21 septiembre 2008

Los etarras creen que los únicos vascos son ellos

ETA ha colocado dos bombas --nada nuevo--, una en Ondarroa y la otra en Vitoria. Cabe intuir que ambos artefactos constituyen la respuesta política (¿?) a las recientes ilegalizaciones de ANV y PCTV, así como a las penas de cárcel impuestas a varios miembros de las gestoras pro amnistía que han sido condenados por colaborar con la banda. Esas decisiones judiciales no han suscitado reacciones sociales en Euskadi.
Dicho de otro modo: la sociedad vasca no ha dado muestras de sentirse agredida por las sentencias. De modo que ETA, que se arroga en exclusiva la representatividad del vasquismo, sustituye a los vascos...
Esta tesis, que no es original de ImP, la expone con lineal sensatez política E. Gorospe, en la bitácora vasca Arabatik. La lectura de su post es muy recomendable.
..
ACTUALIZACIÓN (lunes 22 septiembre):
En apenas 24 horas y al tercer intento, ETA ha conseguido lo que se proponía: enriquecer su trayectoria delictiva con más sangre, lo que ha logrado con la bomba que esta madrugada ha segado la vida de una persona en Santoña (Cantabria).

5 comentarios:

  1. Permítame una vez más manifestar mi discrepancia sobre este punto, aprovechando además su condición de (a mi juicio) buen periodista. No creo que sea necesario aquí dar mi prueba-de-fé contra ETA, pero creo que a estas alturas incluso desde el españolista más fanático hasta el zaplanista más acérrimo está claro que el Estado ni tiene política antiterrorista, ni la ha tenido nunca más allá de mirar qué réditos políticos puede otorgarle "ese catarro que nunca llegará a ser un cáncer" (a mi juicio está en metástasis ya), y cada vez vamos más en cuesta abajo por esta peligrosísima pendiente que cada día me recuerda más a conflictos que en su momento, gracias a una oportuna mecha económica, terminaron como terminaron. Creo que es necesario ir reconduciendo a la opinión pública sobre este tema (la mayoría de la gente comparte ya mis opiniones) y comenzar a guardar una distancia higiénica fundamental con el fundamentalismo político que hace el Estado al respecto, que eso para nada significa dar vivas a la ETA. Efectivamente, esta situación acción-represión-acción no puede prolongarse hasta el infinito: irá cada vez a peor, hasta que rompa una de las partes. Y de la parte separatista no hay nada que romper, porque no existen como entidad administrativa.

    ResponderEliminar
  2. Al anónimo:
    No me atrevería a hacer un diagnóstico, pero en mi opinión la banda etarra no es un catarro pasajero, ni tampoco representa una metástasis, ni del Estado ni para el Estado.
    La única salida legal del Estado es detener, juzgar y condenar --si hay pruebas-- a quienes cometen delitos, sean secuestradores, ladrones de coches u asesinos a sueldo, prescindiendo jurídicamente si son de ETA o de otro tipo de delincuencia organizada.
    Indudablemente --espero haber interpretado con cierta corrección su comentario-- lo que carece de racionalidad y sí es una metástasis social --aunque no de orden superestructural o de Estado-- es haber convertido ETA en un referente político, hasta el punto de tratar el asunto como algo capital, a veces incluso decisivo. Fue ETA quien aplicó e impuso la dinámica acción-represión (a partir de los últimos años 60) y fue el Estado --en esto tiene usted toda la razón-- la que asumió y sigue asumiendo ese escenario como algo "natural" e inevitable.
    La verdad, no me atrevo a dar recetas para romper esa cadena, pero coincido con usted en que es el Estado quien debe romperla. Mejor dicho, el Estado es el único que puede romperla. Y es al Estado (empezando por el gobierno y acabando por los tribunales) al que los ciudadanos deberíamos exigir que lo haga. Lamentablemente, dudo de que a fecha de hoy hubiera consenso a este respecto --siempre dentro de la legalidad-- entre quienes tienen responsabilidades de Estado.

    ResponderEliminar
  3. ETA ni es ni puede ser el referente de nada. Cuando hablo de metástasis, hablo del Estado, porque eso es exactamente lo que ETA busca y está consiguiendo: las cada vez más extendidas torturas y malos tratos policiales, que lejos de circunscribirse al "problema vasco" cada vez son algo más común a todos los cuerpos policiales (junto a la corrupción), las leyes de excepción y la barbaridad de la ley de partidos, que no es sino un ensayo hecho por "mentes que ven más allá de un problema concreto", y no sólo la ley de partidos, la tendencia estatal a solucionar los problemas a golpe de decreto y modificación legal, recuerde que la primera página de internet que se prohibió en España fue la de Batasuna, y con ese precedente se han prohibido ya páginas de todo tipo y color, los cierres de periódicos servirán en su día para encarcelar a periodistas -ojalá me equivoque, pero eestoy seguro que usted me ve venir muy bien-; en fin, que el Estado saca mucho más réditos que problemas de la acción de ETA, la corrupción del poder judicial no se mostraría no por asomo de forma tan descarnada sin todo esto, en el fondo la ETA actúa a nivel nacionalista español y sirve de estupefaciente para la deriva antidemocrática del Estado. Eso es un problema infinitamente más grave que la ETA. Creo que es conveniente, por higiene como le digo, comenzar a tomar una distancia aséptica con muchas cosas, porque además no existe el más mínimo riesgo de que eso pueda, ni remotamente, favorecer a ETA. Alimentar bestias siempre trae consecuencias funestas.

    ResponderEliminar
  4. A Anónimo:
    Discrepo, ETA sí es un referente; ¡¡¡no debería serlo, pero lo es!!! Mejor dicho, los partidos (PP, PSOE, PNV, etcétera) han convertido ETA en un referente.
    Respecto a lo otro, el recorte de libertades: ya es notorio y, salvo que cambie la actitud de la socialdemocracia y partidos de izquierda, ese recorte seguirá adelante; aunque es un proceso con march atrás y, en mi opinión, está lejos de destruir o desestabilizar gravemente el Estado... ¡Salvo que --en parte de rebote-- los españolistas sigan crecicendo en número y extremando sus postulados! Porque ese fenómeno, el españolismo --que es de origen franquista-- sí que puede ser desestabilizador, más que ETA y que la excesiva importancia que los partidos dan a ETA.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, no quiero prolongar (interesante es, no lo voy a negar xD) la discusión ni tampoco monopolizar su atención, pero yo que usted me preocuparía, y mucho, de coincidir tan plenamente con las declaraciones de Barrionuevo de hoy -de ahora- mismo. Es obvio que el españolismo es un problema (para mí lo de Rosa Díez guarda muchas similitudes, demasiadas, con el nacimiento del NSDAP, no estoy diciendo una boutade), pero ETA es un problema político, no de orden público (como lo es cualquier caso de desobediencia civil, armada o pacífica), y desde luego yo no tengo duda que a la larga el Estado no puede ganar por multitud de consideraciones que no hacen al caso. Insisto que convendría empezar a cuestionar ya la propaganda oficial del régimen porque estamos alimentando demasiadas bestias.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.