y creadoras.
    El periodismo no sufre una crisis, sino varias, en plural, y están inter-relacionadas. Uno de los ejemplos que ilustra una de las taras lo constituyen los periódicos empeñados en competir con la TV, inundando sus páginas con espectáculos de todo tipo (incluidos los informativos) que carecen de futuro frente al poderío de la imagen.
    Curiosamente, la prensa tradicional, la que relata y tiene matices e incluso calidad literaria tiene más futuro que los periódicos "loritos" y esos que compiten con las TV y con lasemisoras de radio.
    La prensa decalidad no tiene un futuro "millonario", pero los que carecen de todo tipo de futuro son los periódicos que no aportan nada, en ocasiones hasta aburren e incluso molestan al leerlos porque no sólo no aportan nada sino que además ofrecen lo que la mayoría de ciudadanos ya han visto, oído y/o leído 6, 8, 10, 15 y hasta 20 y más horas antes en TV, en radio y sobre todo en la Red.
    Una abraçada.

    ResponderEliminar
  3. Amigo Félix, yo no soy periodista pero conozco a muchos periodistas, sobre todo del ámbito "institucional" y comparto plenamente lo que dices. Pero el "lorismo" es algo que afecta a casi todos los ámbitos del quehacer humano. Poca gente, creo yo, tiene criterio propio sobre los temas del día a día, entre otras razones porque se lee poco y se reflexiona menos. Ser crítico y autocrítico es algo que no está al alcance de la mayoría porque exige un esfuerzo intelectual y vivencial que no muchos están dispuestos a realizar. Lo "normal" es "no complicarse la vida", en especial si los "garbanzos" dependen de ello. Un abrazo. Y gracias por ser una ventana de aire fresco en medio de la oscuridad.

    ResponderEliminar
  4. La verdad que lo de las cabezas visibles del PP (salvo Gallardón, como casi siempre que nunca le he oído decir nada en contra de los jueces) demuestra lo que ya todos nos imaginamos que sólo les interesa la Justicia cuando les favorece, pero cuando no es una "caza de brujas".

    Algún día tendrán un discurso totalmente coherente?

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. España necesita una derecha más moderna y más constructiva. Es un desastre que el gran partido de la derecha todavía guarde tic de épocas negras en la historia y se alinee casi en la extrema derecha.
    No sé si piensan que están predestinados para gobernar y cuando está otro partido en el poder, consideran que se lo han usurpado. La consecuencia es que no importa cargarse el Estado con tal de recuperar el poder; lo hemos vivido con su falta de apoyo y obstrucción cuando existía la posibilidad de terminar con el terrorismo, y ahora estamos sufriendo su comportamiento ante la crisis económica. No han dudado en instruir a la patronal para hacer imposible un pacto social, tan necesario para la nación española en esta fortísima crisis.
    Muchas veces observo que cualquier ciudadano español tiene más conciencia de estado que muchos políticos.
    Arturo

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.