05 julio 2010

Las leyes que contradigan los deseos del PP deben ser boicoteadas y recurridas al Constitucional

Todas las leyes aprobadas por las Cortes del Estado o por los parlamentos autonómicos que conculquen los criterios, los valores o las apetencias del PP y de la Santa Madre Iglesia deben ser recurridas ante el Constitucional; sin menoscabo de que previamente el PP y sus acólitos las incumplan y/o boicoteen, tal como una y otra vez proponen sabios prohombres y dignas damas.
Las leyes de enseñanza, medio ambiente, economía, cultura, vivienda, entidades financieras y por supuesto la que regula la interrupción voluntaria del embarazo, ¡todas deben ser boicoteadas porque no han sido aprobadas por el PP!, sólo por esto merecen ser recurridas al Constitucional y reformadas.
En definitiva, los ciudadanos deben reconocer de una puñetera vez que el PP y la Santa Madre Iglesia poseen la Verdad y en caso de duda, el Constitucional debe dar la razón al PP.
España y los españoles deben vivir como el PP quiere, o de lo contrario no es España ni son buenos españoles.
Luego, ¿para qué gastar tiempo y dinero en convocar elecciones?...
DE INTERÉS: "No hay razones para acatar la ley", en CIBERCULTURALIA.
MÁS opiniones sobre el empeño del PP en autoproclamarse poseedor de la verdad, en la selección de post elaborada por RADIOCABLE.

13 comentarios:

  1. Félix, te leo hace mucho tiempo. Pocas veces disiento de tus escritos pero, también, pocas veces los suscribo coma por coma. Félix, éste es uno de ellos. Lo has bordado. Que el mundo entero sepa que los 10'5 millones de ciudadanos de bien que votan al PP lo hacen porque votan a Dios y a la verdad, sí señor. Fe y justicia ciega en estos enviados, el juicio final está cerca (para algunos). Supongo que Dios les echará una manita.

    ResponderEliminar
  2. A GLORIA,
    Me alegra comprobar que no soy el único al que le ha sido revelada la verdad...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Pues por mucho que Dios esté con ellos, mirando el panorama valenciano, tiemblo sólo de pensar el día que el PP recupere el Gobierno central.

    ResponderEliminar
  4. Tampoco a mí me parece su post de hoy de los más afortunados.
    Si bien es cierto que el estilo de oposición ejercida por el PP en la era Rajoy resulta casi siempre lamentable, no es menos verdad que el gobierno de Zapatero y su grupo parlamentario necesitan imperiosamente un contrapunto a sus continuos errores, improvisaciones y ocurrencias.
    Por poner un ejemplo:
    ¿De veras cree usted que el nuevo Estatut, tal como está, o estaba, supone un avance en cuanto a cohesión, justicia o solidaridad interterritorial en el país que todos habitamos? Yo personalmente no lo creo. Como al PP, me asaltan serias dudas.
    ¿Qué sería de nosotros si este pésimo presidente, de nombre Zapatero, pudiese gobernar sin oposición real, comprando, a conveniencia, los votos de los oportunistas regionales según le hiciesen falta?
    La oposición, Félix, aunque sea ésta que padecemos, es un contrapeso imprescindible para que la democracia funcione y sea real.
    ¿Qué será de nosotros el día en que ambos partidos se confabulen para que todo se apruebe sin discusión, por unanimidad y a la primera, como sucedía en unos tiempos que algunos recoradamos...?
    ¡Deje usted que se cuestionen, por ejemplo, las ocurrencias de Bibiana Aído respecto a la mayoría de edad de las mujeres, según para qué cosas...! ¿Qué mal hay en ello? ¿Acaso no es perfectamente lícito y saludable que se planteen dudas y discrepancias en éste y otros temas? ¿Para qué cree usted que se han creado ciertas instituciones como el tribunal institucional, el defensor del pueblo, etc? Pues para eso mismo..., para ponerle freno a quien gobierne en cada momento preciso; y ahora gobierna el PSOE de ahora -valga la redundancia deliberada.

    ResponderEliminar
  5. A ESCATO,
    Con relación a un aspecto muy concreto, a mi parecer es perfectamente lógico que en Cataluña haya cada vez más ciudadanos que desean "salir" de un Estado como el Reino de España. Este Estado (la Administración) es un despropósito en demasiados aspectos (empezando por la Justicia, lo cual es muy grave).
    En numerosos casos, no es tanto que haya ciudadanos se dejan llevar por un sentimiento nacionalista catalán, gallego, vasco o andaluz, sino que están ¡¡¡hartos!!! de un Estado que incumple demasiados principios básicos (la Justicia es para echar a correr...)
    El problema más grave y que más urge solventar es que el Estado (la Administración) es un desastre, a lo que se suma una creciente corrupción...
    El último gramo de pus descubierto, en Alicante, es revelador del grado de ignominia a la que está llegando el PP, que es con ventaja la organización política española con más políticos corruptos -sean investigados o ya imputados-, sólo superada en Europa por Forza Italia.

