15 febrero 2009

Referéndum en Venezuela: El antichavismo obsesivo del "¿periodista?" Luis Herrero

Venezuela y su singular presidente, Chávez Frías, son dos de las dianas preferidas por la derecha europea. La expulsión de Venezuela del ¿periodista? y actualmente eurodiputado Luis Herrero (PP) ilustra obsesiones.
Hace ya unos días y con la finalidad de facilitar la participación en el referéndum que se celebra en Venezuela, la autoridad electoral prolongó el horario de votación, de modo que en vez de cerrar las urnas a media tarde, será posible ir a votar hasta la noche.
Pues bien, esa medida horaria, exclusivamente técnica, ha merecido que Herrero, que estaba en Caracas como observador internacional acreditado por la Unión Europea (UE), haya dicho esta simpleza: "Temo que esa nocturnidad pueda ser utilizada para tratar de hacer un tipo de maniobra que no sea legal, que no sea democrática".
¿Cuándo propondrá Herrero que en España se cierren los colegios electorales si el alumbrado público no funciona?...
    
¿Eurodiputado español o portavoz antichavista?
Pero la cosa no se quedó ahí. Siempre delante de las cámaras y de los micrófonos, Herrera se ha dirigido a la generalidad de los venezolanos para instarles a que «no voten dejándose llevar por el miedo que premeditadamente un dictador está tratando de imponer».
Lo cierto es que el jefe de Estado de Venezuela fue elegido en un proceso electoral democrático, tal como han reconocido instancias internacionales y la propia oposición venezolana, de modo que las palabras de Herrero son injustificables en boca de un representante de la UE.  
Para redondear, Herrero ha afirmado que el referéndum venezolano es poco menos que un paripé indigno por ser la repetición del que Hugo Chávez convocó y perdió hace un año. Herrero miente o ignora lo que esta vez votan los venezolanos, pues los contenidos son diferentes.
Pero la mentira o ignorancia no es exclusiva de Herrero. No pocos políticos --incluidos algunos de la izquierda psocialista-- y casi todos los medios de comunicación han propalado esa falacia.
   
Una reforma constitucional muy concreta
¿Qué votan hoy los venezolanos?: La Constitución vigente en el país suramericano limita a dos los períodos que pueden ejercer sus cargos los gobernadores, desde los alcaldes hasta el presidente de la república; en tanto que el límite para los parlamentarios (sean regionales o estatales) es de tres legislaturas. Hoy se vota una enmienda que derogaría esas limitaciones, no sólo la que afecta al presidente de la república, sino a todos los cargos electos.  
De modo que si ganan los partidarios del , la Constitución venezolana será en ese punto exactamente igual que la española y las de numerosos países democráticos de Occidente, donde los mandatos y las legislaturas de los elegidos no están limitados.  
¿Qué se votó en el referendo venezolano de hace un año? Aquella fue una convocatoria cuyo contenido era más profundo y estratégico, pues proponía modificar más de sesenta artículos de la Constitución, incluido también el relativo a la limitación de los mandatos o legislaturas.
En resumen, Herrero y quienes afirman que ambos referendos plantean lo mismo mienten, o bien son unos ignorantes y practican el bla-bla-blá.
  
Herrero, como Wilders, es un bocazas que para colmo es "perrodista"
Tras las amistosas declaraciones del eurodiputado español, los servicios de seguridad venezolanos arrestaron a Herrero y lo condujeron al aeropuerto para que abandonara el país.   
Otro tanto ha ocurrido esta misma semana en Gran Bretaña, cuyas autoridades han expulsado a un parlamentario holandés que llegó a Londres y se puso a decir barbaridades de los musulmanes, acusando a la generalidad de los cristianos británicos de terroristas potenciales.
El Gobierno británico, al igual que el venezolano en el caso de Herrero, cogió a Geet Wilders, lo puso de patitas en el aeropuerto y le expulsó del país.  
A todo esto, la portavocía del PP pretendía que el Estado español protestara ante Caracas pese a que Herrero, al igual de Wilders, se ha ganado con todo merecimiento la expulsión [Holanda no ha protestado por la expulsión de Wilders].
Si todos los detractores del mesiánico Chávez recurren a similares mentiras y despropósitos, el líder bolivariano será reelegido varias veces.

