01 noviembre 2007

La Cope lanza la especie de que el juicio del 11-M es un "pasteleo"

La cadena de emisoras de radio de la Iglesia Católica, Apostólica y Romana (Cope) no ceja.
Hoy en el programa que conduce Federico Jiménez Losantos se ha insistido, por ejemplo, en que la sentencia por el juicio del 11-M nada dice de los «falsos suicidas» de Leganés, refrendando a tesis de que el suicidio colectivo de los yihadistas no fue tal sino un asesinato de Estado para impedir que revelaran quién ordenó poner las bombas.
La cadena católica es el altavoz de un individuo que al comentar la sentencia dice barbaridades como esta: «Se avala la versión oficial y extraoficial, siempre sospeché que pastelearían, lo que me sorprende es la falta de pulcritud intelectual». Son palabras textuales de Jiménez. Y César Vidal, la otra gran estrella de la Cope, ha puesto la espuela diciendo que «creo que podemos darnos por satisfechos si esta noche no asaltan las sedes del PP».
¿Qué será lo siguiente?, ¿de qué bula legal disfruta la Iglesia Católica para que sus emisoras sean el único medio de la Unión Europea que tiene derecho a difamar a las instituciones, incluida la Justicia?
CON ANTERIORIDAD:

4 comentarios:

  1. La COPE es un cáncer de nuestra sociedad.
    A veces no se que es mejor si denunciar sus barbaridades o hacer como el que no pasa nada y no darles publicidad.

    ResponderEliminar
  2. Caminaba por la Alameda Principal de la ciudad de Málaga cuando me encontré por casualidad con el conocido enterado y correveidile Paco Sotovoce. Nos saludamos como corresponde a dos conocidos de hace mucho tiempo y luego de los comentarios de rigor se acercó a mi oído derecho (jamás habla al izquierdo por eso de la coherencia) y me comentó que “según fuentes bien informadas el fallo del 11-M había sido un pasteleo”. La suerte (buena o mala según la xenofobia del que mire) me hizo argentino y en nuestro país la palabra pastelear no es de registro cotidiano, así que dada la importancia del tema volví corriendo a casa y tome el Pequeño Lozanitos Ilustrado para salir de dudas. Allí me entero que pastelear se definía (y se define aún) como el “contemporizar por miras interesadas”. Sorprendido ante la gravedad del asunto tome mi móvil (de fabricación nacional) y digité, veloz pero preciso, el número del Big One.

    Extrañamente este me atendió enseguida, reconociéndome, y me saludo con un “Hola Yeyo ¿Cómo andas vos?”, en un fallido intento de copiar el modo de hablar rioplatense. Sin dejarle casi terminar con su saludo y por eso de zapatero a sus zapatos le pregunté a bocajarro “Che, pepeluí ¿Es cierto que el fallo del 11-M fue un pasteleo?”. A lo que él me respondió, con voz de Júpiter Tonante (tengo que averiguar su marca de móvil) que nada de pasteleo, que con ese fallo “se ha impartido justicia, y sobre esta justicia tenemos que seguir adelante fortaleciendo la convivencia”. “¿Pero estás seguro de esto? –repregunté--. Mirá que lo del pasteleo aparentemente lo ha dicho el efejota”. “Yeyo –me respondió pepeluí- te aseguro que la actuación policial y judicial ha demostrado "la gran fortaleza que tiene nuestro país y el Estado democrático de Derecho". Corte la comunicación luego de mandarle saludos para la jermu y la family y me quedé con una rara sensación de dejavu que te cagas pero al menos ya tranquilizado por el Big One.

    Luego decidí escuchar por mí mismo los dichos de la kopec, para lo que encendí mi receptor de radio y ¡Demonios! del altavoz brotaron rayos y centellas que impactaron en uno de mis seis gatos, el cual quedó como aquel guiso que comí de pequeño cuando mi madre gritaba por la ventana “¡A comer!” para que los vecinos pensaran que teníamos plata. Entre tanto imperativo y gerundio distinguí una voz sobrenatural que invocaba a las mil plagas del infierno para que cayesen sobre la cabeza del pepeluí, que seguramente no está vacunado contra ninguna de ellas excepto la habilidad política y al fin distinguí la voz del efejota diciendo “yo pasteleo, el pastelea, tu pasteleas…”, en un claro intento de imponer el verbo. ¡Coño! Pensé, si que este tipo tiene las agallas bien puestas, como los boquerones y las merluzas, pero me parece que se le están yendo tó losantos al cielo, y repetí ¡Coño! Golpeé la radio hasta que se quedó quieta y me tendí sobre mi sofá preferido, el único que tengo, a meditar hasta que me quedé dormido.

    Y tuve un sueño. Un sueño en el cual todos los hombres éramos hermanos, menos los santos.

