26 septiembre 2012

25-S: "Ocupa el Congreso" ha demostrado que el Gobierno de Rajoy desvaría

Los criterios del Ministerio de Interior y la manipulación
informativa de RTVE emulan los de un régimen fascista
..
El mejor resumen de lo ocurrido ayer en la capital del reino bien podría ser esta información: «Mientras la Policía se empleaba a fondo en el 25-S, el Gobierno indultaba al cerebro de una red de fraude del IVA». El más importante éxito de la convocatoria ha sido precisamente ilustrar el desvarío del Gobierno.
El segundo aspecto más reseñable --a mi criterio, que por personal es subjetivo-- es haber comprobado de forma palmaria la mezquindad de numerosos medios y de cada vez más periodistas; actividad y oficio en el que destacan sobremanera la dirección y los profesionales de RTVE, que todavía hoy y pese a las abundantes pruebas audiovisuales siguen justificando al Gobierno, mienten al convertir en comprensibles las órdenes del Ministerio de Interior y, por ende, nos toman por sordos y ciegos al insistir en que las actuaciones de los antidisturbios fueron las estrictamente necesarias.
Es más, los periodistas y analistas orgánicos pasan de puntillas ante un hecho probado que es capital para analizar la actitud del Gobierno de Rajoy: Un número inquietante por elevado de agentes antidisturbios actuaron con evidente desprecio por la seguridad de las personas y de los bienes [ayer, hubo demasiados policías que en lugar de fuerzas del orden semejaban fomentadores del desorden y del enfrentamiento físico. No valen mixtificaciones: para impedir que los manifestantes se acercaran al edificio de las Cortes no hacía falta apalear indiscriminadamente a los asistentes a un acto legal; pero ojo, es obligado subrayar que los agentes obraron obedeciendo de forma ciega --esto también hay que decirlo-- consignas políticas cuyo objetivo era convertir la protesta en un acto deleznable].
¿Todo vale?...
ENLACES fundamentales: "Manifiesto del 25-S" y comunicado de DRY (Democracia Real Ya). 
..
INFORMACIONES de interés:
* "El 25-S en directo", en PÚBLICO;
* "El 25-S en fotos recopiladas de Twitter", en PROFESOR GEOHISTORIA; 
* "El 25-S rodea el Congreso", compendio de informaciones suministradas por El país;
* "Infiltrados ayudan a llevarse a un manifestante detenido" (vídeo), en ES INFORMACIÓN, con imágenes que avalan las denuncias de que las autoridades utilizan agentes o colaboradores gubernativos infiltrados --y por tanto incontrolables legalmente--, que se mezclan con los manifestantes. Lógicamente, esa táctica abunda en la sospecha de que esos infiltrados actúan como reventadores o provocadores de disturbios para frustrar las protestas. Respecto al mismo fenómeno, otro vídeo que despeja dudas y desnuda las mentiras gubernativas: "Policía infiltrado entre los manifestantes" y en "Policías infiltrados para reventar el 25-S";
* "La policía revienta la manifestación del 25-S", en CUARTO PODER;
* "Las imágenes que recordaremos del 25-S (fotos y vídeos)", en EL HUFFINGTON POST;
* "No lo rodeó, pero lo puso en evidencia", en ELDIARIO·ES;
* "Notas sobre los hechos del 25-S", COORDINADORA 25-S;
* "Te vas a llevar la hostia por listo", palabras de un policía a un periodista, en El mundo;
EN LA BLOGOSFERA:
* "El día que el pueblo sea violento", en FRAN WATCHER;
* "En democracia no existen las zonas de exclusión ciudadana", vía EN LA BOCA DEL LOBO;
* "Nos han declarado la guerra", en A SUELDO DE MOSCÚ;

3 comentarios:

  1. Pues sí, el intransigente portazo de Rajoy no ha sido contra Artur Mas, un independentista más que dudoso que quiere hacer a la mitad de los catalanes dependientes de los propietarios del agua. El portazo se lo da a los millones de catalanes independentistas que de muchas maneras están expresando a las claras cuál es su voluntad.

    Por desgracia, no se trata sólo de Rajoy. El sainete y el esperpento contaminan al Estado de arriba abajo. Muy poco después del portazo el líder de la oposición, señor Rubalcaba, avisaba a Mas de que lo tendría enfrente si lo que pretendía era la separación. O sea, como dos gallitos de pelea en el corral. Ni una palabra del millón y medio de manifestantes, ni de sus deseos. Van estando ya tan acostumbrados a menospreciar a los ciudadanos, que estas muestras de caudillismo les parecen cosa corriente. Seguramente se asombran cuando alguien las menciona.

    Sin embargo lo más hilarante y descacharrante es lo del rey, que supuestamente "reina pero no gobierna", pero se permite tratar a muchos catalanes de inmaduros perseguidores de quimeras, necesitados de su guía, su regia tutela, y su dirección espiritual. Una especie de renovado "por qué no os calláis" sólo que ahora dirigido a unos cuantos millones... que además contribuyen a costear su áulica existencia. Incansablemente, sin solución, topamos con la España de Valle-Inclán, con la intransigencia crónica y la herencia política autoritaria y totalitaria, única en Europa Occidental.

    ResponderEliminar
  2. Ya a las 3 de la tarde había un despliegue policial inusitado en la Carrera de San Jerónimo, prolongado hasta la Puerta del Sol, con verificaciones de identidad y otros controles, lo que indica que el Gobierno tenía ya decidido obstaculizar la manifestación.

    El complemento ineludible de recortar derechos, precarizar las condiciones de los trabajadores y meter la mano en las magras carteras de las humildes es apalear a los que se resistan a ello. Este Régimen contra los ciudadanos (contra su mayoría) encabezado por Rajoy alcanza unos niveles de injusticia y de autoritarismo cada vez más parecidos a los característicos de los regímenes totalitarios. Por mucho que hayan salido de las urnas. También Hitler salió.

    ResponderEliminar
  3. Pues Rajoy y sus muchachos no son conscientes de la que están montando. Mira la TV (no la "oficial" claro sino La Sexta) y verás como está hoy Madrid de nuevo. Lo que ha dicho Rubalcaba se va acercando a la verdad: se les está iendo el país de las manos.....porque no lo entienden. Mira lo que acada de decir desde NY.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.