04 octubre 2006

Muros en EE UU, Arabia, España, etcétera... pero el de Israel es «único»

Al parecer, el único muro antihumano contemporáneo es el que Israel ha levantado a lo largo de su frontera con el embrionario Estado palestino. La prensa, radio y TV (sea cual sea el canal) han creado la percepción de que ese muro es único en el mundo, pero los hay por doquier.
El último país en incorporarse a la ancestral propensión humana a levantar muros defensivos es Arabia Saudí, cuyo gobierno es ejemplar donde los haya...
..
Frontera indo-paquistaní
Un remedio secular
La tradición de levantar muros viene de lejos, aunque ningún poder terrenal o Estado ha sido capaz de emular la muralla que el imperio chino edificó en su frontera septentrional, que es la obra militar de defensa y la infraestructura humana más larga y costosa de cuantas ha levantado el hombre.
Pese a ello, el muro israelí es el más famoso y comentado, ¡vaya usted a saber a qué obedece esta fijación político-mediática!
Se habla y se escribe de los significados de ese muro y casi nada de los motivos que puedan tener o tienen los muros perimetrales que el Gobierno español ha levantado en las ciudades norteafricanas de Ceuta y Melilla, o del que levanta EE UU en su frontera con México, o de la doble alambrada y los campos minados que divide Corea, o el cerramiento que Marruecos ha construido para apropiarse del 80 % del territorio del Sahara Occidental, a los que ahora se suma el muro que el régimen de los Saúd se apresta a levantar a lo largo de la frontera con Irak.
Pasan los años y el único muro del que se habla y escribe es el que ha levantado el Gobierno de Tel-Aviv. ¿Será que las imponentes vallas de Ceuta y Melilla sí están justificadas?, ¿y también está justificado el proyecto saudí, de cuyo ingenioso diseño informa la bitácora Guerra Eterna?
Los únicos amurallamientos que merecen seguir en pie son el de China, los medievales de Ávila o Carcasona, el romano de Lugo y otros de similar valor patrimonial o histórico; del resto de muros, sin excepciones ni antisemitismos mal disfrazados, habría que hablar siempre para mal. Sin excepciones.
No hay muro bueno... ¿o sí?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.