28 septiembre 2014

La Generalitat organiza una consulta y el Gobierno de España miente: ¿Por qué y para qué?

El Constitucional suspende la convocatoria contradiciéndose a sí mismo, pues en 2010
avaló la legalidad de las consultas «no referendarias» (ver actualización al pie del post)
..
Lo han conseguido: la confusión ya es prácticamente total. Han logrado que la inmensa mayoría de los ciudadanos no residentes en Catalunya y Euskadi crean que la consulta convocada por el Gobierno catalán es un referéndum que decidirá legalmente si esa comunidad autónoma se convierte en un Estado independiente. Eso es falso, pero han conseguido que parezca cierto.
Son especialistas en las que quizá son las cinco perversiones fundamentales que pusieron en práctica y sistematizaron propagandistas como el doctrinario Plejánov y el fanático Goebbels, entre otros precursores de la enajenación de masas:
1. Reescribir la historia;
2. Vestir las mentiras con prendas de lujo, enriqueciéndolas con retórica jurídica y adornos ideológicos (casi todos de orden religioso: dogmas);
3. Repetir las falacias hasta convertirlas en certidumbres;
4. Asociar los conceptos unidad (uniformidad) y futuro (felicidad), y
5. Otorgar a la Constitución la calidad de derecho natural (...o divino) invariable e irrefutable.
..
Con independencia de los motivos y/o intereses que defiendan
las empresas propietarias, la mayoría de los medios coinciden
en una cosa: contribuyen perversa o ingenuamente
a la ceremonia de la confusión
313 años: 1701-2014
La lid españolismo versus catalanismo sólo es una más de las existentes entre naciones de la vieja Europa y tiene más de tres siglos de historia; exactamente, 313 años, pues el enfrentamiento se inició en 1701, al estallar la guerra entre:
* Los absolutistas, liderados por el candidato a monarca de los Borbón, entre cuyas intenciones figuraba con letras de oro la supresión de los criterios descentralizadores de la Corona de Aragón, y
* Los monárquicos federalistas, cuyo candidato a jefe de Estado era de la casa de los Habsburgo, que anunció su deseo de mantener la unidad de los reinos hispanos sin destruir el mosaico.
A la postre, resulta que con distintos pero parecidos protagonistas y con ligeras variantes en los argumentos, la lid que estalló a inicios del siglo XVIII entre los precursores de la una-grande-libre y los partidarios de la unión de las Españas no está cerrada.
[Aquella guerra no fue de sEcesión, sino de sUcesión]
Lo único que realmente ha cambiado en el largo enfrentamiento entre los uniformadores de España y los partidarios de las Españas es que durante la dictadura del general Franco renacieron con fuerza los movimientos nacionalistas, pero con una particularidad: en Catalunya los secesionistas constituían una exigua minoría... hasta finales de los años noventa
De hecho, la proclamación de la República Catalana en 1931 por parte de la hoy satanizada ERC de Francesc Macià no rompía con España, sino que apostaba por la federación de las Españas.
El sentimiento independentista catalán se reforzó a la sombra de la represión cultural y social del franquismo, cierto, pero conviene subrayar no sólo que era minoritario, sino que además perdió gas con la llegada de la democracia (o si se prefiere, con la instauración de la monarquía parlamentaria).
Sin embargo, paradójicamente, el independentismo que había propiciado el franquismo y que luego había perdido relevancia con el parlamentarismo ha cobrado renovadas fuerzas gracias a que el gran partido de la derecha española es ultranacionalista y defiende una versión disfrazada del una-grande-libre, de modo que antes con Aznar y ahora con Rajoy ha puesto en marcha mal disimuladas iniciativas con la expresa finalidad de uniformar el mosaico política, cultural, económica y sentimentalmente.
..
Aznar y Rajoy, entre los mejores promotores del soberanismo
El resultado es aparentemente chocante: Aznar y su heredero, Rajoy, han logrado que el catalanismo soberanista gane crédito
Digo que los resultados sólo son aparentemente chocantes porque en rigor eso no es un fenómeno sorprendente ni novedoso, pues la reacción habida en Catalunya y otros territorios ante la actitud de los gobiernos de Aznar y Rajoy es habitual en todas las democracias parlamentarias cuando el poder se dedica a imponer dogmas, máxime si son uniformadores.
