16 febrero 2011

Medicamentos genéricos: Polémica gallega que va más allá de Pedrafita y de la salud

Desde hace ya varias semanas, en Galicia se vive un intenso debate --aunque más político y mediático que social-- debido a la decisión del Gobierno autonómico de crear un listado de medicamentos genéricos a expedir por los médicos del Servizo Galego de Saúde (Sergas), sustituyendo a sus homólogos de las marcas comerciales, lo que permitirá --según cálculos de la Xunta-- reducir la factura farmacéutica en unos 400 millones de euros anuales.
Cálculos aparte, es incuestionable que la medida ahorrará dinero y que sería conveniente ponerla en marcha. Pero es imposible consensuar en base al enfrentamiento.
El Gobierno central, alegando cuestiones competenciales y argumentando que todos los ciudadanos españoles tienen los mismos derechos en materia sanitaria, recabó el dictamen de la Abogacía del Estado y esta avaló la presentación de un recurso al entender que la medida de la Xunta podría ser inconstitucional.
..
[De hecho, existe un listado estatal de genéricos, si bien es corto y su valor legal --como norma de obligada aplicación--, relativo porque, entre otras cosas, el marco competencial en materia de salud es un jardín trufado de excepciones y particularidades, pues a la hora de hacer las transferencias hay tantas fórmulas como comunidades que han asumido esa competencia]
..
Por su parte, la industria famacéutica y, lógicamente, los farmacéuticos se oponen a la iniciativa de la Consellería de Sanidade por motivos fácilmente comprensibles.
En paralelo, hay familiares de enfermos y pacientes que reclaman a la Xunta que estudie una serie de excepciones a la norma, pues determinados genéricos no tienen exactamente las mismas propiedades ni los mismos efectos que los originales --tal sería el caso, por ejemplo, de fármacos destinados a personas con patologías psiquiátricas.
..
Desde los medicamentos hasta los presupuestos
En todo caso, si se analiza el episodio prescindiendo de siglas, la polémica que se vive en Galicia va más allá de los genéricos.
Sin menoscabo de legitimidades --que no de legalidades--, todo lo que se habla y escribe en Galicia sobre el lío de los genéricos es otra demostración de, por un lado, la insoportable levedad ideológica y la escasa vergüenza social de los dos principales partidos (PP y PSOE) y, por otro banda, es el bis de la pugna que ambos mantienen por controlar la Administración pública, espacio desde el que unos y otros ponen en marcha políticas clientelares.
En el lío de los genéricos --como en tantos otros-- los gobiernos gallego y central mantienen un pulso que además de absurdo es ajeno al interés general.
Si el Gobierno gallego del PP estuviera realmente a favor de uniformar derechos en todo el Estado y prescindiera de arbitrar constantes broncas antigubernamentales a costa de lo que sea, habría tramitado su propuesta de genéricos como una iniciativa apartidaria de ámbito estatal, buscaría apoyos y procuraría obtener respaldo social.
Y si el Gobierno central estuviera tan interesado como dice en que la calidad de los servicios públicos de salud sea igual en toda España, en lugar de lanzarse al ataque con toda la caballería jurídica del Estado habría reconducido el conflicto y aprovechado la iniciativa de la Xunta para consensuar una fórmula aplicable en todas las comunidades.
Pero ni unos ni otros están dispuestos a hacer Política con mayúscula, se limitan a practicar el partidismo.

2 comentarios:

  1. Tal vez una explicación a la actitud del gobierno nacional (PSOE) sea que "EEUU presiona para que no se utilicen medicamentos genéricos".
    http://www.nodo50.org/tortuga/Wikileaks-EEUU-presiona-para-que

    A estas alturas ya nadie desconoce que el gobierno del PSOE tiene una actitud totalmente entregista y lacayuna a los intereses de las multinacionales gringas.
    Ejemplos hay muchos, pero baste recordar las recientes humillaciones a que nos han sometido como colonia en los casos Couso y ley Sinde.

    ResponderEliminar
  2. El pp toma una medida totalmente impropia de sí, una esperada medida progresista, aunque deba revisarse en algunos aspectos. Y el psoe a su vez reacciona de una manera impropia de sus siglas, aunque no de su accionar efectivo.
    Si se trata de maniobras de distracción, lo estan consiguiendo. Pero la confusión da paso a la evidencia de que las diferencias entre ambos partidos varía entre delgada y nula.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.