28 abril 2008

El tribunal supremo de El Vaticano "bendice" a la Cope

Ahí va una de esas informaciones que por razones ignotas la mayoría de medios han pasado por alto:
Las entidades Asociación Cristianismo del Siglo XXI, el Centre Francesc Eiximenis y la Lliga Espiritual Mare de Déu de Montserrat presentaron una iniciativa ante el tribunal de la Rota Romana --máxima autoridad judicial del Estado del Vaticano-- demandando que reprobrara dos programas de la Cadena de Ondas Populares Españolas (Cope), las emisoras de los obispos españoles.
Los denunciantes se referían a los espacios La mañana, de Jiménez Losantos, y La linterna, de César Vidal.
La respuesta de la Rota ha sido la de Pilatos: lavarse las manos; alegando dos motivos: Primero, que la Cope no es propiedad únicamente de la Conferencia Episcopal Española [pero tiene una holgada mayoría absoluta en el accionariado] y, segundo, que la demanda de las tres entidades carece de legitimidad porque no han sido directamente perjudicadas por los contenidos de los programas denunciados.
El tribunal supremo del Estado del Vaticano, aparte de arrogarse jurisprudencia religiosa y ética sobre un episodio que acontece en territorio de un Estado extranjero y soberano [¿o será que el Reino de España está legal o geopolíticamente vinculado al Vaticano?] ha demostrado una vez más su elevado grado de hipocresía --escasamente cristiano-- porque, por un lado, niega la responsabilidad de los obispos en la línea editorial de la Cope y, para redondear, considera que los católicos no pueden sentirse agredidos por las barbaridades anticristianas que a diario difunden Jiménez y Vidal, entre otros.
La información --aunque ventilada con retraso, pues la respuesta de la Rota fue emitida el año pasado-- tiene su lado positivo: hay organizaciones católicas, entre las que figuran las tres denunciantes, que se avergüenzan de que los obispos españoles consientan [¿o alientan?] que desde la Cope se abonen los enfrentamientos civiles.
La decisión de la Rota Romana ha sido recurrida.
A ver que decidirán finalmente los juristas católicos... ¿Tendrán vergüenza?
Aunque pensándolo bien, la católica benevolencia de los magistrados de la Rota ante los excesos de la Cope es comprensible, no en vano los negocios de los obispos también lo son del Vaticano. Menos comprensible --y casi nadie se extraña-- es que la Administración de Justicia del Reino de España no haga nada cuando Jiménez dice que la sentencia del 11-M ha sido un pasteleo...
NOTA:
Lo fundamental de esta información ha sido desvelado en la ePágina Comunicaciò 21 (texto en catalán). Más detalles, en Redes Cristianas.

1 comentario:

  1. Lo sorprendente, bueno no, lo reseñable es que se sepa un año después y que esas organizaciones católicas no han salido en ningún medio de comunicación a nivel estatal y con cierta repercusión. ¿por voluntad propia? no lo sé, pero chamusca.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.