30 abril 2013

¿Usted entiende que el PSOE quiera pactar con el Gobierno del PP?

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE), «alertado por el imparable "desprestigio de la política" y el riesgo de un "desistimiento social" de "incalculables consecuencias para la estabilidad"», según relata hoy El país, ha invitado al PP [es decir, al Gobierno de Rajoy] a sellar un pacto, textual: «Por el empleo, la modernización de la economía, el modelo de protección social y la lucha contra la exclusión social».
El PSOE de los trompos ideológicos y de la contradicciones ya practicó recientemente su singular "sentido de la responsabilidad" en el caso de los desahucios, y también lo hizo de forma precipitada e inútil.
Todo indica que la insensatez del sector más "políticamente correcto" de la socialdemocracia es grave y que, a lo peor, hay premeditación (¿o es simple estupidez política?) en esa cíclica insistencia en alcanzar pactos de gobernabilidad o de estabilidad, ahora con un Gobierno de derecha pura y dura que ya ha destruido gran parte de los avances sociales que la sociedad española tardó décadas en alcanzar, y con el agravante de que esa demolición se hace básicamente para salvar a los bancos que se arruinaron especulando.
Hace unos días, el recién reelegido secretario general de UGT, Cándido Méndez, también alzó la voz para anunciar que está dispuesto a sentarse a negociar con el Gobierno. ¿Ahora y aquí, qué puede negociar un sindicato de clase con el actual Gobierno?, ¿negociará una dulcificación de las condiciones que permiten a las empresas aplicar de forma unilateral rebajas de salario y EREs?, ¿negociará un aumento de 20 a 21 días para las indemnizaciones por despido improcedente?, ¿o negociará que sean diez en vez de nueve los inspectores de Trabajo que salen a la calle y visitan fábricas y tajos para comprobar que se respetan normas básicas de seguridad e higiene laboral?
La dirección actual del PSOE y sus aliados (léase Méndez, por ejemplo) parecen convencidos de que un Estado democrático de Derecho exige construir verdades y objetivos sociales uniformes. Si fuera así, para qué canastos ir a votar...
Ganó el PP y sin entrar en un análisis que es interminable, es evidente que el PSOE está en la oposición y debería defender su alternativa... ¿O ha renunciado a tenerla y defenderla?
Con el paso de los años y anclado en la transición, el PSOE se ha olvidado de un fenómeno que la historia ha probado hasta la saciedad: Consenso sagrado = democracia débil... Y a medio plazo, democracia limitada o destruida.
..
RELACIONADO: "¿En qué medida el PSOE es de izquierdas?"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.