..
[INCISOUna de las falacias más difundidas consiste en afirmar que la recesión económica es el origen del segregacionismo. Ayuda, cierto, pero no es la raíz. Esa curiosa tesis la propalan con entusiasmo los nacionalistas españoles, que prescinden de que el independentismo catalán emergió poderoso durante la época de "vacas gordas", con Aznar al frente del Gobierno.
No obstante, es más cómodo y tranquilizador alimentar teorías para que los ciudadanos se olviden de que el gran salto hacia adelante de los independentistas se produjo cuando la economía española era la envidia del mundo, según alardeaba Aznar y según creían la mayoría de los ciudadanos, catalanes incluidos.
Lo que sí han hecho la recesión y la corrupción es aumentar el número de ciudadanos que han descubierto que el Estado español es ineficaz y absurdo, lo que en Catalunya ha provocado que numerosas personas vean con simpatía el independentismo para huir de esa España corrupta y dogmática que para salvar bancos recorta servicios y endeuda el país.
Ese sector del "independentismo" catalán, el de quienes rechazan a un Estado español desastroso, ha crecido exponencialmente]
..
Ahora, para redondear el rosario de medias verdades y mentiras, el Gobierno y su corte mediática han conseguido que la mayoría de los ciudadanos crean la mentira de que la consulta es un referéndum.
Muy probablemente, CiU juega al independentismo para tapar problemas más acuciantes y puede que el PP logre un éxito rotundo recurriendo una vez más al patriotismo para tapar la corrupción y la ruina causada por los especuladores, entre otras cosas; pero por encima de todas las elucubraciones que tanto abundan estos días, hay documentos y leyes vigentes [incluida la ley de consultas de Catalunya] que demuestran sin dejar resquicio a la duda que la convocatoria de la Generalitat no es un referéndum; es decir: el Gobierno español, el PP y los ultraespañolistas mienten.
¿Por qué mienten?
La respuesta a esta cuestión es básicamente interpretativa y usted, amable lector/a, está perfectamente capacitado para llegar a las conclusiones que estime más creíbles o racionales.... y sus conclusiones serán parecidas e incluso pueden ser idénticas a las mías si tiene en cuenta lo esencial: es falso que una consulta no vinculante sea anticonstitucional porque la Constitución NADA dice a ese respecto.
..
NOTA:
El nacionalismo español es ajeno al nacionalismo castellano, al margen de que los españolistas se hayan apropiado de numerosas señas de identidad, valores y bienes culturales de Castilla, (caso del idioma, que en su día fue rebautizado "español" por la RAE), al igual que han hecho con señas y valores de otros territorios.
..
ACTUALIZACIÓN (29 septiembre 2014):
El Tribunal Constitucional (TC) del Reino de España ha admitido a trámite el recurso del Gobierno central al estimar que la consulta «no referendaria» [expresión jurídica que equivale a «legalmente no vinculante»] convocada por el Gobierno autonómico catalán para el 9 de noviembre podría ser anticonstitucional.
En consecuencia, el TC hace suya la trapacera tesis de que es un referéndum, adopta una posición política y suspende la ley autonómica recién aprobada, la cual, por cierto, ha contado con el respaldo de 8 de cada 10 diputados del Parlament.
No es la primera vez que el TC toma decisiones "singulares", en 2007 la politización también dejó profunda huella: "La credibilidad del Constitucional, a la baja".
Además, el dictamen del TC advierte de que incurrirán en delito penal las instituciones y las personas físicas y jurídicas que hagan campaña en pro de la consulta (lo que equivale a limitar la libertad de expresión). También serán reos de delito, según el TC, quienes hagan (o contribuyan a hacer) preparativos para celebrar la convocatoria, e incluso amenaza con que sean acusados de sedición, ¡traición a la patria!; lo cual es equiparable a pasarse al enemigo en estado de guerra... ¡!
La decisión del TC, cuyo pronunciamiento bate marcas en cuanto a celeridad, constata la ausencia de criterios estables o lo que es peor: los magistrados hacen gala del más vulgar de los oportunismos políticos, servir al partido del gobierno de turno.
He aquí la prueba del sinsentido:
..

