14 septiembre 2007

Otra vuelta de tuerca en el canon digital

La revisión del canon digital que ultiman la Administración, la industria y los gestores de los derechos de autor prevé que cada teléfono móvil dotado de un dispositivo MP3 sufra un gravamen de entre 1 y 1,5 euros; a cambio, así lo ha planteado la Administración, los discos duros de los ordenadores no sufrirán ningún gravamen por ese concepto.
¿Acaso insinúan que la SGAE hace un favor a los ciudadanos por renunciar al cobro de un derecho objetivamente inexistente?
En la España del siglo XXI siguen vigentes los criterios que hicieron posible el enriquecimiento de los más pillos. Sólo así se entiende que la Administración presente como un gran logro la rebaja del singular impuesto que la SGAE (¡derecho!, dicen) cobra por cada cedé o deuvedé virgen que se compra.
Es decir, cada vez que un estudiante compra un disco para grabar apuntes o trabajos, la SGAE cobra un porcentaje. Hay más ejemplos igual de chuscos. ¿Y esa barbaridad jurídica es propia de un Estado de Derecho?
..
Los socialistas están dispuestos a satisfacer la codicia
El Gobierno es partidario de avalar lo esencial de la revisión pergeñada en aplicación de esa curiosa teoría según la cual debe haber una remuneración compensatoria para los autores ¡por las copias privadas que pudieran hacerse, aunque no se hagan.
Que se hagan o no es pecata minuta. Este cargo impositivo debe ser abonado de forma indiscriminada por todos los compradores de determinados equipos y soportes.
El Gobierno está dispuesto a aceptar la revisión pactada siempre que el gravamen a cobrar por las SGAE y demás sociedades de gestión de derechos no supere el 5% del precio de venta al público del MP3 o del móvil. A cambio, ¡que buenos son!, se reducirá el canon que paga automáticamente el comprador de un cedé, un deuvedé, un escaneador o una impresora.
La Comisión Europea, a instancias de la plataforma Todos Contra el Canon, se ha pronunciado al respecto y estima que el sistema impositivo que se aplica en España es inadecuado y ajeno a la vigente aunque incompleta directiva (ley) comunitaria, motivo por el que Bruselas estudia una propuesta específica para regular las copias privadas.
Por otro lado, esta misma semana el presidente del Gobierno ya lo ha dejado claro: España juega en la Champions... ¡de los Derechos de autor!
ENLACES DE INTERÉS:   
Plataforma Todos Contra el Canon;   
Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), y  
Bufet de abogados Almeida, que incluye sentencias y asuntos referidos al canon y a los derechos de autor o de la propiedad intelectual.
EN OTRAS BITÁCORAS y con relación al canon:  
"La nueva ley de propiedad intelectual",    
"Manos arriba..." y   
"Ya estamos canonizados digitalmente".

6 comentarios:

  1. Me encanta este artículo. Quizás tenga mis propias percepciones al respecto, como individuo. Una de ellas es que cada vez más, la cultura del compartir, se abre paso ante la cultura del consumo. Al menos, eso es lo que yo veo. Un colectivo de Cáceres al que admiro, por ejemplo, posee un estudio de grabación bastante profesionalizado, cobran por las horas de grabación en dicho antro, pero cada "x" tiempo, expulsan una maqueta de instrumentales "libres", para que se las descargue quién quiera, cuándo quiera, para hacer lo que sea.
    Por otra parte, me gusta imaginar que el oficio de músico vuelve a los orígenes juglar-trovadorescos del mismo: VENDER los discos quizás no resulte tan rentable y, al contrario, resultará rentable pasar un año entero en un camión haciendo directos.
    Hay quién confunde autogestión con chapuza. Hoy día, con los medios técnicos de que se disponen, nada más lejos de la verdad. Yo mismo, sin ir más lejos, hago grabaciones que, si bien no tienen la calidad de un estudio, tampoco es un sonido totalmente basura. Y si yo puedo...

    Nos vemos en conciertos. Cerremos la SGAE.

    ResponderEliminar
  2. a mí me resulta increíble que un gobierno de izquierdas se esté plegando a semejante dislate. es que nada en este tema tiene sentido. porque si yo compro legalmente un cd y me da la gana de convertir sus canciones a mp3 para llevarlas en mi móvil, en la radio del coche o donde sea, ¿qué tiene eso de ilegal? están dando por sentado que todos delinquimos! esto no atenta contra algún derecho fundamental?

    ResponderEliminar
  3. No sé, Félix, yo te leo cada día y me agoto...
    Vivo sin vivir en mí: ¿me quito de autónoma, no compro CDs, me cambio de sexo para cobrar más, emigro...?

    En fin, que buenos días.

    ResponderEliminar
  4. Sigo desde hace tiempo tu espléndida bitácora, Félix, y me gustaría que me permitieras incluir tu blog entre los que destaco en mi página con el Feevy.
    Espero tu respuesta, y enhorabuena de nuevo.

    ResponderEliminar
  5. Ha habido denuncias y juicios contra el cobro del canón, y han sido ganados.
    El problema es que los denunciados han sido los establecimientos que han vendido los dvds o cds y se han visto obligados a devolver ese importe.

    La cadena se ha quedado ahí, el establecimiento no ha seguido a su vez con la denuncia. Lo interesante es que todos siguieran con sus denuncias respectivas y se llegara hasta la SGAE.

    De otra forma queda en hechos aislados y anecdóticos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Felix, volviendo con el tema del canón, esta mañana he ido a una tienda para comprar Dvds, cuando le dije a la señora que necesitaba una factura, me amenazó con cobrarme 0'60 céntimos más por cada Dvd.
    Muy amablemente le dije que no eran ni para grabar música, ni para grabar películas, que eran para grabar mi trabajo, me respondió que ella tiene que rendir cuentas ante hacienda y que tenía que cobrarme el canón, cuando le expliqué que podía reclamarle judicialmente la devolución de ese canón porque era injusto, me ofreció hacerme la factura por otro concepto.

    Palabrita del niño Jesús, que me ha pasado esta mañana.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.