04 diciembre 2012

Décimo aniversario del "Prestige": Aznar logró manipular la información

Hace dos semanas, con motivo del 10º aniversario del hundimiento del petrolero Prestige y de la marea negra que asoló la costa gallega, el periódico digital Galicia Confidencial (GC) inició la publicación de una serie de crónicas al respecto.
Hoy, GC difunde una referida al informe que elaboraron los asesores de comunicación del Gobierno de José María Aznar (PP) para poner en marcha una operación política destinada contrarrestar y suavizar la línea informativa de la prensa gallega frente a la destrucción del medio y la tragedia que vivían las gentes económicamente dependientes del mar [actualmente, ¡diez años después!, se celebra en A Coruña la vista oral del juicio que dirimirá las responsabilidades de aquel suceso].
«Bieto Rubido, Lois Blanco, Pedro Pablo Alonso, Juan Carlos Da Silva, Francisco Orsini, Alfonso Sánchez Izquierdo, Lois Caeiro, José Manuel Rey Nóvoa, Antón Galocha, Fernando Rodríguez Ojea, a familia Outeiriño ou De Cora. O Goberno de Aznar tiña localizados ideoloxicamente a todos estes profesionais da prensa», reseña GC.
El digital gallego ofrece un resumen del informe y, además, proporciona a sus abonados acceso a la copia en PDF del informe gubernamental, que constata la preocupación existente en Madrid porque el desastre dinamitaba la credibilidad tanto de la Xunta, presidida por Fraga Iribarne, como del Gobierno central, no en vano la descoordinación e impericia de las instituciones fue evidente a la hora de decidir qué hacer con el buque-tanque averiado y cómo evitar la marea negra.
..
El fracaso de comunicación inicial 
fue corregido con éxito
En la tarea de evitar o paliar daños los comunicadores gubernamentales no sólo fracasaron, sino que además dañaron más si cabe la mala imagen de las autoridades porque durante las primeras jornadas no supieron evitar que se extendiera la convicción de que la orden del Gobierno de alejar el buque tanque hacia la tormenta fue una decisión política, no técnica.
No obstante, tras varios días de desaciertos el Gobierno de Aznar reacionó y demostró su capacidad para controlar la informaicón de que disponía, así como para manipular y ejercer su influencia en los medios, sobre todo en el que más preocupaba en el PP gallego por ser el de mayor audiencia, La voz de Galicia, leído a diario por más de 500.000 personas y que durante las dos primeras semanas ofreció información de contrastada fiabilidad.
La operación de control tuvo efectos sobresalientes, pues de la noche a la mañana los criterios informativos de La voz de Galicia cambiaron y el rotativo echó varios y generosos capotes a los gobiernos autonómico y central; por ejemplo, aplaudiendo de forma acrítica e "infantil" el teatro socio-político organizado por el gabinete de Aznar con el consejo de ministros celebrado en A Coruña, donde aprobó el llamado Plan Galicia, del que todavía hoy no se ha cumplido prácticamente nada.
Ese consejo de ministros también aprobó la concesión de un subsidio mensual (superior al salario mínimo) por paralización de la actividad a los trabajadores del sector pesquero y generosas ayudas a los empresarios (armadores), lo que silenció la mayoría de las voces criticas de los residentes en las poblaciones costeras afectadas.
..
El Gobierno maniobró en función del perfil de los editores y periodistas
El informe sobre los medios que elaboró el Gobierno Aznar decía, entre otras cosas, que «el talante de su editor [en referencia al propietario de La voz de Galicia] es conservador, como lo es también el de su director [Bieito Rubido, actual director de ABC]. Sin embargo, al optar por una línea crítica están percibiendo que suben sus ventas, que mejora su reputación y que incluso la prensa de Alemania y de Francia los cita y se ocupa de ellos».
Para hacer frente a esto, los asesores de información gubernamentales apostaron por mantener reuniones con el editor de La voz, Santiago Rey Fernández-Latorre, con quien se entrevistó el entonces vicepresidente de Gobierno, Mariano Rajoy; al tiempo que se establecían contactos estables con el director del rotativo y con el entonces jefe de la sección Galicia, Lois Blanco (actual director general de la Corporación Voz).
La operación diseñada en Madrid surtió efecto y (casi) todos contentos...
..
CON ANTERIORIDAD:

1 comentario:

  1. Cuando recuerdo aquellos días, vividos "desde dentro", se me revuelven las tripas.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.