06 enero 2010

Dinamarca, mixtificación, cambio climático y progresismo de salón

«Las pruebas de que la salud está seriamente amenazada por el cambio climático son muy consistentes. Sin embargo, en Copenhague los lideres políticos no han sabido estar a la altura de sus responsabilidades, con unos resultados decepcionantes. Entre las paradojas cabe señalar que la preocupación ha sido mayor por los efectos del cambio climático sobre los animales y las especies vegetales que sobre la salud humana...
«Un reciente y oportuno artículo en The lancet establece el paralelismo entre los esfuerzos por controlar el consumo de tabaco, prioridad sanitaria actual y la necesidad de evitar el cambio climático, que es la mayor amenaza para la salud en el mediano y largo plazo».
.. 
Matanza tradicional de calderones que se celebra cada año en las
islas Feroe (Dinamarca). Imagen capturada en 
El naveghable,

que incluye  un vídeo muy didáctico
Perspectivas nada halagüeñas
Si el cambio climático no se rdetiene, el mundo camina hacia un escenario en el que se multiplicarán exponencialmente las probabilidades de enfermedad y muerte para todas especies y también para el ser humano, según destaca la web dedicada a analizar el papel y las actividades de la industria farmacéutica, nogracias.eu, que enlaza con el artículo «Climate policy: lessons from tobacco control», en The lancet.
[A propósito de la ofensiva política contra el tabaquismo, desde un punto de vista sanitario es justificable, pero forma parte de una serie de mensajes mixtificadores que contribuyen a levantar una cortina de humo que disimula u oculta problemas más graves...]
El Estado danés ha hecho gala de algunas de sus esencias. No en vano, el caso de Dinamarca es altamente curioso porque, entre otras cosas, casi nunca se dice nada de que el empresariado danés --al igual que el holandés, país que también sirve de ejemplo de doble moral en aspectos medioambientales-- posea una de las flotas pesqueras más depredadoras del mundo.
Sin olvidar el papelón que Dinamarca, con su "simpática" monarquía al frente, ha jugado y juega en Groenlandia.
A quienes conocen someramente el funcionamiento de la élite económica danesa, cuyos criterios a la hora de adornar su imagen son similares a los de la casta comercial holandesa, no les extrañará que Juan López de Uralde (director de la sección española de Greenpeace) y otros tres ecologistas hayan sido arrestados y humillados en Copenhague, capital de un país cuyo gobierno es desde hace ya muchos unos años un ejemplo de progresismo...
DE INTERÉS: "Greenpeace y la injusticia danesa", en ESCOLAR·NET.

1 comentario:

  1. Ha sido todo bastante decepcionante. Personalmente pensaba que se iba a avanzar algo, pero ha sido como siempre. saludos.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.