07 junio 2010

Méndez y Toxo: Van a por la novena

Son de la misma quinta, la de 1952, y ambos pertenecen a la clase trabajadora; pero ahí acaban las similitudes en el ámbito de lo personal y de lo ideológico entre Cándido Méndez Rodríguez (originario de Barcarrota, Badajoz) e Ignacio Fernández Toxo (nacido en Ferrol), que son los actuales secretarios generales de la Unión General de Trabajadores (UGT) y de Comisiones Obreras (CC OO), respectivamente.
....

Trayectorias y contrastes
El líder ugetista —que además preside la Confederación Europea de Sindicatos— es ingeniero técnico en Química y trabajó en el metal; en tanto que su homónimo de Comisiones se formó empezando como aprendiz en los astilleros de Bazán, para luego pasar a las plantillas de AESA e Izar, hasta que fue despedido en 2005 a raíz de la liquidación impuesta por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales.
Méndez es un sindicalista influido por los criterios de quien ha sido político profesional, no en vano llegó a ser elegido en sendas candidaturas del PSOE —partido al que pertenece desde 1970— al Parlamento de Andalucía y luego al Congreso de los Diputados (1979-82).
Es decir, justo cuando los socialdemócratas lograron su primera mayoría liderados por Felipe González, Méndez empezó a dedicarse a la UGT en exclusiva, accediendo a la secretaría general en abril de 1994 con el 75 % de los votos, resultando reelegido sin apuros en los congresos de 1995, 1998, 2002 y 2005.
La trayectoria político-sindical de Toxo es bien distinta. Su primera militancia ideológica fue en la Liga Comunista Revolucionaria (LCR), formación trotskista (es decir, antiestalinista). Con solo 19 años participó en la organización de la huelga general de Ferrol, que fue total el 10 de marzo de 1972.
En una de las manifestaciones de aquella jornada la policía franquista arremetió con singular dureza contra un grupo de huelguistas —entre los que estaba Toxo— e hizo uso de las armas de fuego, causando al menos 41 heridos de bala (más los lesionados que lograron curar sin acudir a centros hospitalarios) y dos muertos: Amador Rey y Daniel Niebla, ambos trabajadores de Bazán y miembros de CC OO.
Por aquel entonces, la UGT era poco más que un referente histórico.   
Las actitudes personales y también los criterios sindicales de Toxo han estado condicionados por esa experiencia, pues no solo sufrió en primera persona la violencia franquista y vio morir a dos compañeros de tajo, sino que fue despedido y condenado a cinco años de prisión; pero Toxo se fugó de la cárcel de A Coruña y pasó a vivir en la clandestinidad hasta 1977, cuando sus causas fueron anuladas por la "amnistía" parcial de 1977, perdón que también supuso su readmisión en el astillero ferrolano, siendo elegido presidente del comité intercentros. Recién amnistiado, encabezó la candidatura coruñesa del Frente por la Unidad de los Trabajadores (FUT).   
Estos son los líderes de las dos centrales sindicales que tienen mayor implantación en España, y que estos días son personajes de actualidad debido a que la crisis financiera «obliga» (¿?) a revisar el funcionamiento del mercado de trabajo español. Razón o excusa por la que Toxo y Méndez, o Méndez y Toxo, negocian la novena reforma laboral, que sigue a las habidas en el 2006, 2002, 2001, 1998, 1997, 1994, 1992 y 1984... Todo un récord mundial.    
NOTA:
Texto publicado en Mercados, suplemento de economía de La voz de Galicia. Reproducción facsímile en la ilustración.

1 comentario:

  1. Trayectorias bien diferentes pero, hoy por hoy, me parce que ambos han decepcionado a los trabajadores de toda clase y condición.

    saludos

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.