4 comentarios:

  1. Con unos medios cainitas e indocumentados volitivamente, tenemos lo que tenemos. En efecto, ahora sabemos a ciencia cierta que en 1977 nunca salió un millón de ciudadanos a la calle. ¿En manos de quienes estaba aquella información? ¿En qué manos está ahora? El talento público nunca ha sobrado aquí, al menos desde 1934, y la extrema humedad producen estados frenéticos. Esa es la demanda de autonomía que hubo y que un joven gobierno que venía del franquismo no supo gestionar y tenía más prisa por legitimarse que por gobernar con sentido de Estado. En la República francesa no habría pasado, pero aquí nos ha costado un Congo, además, tenemos la tercer peor nota de matemáticas y estamos en la banda baja en la esperanza de vida del Estado (eso son hechos probados). ¿Qué hemos ganado además de frenéticos septiembres y unos medios públicos que en Europa no pasarían la barrera mínima de la deontología profesional? Por favor, lo “del derecho a decir” es un vulgar y vacuo eslogan, poco democrático que no se osa llamar las cosas por su nombre, y causan rechazo en los democráticos Quebec y Escocia (y lo del pseudo referéndum es de juzgado de guardia), y aquí unos pocos se tragan, con seguidores de algunos partidos políticos más problemáticas, mesiánicos y menos ilustrados de Europa. En definitiva, que con esta suerte de democracia congresista o futbolística, donde cualquier ser, por negligente y carente de adecuada formación y sentido común, pueda encabezar lo que fuere, dice poco de un país, simplemente que la comprensión lectora está por los suelos. En definitiva, populismo y más populismo donde demasiados canales de tv causan estragos en el personal. En cualquier caso ¿Qué puede esperarse si vamos por el 8º o el 9º año de crisis? En un contexto de elevado endeudamiento, con la vivienda por los suelos, y demasiados bancos zombis. Claro que sí la escuela, además de hacer patriotas, hubiere enseñado algo a los chicos, esto no pasaría, pero aquí el clima y el relato de la Historia, al menos desde el otoño de 1934, causaron estragos a los de aquí y a los de allá. Sin duda y no para bien, siempre se repite. Aquel otoño causo estragos en el país, y aunque nos habíamos recuperado, pero leyes placebo, sin consenso interior, y la deficiente lectura de aquellos procesos está a punto de dividir más al país. En cualquier caso donde en Política no se interesa la verdad, existe el riesgo de devenir un país roto y fracasado.

    ResponderEliminar
  2. Es evidente que el Gobierno miente, miente e intoxica, confunde a sabiendas, interesadamente. Miente sin escrúpulos; si no los tuvo para llevar a la ruina a la mitad de la población del Estado, ¿iba a tenerlos ahora por mentir? Saben que sabemos que mienten, pero su menosprecio por el ciudadano es demasiado grande para que les preocupe. La mentira es para esta camarilla "peccata minuta". Y no es sólo que mientan, hacen algo más que mentir: han hecho de la mentira sistemática su metodología, su praxis política.

    Lo que presentan como "referéndum soberanista" tiene mucho más de mera encuesta que de propuesta de secesión, pero lo venden como interesa a lo más autoritario, añejo y casposo que tienen entre sus filas. Son pirómanos que luego protestan enérgicamente por el fuego que ellos han encendido. Y tienen valiosas ayudas en los medios, incluso en EL PAÍS, que en su editorial de ayer hacía auténticas cabriolas de mono, descabelladas piruetas intelectuales para justificar la prohibición y la represión.

    Gobiernan CONTRA las mayorías ciudadanas, contra los catalanes y contra los que no lo son, contra las mujeres, contra los desfavorecidos. La unidad con la que sueñan es la unidad impuesta por la fuerza y contra las voluntades. Sostienen que son SUPER demócratas, y que adoran las votaciones, pero que no pueden admitir una votación ilegal. Se delatan, sin embargo, porque NO HAN MOVIDO UN DEDO, para hacerla legal. Modificaron la Constitución de la noche a la mañana para introducir cambios sobre el déficit del Estado, pero ahora no pueden cambiarla para atender la voluntad expresa de unos cuantos millones de catalanes. Son así de tramposos; así de burda es su mendacidad. ¡Ni siquiera necesitaban modificar la Constitución! Si están tan interesados en las votaciones LEGALES ¿por qué no la convocan ELLOS, con legalidad? Pero pedir coherencia a estos saqueadores de las clases humildes sería aún mucho más que pedirles honestidad.

    Mientras tanto, el largado, dimitido y echado Gallardón enjuga su fracaso político enrolándose en un cargo por el que cobrará 8.500 euros al mes, trabajando un día por semana. Le ha faltado el tiempo. ¿No es verdad que el fracaso político y personal, el ridículo social, deben hacerse así mucho más llevaderos?

    ResponderEliminar
  3. Sin quitarle el derecho a los catalanes a preguntar lo que quieran. No entiendo por qué dices que no es una consulta soberanista. Las preguntas ya están preparadas y son: " quiere usted que Cataluña sea un estado" "en caso afirmativo, quiere que sea independiente" Creo que están claras las intenciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le ruego que relea el texto, NO niego que sea una consulta soberanista o que sirva a una táctica política que promueve (legítima y legalmente) el independentismo, lo que NIEGO es que sea un referéndum legalmente vinculante. Si el 9-N ganara el sí, que lo dudo, el día 10 Catalunya seguiría siendo una comunidad autónoma del Estado español.

      Eliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.