4 comentarios:

  1. Herrero buscaba justo lo que ha conseguido. Polemizar con mentira.
    No fue para observar, fue para provocar con ese estilo tan cutre que le caracteriza.

    Recordemos que hace un tiempo
    AZNAR fue sancionado por la Junta electoral colombiana por hablar de política interna, algo que está prohibido igual que en Venezuela.
    Esto es algo bastante habitual en Ámerica. Y Herrero lo sabe, por eso lo ha hecho.

    El plato estaba servido, con la prensa preparada para reaccionar a favor de Herrero.

    ¿Nadie se acuerda de esto?


    M

    ResponderEliminar
  2. amigo feliz. estoy en venezuela en este momento. si bien coincido en que las expresiones del eurodiputado no son una ejemplo de sesatez, tambien lo es el modo en que el gobierno venezolano lo ha hechado del pais, sin una orden por escrito, sin garantias a la vida de la persona, sin la mas minima tolerancia aun con alguien que no deja de expresar una idea, erronea, mal intencionada ok, pero idea al fin, por mas montaje que haya existido (de verdad no me consta). es como si me invitas a tu casa, me preguntas si me gustan los sillones te dijo que no y me hechas de patadas a la calle. la intolerancia, autocracia y el autoritarismo del gobierno venezolano, no necesitan de un tonto con entusismo que abre la boca para victimizarse y asi demostrar, con una sandez una realidad inocultable y por mas que uno no esta de acuerdo con las ideas del partido del eurodiputado, los derechos de expresion (mal o bien usados) y garantias a la integridad fisica de las personas es un derecho inalienable. un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Rodrigo,
    Coincido contigo en que los procedimientos son importantes en democracia.
    Pero el primero en exccederse y romper formalismos fue Herrero, que no sólo dijo que el sofá le disgustaba sino que además execró encima.
    Herrero es un mal opositor a Chaves, como la mayoría de los que se enfrentan al mesías bolivariano. Tengo la impresión de que el eurodiputado sobreactuó con intención, buscando el cuerpo a cuerpo, en un grave error táctico porque en el terreno de las vísceras Chávez se mueve con soltura y hay que tener muy en cuenta que ¡¡¡la generalidad de los venezolanos no son precisamente doctos analistas en materia de política democrática!!!
    Por otro lado, conviene tener presente que si un político extranjero actúa públicamente en España durante un período electoral y acusa al jefe de Estado de dictador, también lo pondrían de patitas en la calle.
    La Administración venezolana actuó con precipitación y malas formas, yo diría cque con la zafiedad que caracteriza a las repúblicas bananeras, donde el concepto de poder y el autoritarismo van de la mano. Pero dicho esto, es radicalmente lógico que expulsaran al vociferante "intruso".
    En el post subrayo que con contrincantes tan poco inteligentes, hay "mesías" para rato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. amigo felix, coincido en mucho de lo que decis, sobre todo en el tema de la oposicion venezolana y de como se antepone a la luchas politicas que chavez propone y dispone. sobre la expulsion creo que no importa si herrero empezo, si fue montada (de verdad no me consta) por uno u otro lado. si creo que en el fondo hay una sobre actuacion de ambos lados, unos simulando dignidad ante la "agresion extranjera: y del otro lado ante la inapropiada forma de hacer "cumplir la ley". es decir todo es utilizado politicamente. en venezuela se da el raro caso en que todos tienen razon, pero dadas las fuentes y los personajes, se duda de todo y lo que es verdad se toma a relajo y el relajo es verdad. un abrazo

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.