    (Perdón por lo extenso)

    ResponderEliminar
  3. Yo sigo alucinando en colores. Ahora a una sentencia firme y bien ponderada se la tacha de "pastelera". De los "illuminati" de la COPE ya paso, porque me enveneno.

    Muy bueno el comentario del pibe de la planta de arriba...ja!ja!ja!... el del rioplatense... el Big One, etc.

    ResponderEliminar
  4. EL LIBRO DE LA SEÑORA DEL JUEZ



    Rafael del Barco Carreras



    No me llama la atención que la señora Elisa Beni, periodista célebre en su casa y la propia Audiencia, escriba un libro. Si la enorme incidencia de la televisión convirtió el impresionante cráneo de su señor marido Don Javier (Fernando Alonso) Gómez Bermúdez en el más célebre durante cuatro meses, impactando, pues ¡a sacarle provecho!. En mi artículo sobre el juicio, tuve más insultos que lectores. Así pues no insistiré sobre un Sistema Judicial que al parecer ya les va bien a la mayoría. Hasta que sufren uno de sus innumerables atropellos, y se desvanece la romántica idea que la Justicia existe, pasándose a despotricar, y descubriendo que no tenía ni idea de cosas tan simples como que ese presidente de la Sala, y todos los presidentes de Sala, son amigos de sus colegas (y si son enemigos puede que sea peor) con quien juzgarán trasformándose en una sola voluntad e intereses. Nunca me hizo gracia el chascarrillo; una Sala la componen, el presidente, el ponente y el durmiente. Y lo único que se le ocurre ante el libro al ofendido compañero de Tribunal es invocar la amistad.

    “La soledad del juzgador”, sí, un solo hombre decide miles de años de cárcel y sobre el dolor y sentimientos de las familias de las víctimas. La sentencia, ni bien ni mal, otro producto del Sistema. Un sistema surgido de siglos de dictadura, lejano a cualquier concepto democrático. Y a la AMIGOCRACIA se une la ENDOGAMIA, siempre unidas cuando el cotarro y presupuesto público se reparte por oscuros caminos, la señora Gómez aporta a la economía doméstica otro sueldo oficial de la propia (de posesión) Justicia.

    La sentencia se construiría entre una jefa de prensa, una sociedad mercantil para el provecho posterior, y al aire que dictaran los medios, contentando a los más (en definitiva posibles compradores del libro) que ya decidieron la culpabilidad y hasta quien NO FUE (la ETA) en el juicio paralelo.

    Ver…www.lagrancorrupcion.com



    Pero a pesar de los insultos, repetiré mi escrito del 4 de julio, recién terminado el juicio. Y aunque me repito por enésima vez en personajes y conceptos, como me aconsejan los ya crecientes lectores y amigos de INTERNET…no importa, la gente se olvida por comodidad… eso de la Justicia, para la mayoría, es cosa de otros, como los accidentes… hasta que le ocurren a uno.







    SOBRE EL “11 M”, Y NUESTRO PECULIAR SISTEMA JUDICIAL.



    Por Rafael del Barco Carreras



    Tras cuatro meses de juicio, según la Televisión Pública o los medios adictos al Poder, TODAS LAS TELEVISIONES, y el gran Grupo PRISA, no cabe duda de que los acusados son los autores y la teoría de la conspiración un puro derrame cerebral o pataleta de los del Partido Popular, y de leer El Mundo y oír la COPE, ni de lejos se ha probado nada más allá de una cascada de corrupciones policiales acusando a sus propios confidentes, pruebas prefabricadas o amañadas en el inframundo del tráfico del hachís, hilvanando una novela. Se podría afirmar que si los tres jueces, o SOLAMENTE DOS, se decantaran por una u otra de las ideologías que “parece” conforman las fuerzas políticas españolas, los acusados saldrían condenados o libres. Y si nos atenemos a la visible politización de los medios jurídicos y hasta diría de la “profesión jurídica” en todos sus campos y especialidades, jueces, fiscales y abogados, dándose la paradoja, que generalizando, el Régimen es dominado en un curioso y abusivo porcentaje, lejos de la mayoría de las demás “democracias”, por los “abogados”, decantarse por una u otra opción, transformando las pruebas EN DOGMA DE FE POR SU REAL SOBERANÍA, es más una interesada arbitrariedad que sentido de Justicia. Y lo que podría provocar el dominio de una “escuela” en cuanto su aplicación de “doctrina y leyes”, no crea más que un caos “controlado” por oscuros intereses, donde otro de los “negocios” la eternización, enfeudando al cliente y la sociedad a un estamento “profesional”.

