30 mayo 2008

Las FARC, la localidad colombiana de Madrid y una de indios

→ Te propongo que elabores el proyecto que orienta el camarada sobre el atentado en Madrid. El próximo martes yo te estaría pasando el proyecto de respuesta al Caleño. Espero tu opinión hoy mismo.
Esa frase estaba incluida en un supuesto correo electrónico supuestamente almacenado en uno de los tres ordenadores supuestamente hallados en el campamento donde murió Raúl Reyes, miembro de las FARC abatido en una acción del Ejército colombiano en territorio ecuatoriano, y fue supuestamente escrita por Alfonso Cano [el nuevo líder de las FARC tras la muerte de Manuel Tirofijo Marulanda], que supuestamente daba instrucciones a su compañero Reyes.
Ese supuesto comunicado data del 13 de marzo de 2004, según han afirmado las autoridades colombianas, en este caso sin el supuestamente.
La interpretación de casi todos los medios de información españoles --salvo excepciones, caso de Público-- y que ha sido difundida durante las últimas 24 horas es la siguiente: Las FARC querían atentar en la capital de España.
Sin embargo --aparte de que el bombardeo y la acción de guerra tras las que fueron hallados intactos los tres ordenadores de las FARC semeja un folletín--, hay tres detalles que merecen atención:

Primero, En Colombia hay una localidad llamada Madrid en la que está ubicada la escuela de suboficiales del Ejército del Aire;

Fachada frontal de la iglesia de San Francisco,
en la localidad colombiana de Madrid 
Segundo, ¿Es lógico calificar de gran noticia que las FARC ultimaran un supuesto atentado hace cuatro años en base a un supuesto mensaje escrito en la selva y que alude a una localidad llamada Madrid, dando por supuesto que ese Madrid fuera la capital de España?, y

Tercero, el supuesto objetivo, el que hacía ilusión a las FARC --según dicen desde Bogotá--, del supuesto atentado supuestamente preparado hace cuatro años para ser ejecutado supuestamente en la española Madrid era Francisco Santos; destacado uribista y vicepresidente del país que, en efecto, residió en el Madrid de España... ¡pero durante el trienio 2000-2002!
¿Es racional dar por cierto que los dirigentes de las FARC son tan memos que preparaban un atentado dos años después de que el supuesto objetivo de la acción hubiera abandonado la capital española?
¿No es más plausible que el supuesto mensaje de Cano a Reyes sobre un supuesto atentado en Madrid aludiera a la localidad colombiana donde tiene sede un importante centro de formación militar?
..
Echar leña al fuego del terrorismo mejora las ventas
Hay una vieja y terrible tesis periodística que dice así: No dejes que el rigor informativo malogre un buen titular... Y los más "listos" a la hora de vender periódicos añaden que nunca hay que desperdiciar el valor comercial y político que proporciona adornar todo con atractivas suposiciones e invenciones.
¿No sería que resultaba más comercial y políticamente más rentable decir que las FARC pretendían atentar en el Madrid español que en el Madrid colombiano?
Randolph Hearst fue el primer ideólogo de esas y de otras perversiones mediáticas.
Pasan los años y he aquí que tan sabio y comercial criterio sigue vigente. El resultado es este titular: «Las FARC preparaban un atentado en la capital del Reino de España».
..
NOTA:
Sobrepasada la medianoche del jueves (29) al viernes (30), al releer este post y un segundo antes de pulsar publicar la entrada,  he sufrido un ataque de sueño... ¡ojalá sea reparador, porque leer y escuchar simplezas, hagiografías y aleluyas en favor de Uribe cansa!
Buenas noches.
..
DOS DETALLES de interés:
1. Reproducción parcial de la carta de Colombia de Google Maps [en la ilustración adjunta], en la que se puede observar la ubicación exacta de la localidad colombiana de Madrid (53.000 habitantes), al oeste de Bogotá;
2. Enlace a la página web del municipio colombiano de Madrid.

1 comentario:

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.