    ResponderEliminar
  6. Gloria, Ha descubierto usted mi debilidad. Pero, como puede ver, aquí es el blog máster el que mas habla de asuntos relacionados con la porquería que nos asfixia.

    ResponderEliminar
  7. Después de coma (,) jamás se ha escrito con mayúscula a no ser que la porquería que lee le aturda tanto que incluso escriba más sin tilde. Sepa discernir y relfexionar sobre lo que lee y así descubrirá que usted en sí no será una diarrea mental. Lástima que después vayamos presumiendo de "culturetas".
    Debilidad, que por otra parte, me parece una tremenda porquería.

    ResponderEliminar
  8. A ESCATO,
    Cuente hasta diez, por favor: oposición no es sinómino de destrucción.
    Las personas que habitan España no se pueden permitir el lujo de destruir lo que hay porque no gustea según quien.
    Es preciso formular alternativas y el PP, a fecha de hoy, no ha presentado ninguna alternativa; lo único que trasladan sus portavoces es odio y reacción.
    Todo esto sin olvidar que PSOE y PP no son los únicas alternativas. Circunstancia esta que el PP se empeña en ocultar. Hay oposicones al PSOE que son ajenas a lo que representa o pretende el PP.
    El PP no es la oposición, sólo es una oposición más, con un condicionante: no aporta nada sustencialmente diferente; al contrario, sólo aspira a dar una vuelta de tuerca... Nada más. ¡Absolutamente nada más!
    El PSOE se equivoca --en mi opinión, que es de valor relativo por ser personal--; pero el PP se equivoca más todavía y, para colmo, turra. Es pura cabezonería y ni siquiera condena a sus corrptos.
    Es sólo mi opinión, marcada por dos circunstancias personales: soy un asalariado y "pertenezco" a mis iguales: a los trabajadores, a los que producen o prestan servicios.
    Y lo que promulga el PP es contrario a mi "gente", pus subvalora el trabajo y favorece la aberración de anteponer el dinero al trabajo.
    Por favor, cuente hasta diez, critiquemos al Gobierno, pero no caigamos en el destruir por destruir porque no pensamos u opinamos lo mismo.
    Insisto: criticar no es destruir.
    Tiene usted razón en que la disprepancia es necesaria. Pero discrepar con el único objetivo de destruir es injustificable.

    ResponderEliminar
  9. Señora Gloria: ¿Acaso entra usted en este blog para ejercer como correctora de estilo literario?, ¿o es que, careciendo de recursos para argumentar contra lo que se expone, se dedica sólo a descalificar, por la vía de las comas y las tildes?
    Yo procuro respetar a los demás cuando entro aquí, y no presupongo nada sobre sus recursos culturales, elevando erratas, propias de una redacción apresurada, a la categoría de carencias, supuestamente vergonzosas.
    En el futuro, le ruego que, aparte de respetar a los demás, procure usted responder con argumentos a los que aquí escriben y no con descalificaciones.

    ResponderEliminar
  10. Félix, si se lee usted mi post, de forma un poco detenida, comprobará que yo mismo califico la oposición del PP, literalmente, como lamentable.
    Otra cosa -me parece- es que el rechazo que podamos tener hacia sus formas o el modelo político que ese partido defiende, nos lleve a negarle el derecho a oponerse al PSOE por las vías que la ley contempla, tribunal constitucional incluido.
    En todo lo demás, desacuerdo con la falacia bipartidista, rechazo a sus continuos insultos, odios destructivos y descalificaciones sistemáticas, puedo estar de acuerdo con usted; aunque, sin olvidar, que, en lo esencial, tanto el PP como el PSOE defienden el pensamiento neoliberal, propio de la derecha económica, aunque adornen sus respectivas políticas con lazos de colores diferentes.

    ResponderEliminar
  11. A ESCATO,
    Nadie --al menos en este post y debate-- ha negado el derecho a discrepar, lo que "espanta", y en esto parece que todos los intervinientes estamos de acuerdo, es que se destile ponzoña de forma gratuita.
    Estoy de acuerdo con usted en que el PSOE de Rguez. Zapatero --sobre todo en sus últimas decisiones-- es más fiel y representativo de la derecha liberal que el actual PP; lo cual es un tanto chocante y no dice nada positivo de unos ni de los otros.
    En todo caso, insisto en que lo más inquietante, en mi opinión, es el afán destructor de la dirección del PP, que incluso ha afectado a la actividad financiera para perjuicio de la macroeconomia española.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Chicos/as seguimos en España en un largo proceso de adaptación mental... y real a la democracia. Pertenecemos, siempre en mi humilde opinión, a una generación heredera, guste o no, de una España con una historia muy convulsa. Los treinta años de "¿democracia?" son un grano de arena en un largo camino nada edificante. En estos momentos si hablas con alguien sin verle la cara casi adivinas si pertenece a la generación de la guerra, la postguerra, la transición, la postransición.....Este es un país muy complicado. Habría que darse un paseo de vez encuando por la piel de toro para no olvidarlo. Lo de la "Roja".....pura anécdota: una forma de olvidar otras penas y sentirnos los reyes del mambo en esta tierra. Pasa en todas partes. La vida sigue.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.