09 noviembre 2009

¿A qué obedece este empacho de muro de Berlín?

Ignoro por qué y a cuento de qué, pero cabe intuir que alguna finalidad tendrá el empacho de muro de Berlín que estos días se vive en Occidente --especialmente en la Unión Europea--, a propósito del 20º aniversario de su demolición.
Guillermo Pardo, en MigraMundo, apunta que quizá hablan tanto y tanto de los muertos para no hablar de los vivos, ni de los muros que siguen en pie... Los que separan México de EE UU, España de Marruecos en Ceuta y Melilla, Israel de Gaza, las dos Coreas, etcétera, etcétera y el muro más largo del mundo [exceptuada la muralla china]el que separa India de Bangladés; amén de los muros ideológicos, religiosos y económicos.
Hablar del muro de Berlín, ¡que ya ni existe!, es más fácil y, sobre todo, mistificador.
* Crónica sobre el cinismo, coprotagonizada por Hillary Clinton: "Los otros muros de la vergüenza que a nadie le interesa derribar", vía NUEVA TRIBUNA.
* Otra mirada sobre el episodio en PERIODISMO + DERECHOS HUMANOS.

4 comentarios:

  1. Además de mistificar, hablar del muro de Berlín debe reconfortar... y sedar. Y eso debe ser del gusto de muchos, porque se consume a raudales. Gracias por el comentario y el enlace. Apertas.

    ResponderEliminar
  2. Hola Félix, estuve en el blog de Guillermo leyendo el artículo tan magnífico respecto al tema. Estoy de acuerdo en todo lo que expone y en este empacho como bien dices tú, del muro de Berlín.

    Un abrazo

    Amparo

    ResponderEliminar
  3. amigo félix, conviene en estos tiempos recordar que por malo que sea el capitalismo, las alternativas son mucho peores, no vaya a ser que a alguien se le ocurra recordar que en las colas de pan se daba pan

    ResponderEliminar
  4. Amigo Pablo,
    En las colas del pan siguen dando pan.
    En todo caso, coincido contigo en que recordar no es malo, pero recordar de forma selectiva...

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.