    Para quien como yo sufrió el Sistema, descubriendo a través de veinte años, además de la “total corrupción” de quienes me acusaban los “socialistas barceloneses” de “Serra y Maragall”, en perfecta o interesada asociación con los De la Rosa y la íntima relación de sus abogados Juan Piqué Vidal y Rafael Jiménez de Parga con el mío Luis Pascual Estevill, de tan corrompida idiosincrasia que los dos grupos, cada uno por su lado, unos con FILESA O TIME EXPORT, chantajearon o extorsionaron a empresarios (puede que hasta a De la Rosa), y según la prensa “los primeros espadas en la abogacía barcelonesa” lo hicieran con sus “clientes empresarios”, dudo muy mucho de ese y cualquier juicio donde se litigue con grandes intereses gubernamentales de por medio (y en los otros tampoco por su gran número y farragosas instrucciones). Y puesto que en cualquiera de los “grandes temas” se involucran siempre intereses de “gobierno y partido” porque legal y burocráticamente el Gobierno y Estado lo envuelve absolutamente TODO, tanto lo estrictamente legal como por la enorme corrupción el mundo del delito, donde abarcaríamos desde la muy rentable “doble contabilidad”, delito fiscal, hasta la droga o prostitución, ¿DIEZ, VEINTE, TREINTA, o los que sean, BILLONES de las antiguas pesetas al año?, TODO ES POSIBLE. Y en España no hay MAFIA que triunfe de no incardinarse, o simplemente creada en el “mundo funcionarial-político”. Lo saben bien mafiosos franceses e italianos (invadiendo España tras la muerte de Franco), primero, y del Este y sudamericanos después, que sufrieron la “efectividad policial española”, al actuar por “libre”. Conocí a muchos de ellos en la cárcel.

    Cualquier abogado, casi todos, coinciden en la respuesta de que otros SISTEMAS, democráticos, de elecciones directas de fiscales y hasta jueces o policías, de jurados mixtos o total, de doble instancia sin paliativos (donde los jueces son más árbitros que reyes de Taifa), de división ABSOLUTA de los poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial, también son susceptibles de CORRUPCIÓN Y ERRORES JUDICIALES. Pero los demás no van contra dirección, somos nosotros, y Manuel Jiménez de Parga (fundador y socio del bufete con su hermano Rafael, a los que no les molestó la Ética, Moral y Reglamento Profesional al actuar de acusador cuando los hechos involucraban a sus también clientes Banesto, Garriga y De la Rosa), un interesado demagogo cuando como Presidente del Tribunal Constitucional, a la condena de la ONU contra España por incumplimiento de La Carta de Derechos Humanos en cuanto a la sustitución de la DOBLE INSTANCIA por los complejos recursos al SUPREMO, solo se le ocurrió que la ONU no tenía jurisdicción, y que nuestro Sistema garantizaba los derechos del justiciable.

    En mi caso no garantizó nada (hasta se perdió un recurso al Supremo, tirado a la papelera por una mujer de la limpieza, publicado por El País en f. 8-3-83), y por lo vivido en la cárcel, el Sistema solo garantiza que la marcha atrás en cualquier error sea más que imposible y embarullado de no interceder la GRAN ARBITRARIEDAD de los jueces y su pirámide burocrática de Poder. Un triste ejemplo los dos marroquíes violadores que por los 93 conocí en la enfermería de Brians (yo trabajando para redimir al máximo y ellos “aislados” por seguridad), tan desorientados que rezaban cara a Madrid en lugar de La Meca, y que al advertírselo se convirtieron en amigos míos, uno muerto en prisión y otro liberado QUINCE AÑOS DESPUÉS, ya cumplida la condena, cuando el ADN, detenido el verdadero violador, demostró que de algunas de las violaciones de que fueron acusados no eran los autores. Y a la Prensa, justificando, solo se le ocurre publicar que se “parecían”, para su desgracia NADA más allá que la vulgaridad de rostros de la “perra vida”.

    Figurarse una Sala de Justicia con Luis Pascual Estevill (que ni de lejos es un “caso aislado” como predicaba el ínclito Fiscal Jefe Vitalicio de Barcelona, José María Mena, uña, carne y sucesor del gran Carlos Jiménez Villarejo, los dos declarados de “izquierdas” del PSUC) y amiguetes…y en el Supremo otros de la cuerda…!Da vértigo!...y le puede suceder a cualquiera…en ese orden de cosas transitamos por tan viejas carreteras, reconstruidas y perfeccionadas en el refinado franquismo, que los accidentes ante la masiva circulación actual…son MASIVOS, y siempre atribuidos a fallos del conductor víctima…

    Si la corrupción marbellí ha comportado NOVENTA Y PICO DETENIDOS E INVOLUCRADOS (y aun faltan de más arriba), y EN BARCELONA SE DETUVO Y RETUVO A TRES de escasa o nula incidencia en el gran desfalco…ALGO FALLA MASIVAMENTE EN NUESTRO SISTEMA…más allá de los lógicos fallos humanos…

    Y para detalles consultar www.elconsorcio.net donde encontrarán casi todo mi libro no editado “Barcelona 30 años de corrupción”.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.