10 noviembre 2009

Difaman a la presidenta del Constitucional y aquí no pasa nada

El periódico La gaceta, del grupo Intereconomía, ha lanzado urbi et orbi la infamia de que el voto de María Emilia Casas, actual presidenta del Tribunal Constitucional español, fue decisivo en 1999 para liberar a Karmelo Landa, ex dirigente de Batasuna. Es más, el autor o autores de la difamación añaden que Casas ayudó a Landa porque ella y su marido son "amigos íntimos" del beneficiado por aquella decisión.
Esas y otras mentiras forman parte de un texto aberrante que confirma la existencia de una intención que es innecesario describir.
La gaceta parece aspirar al liderazgo del tomate político-periodístico que tanto se cultiva en este país. Todo vale, desde imputar al Gobierno la tragedia del Alakrana hasta acusar con falsedades a Garzón para defender que el señor de los trajes se vista gratis...
¡La presidenta del Constitucional liberó a Landa!, difama La gaceta... A otros por mucho menos, exactamente por nada, les cerraron el periódico.
¿Por qué La gaceta e Intereconomía gozan de trato especial?
La difamación se difundió hace más de 48 horas y la Fiscalía, de momento, guarda un ¿prudente? silencio. Si la Justicia permanece impasible, existirá base más que suficiente para sospechar que el huevo de la serpiende goza de privilegios legales.
MÁS DETALLES, en EL PLURAL.

2 comentarios:

  1. Esos dos medios son absolutamente panfletarios y repugnantes. Estoy de acuerdo con lo que dices y me sorprende que no ocurra nada.

    un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Qué porquería. Espero que la magistrada tome medidas en defensa de su honor. La fiscalía en estas cuestiones, digamos privadas, no interviene de oficio.

    Por supuesto, medidas penales contra el medio, como pareces sugerir, están fuera de lugar.

    Dicho lo cual, preveo tiempos mediáticos muy duros. Lamentable.

    Álvaro

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.