27 marzo 2014

El Gobierno y sus medios ocultan las chapuzas de Interior con un "ejército" fantasma: Resistência Galega

Vivir en Galicia, vivir Galicia o conocer Galicia con cierto rigor obliga a sonreír cuando se leen piezas informativas como las tituladas «Resistencia Galega está tras los incidentes más graves del 22-M» (El mundo) y «Nexo de los vándalos del 22-M con Resistencia Galega y proetarras» (ABC). 
Sonrisas aparte, a poco que el lector gallego razone, esos textos también causan perplejidad, repugnancia y vergüenza ajena.
Es evidente, una vez más, que la derecha política y mediática [la segunda al servicio de la primera] están empeñadas en identificar el mayor número posible de protestas antigubernamentales con el fenómeno de la violencia.
Vincular de forma estrecha y directa las Marchas de la Dignidad con episodios y siglas que forman parte del residual mundo de la violencia política es, cuando menos, una canallada, además de una demostración inequívoca de que hay editores y periodistas que han renunciado al negocio de informar para dedicarse al negocio de manipular... Y hacer caja.
Es más, los inspiradores y los autores directos de esas informaciones se han regodeado en su ignorancia al inventar datos y afirmar, entre otras falacias, que Resistência Galega organizó el viaje de «entre 150 y 200» gallegos violentos [hay quien incluso los cifra en 600] para ejecutar en Madrid una acción de "guerrilla urbana".
Otra cosa no, pero imaginación hay a raudales.
..
..
Los datos, datos son
En 2005, un colectivo de independentistas [que según los datos de que dispongo, no sumaban ni media docena de personas] redactó y difundió el manifiesto titulado "Resistência Galega". A partir de entonces, varios grupos o células de independentistas "hermanados" compuestos cada un o de ellos de dos a cuatro miembros, han utilizado el titular de ese manifiesto a modo de carné de identidad y herramienta de cohesión.
Tirando largo, esos grupos o células coordinadas entre sí (o eso parece) apenas sumaban una treintena de personas, casi todas de veintitantos años de edad y ex militantes o ex simpatizantes de diferentes organizaciones nacionalistas, en su mayoría procedentes de Asambleia da Mocidade Independentista (AMI).
A fecha de hoy, también tirando largo, los independentistas que actúan utilizando o bajo la denominación Resistência Galega apenas suman medio centenar de personas.
Hacer comparaciones entre Resistência Galega y ETA no es absurdo, sino aberrante.
Los medios que difunden semejantes elucubraciones hacen un flaco favor al conocimiento de los hechos y a la comprensión cabal de la realidad.... ¡Y lo hacen de forma premeditada!, en este caso con la manifiesta intención de desprestigiar el 22M y de conducir el debate político al escenario que más interesa al PP y al actual Gobierno: la violencia.
..
¡Exagera que algo queda!
Resistência Galega existe, cierto. De hecho, las fuerzas de seguridad han arrestado a varias personas acusadas de pertenecer a esos grupos de activistas, detenciones que desde posiciones políticas muy concretas han sido instrumentalizadas para, exagerando la importancia del fenómeno, vincular la violencia con organizaciones nacionalistas como Nós-Unidade Popular, FPG e incluso con el BNG.
Llevado al paroxismo, ese afán por satanizar a los contrincantes políticos ha provocado que los amigos de enlodarlo todo conviertan a Resitência Galega en poco menos que ¡una poderosa guerrilla urbana capaz de poner en apuros a 1.700 policías antidisturbios!
..
[Lógicamente, para la cúpula del Ministerio de Interior es más cómodo exagerar la capacidad de varias decenas de individuos violentos que sentarse, reflexionar y analizar cómo narices es posible que el operativo policial estuviera tan mal organizado que hubo agentes que quedaron aislados en la refriega y fueron agredidos por grupos de a lo sumo doce o trece violentos, tal como demuestran los numerosos vídeos difundidos]
..
En fin, que el Gobierno no solo confunde economía real con macroeconomía, sino que también se ha echado al monte de las mentiras en asuntos de seguridad y libertades civiles. Y detrás del Gobierno los medios que han convertido el negocio de informar en el negocio de servir al erario manipulando.
..
CON ANTERIORIDAD:
Septiembre 2006, "Resistência Galega: bombas y eclecticismo", y
junio 2008, "Resistência Galega como alimento de la desinformación".
INFORMACIÓN RELACIONADA:
Finalmente, el ministro de Interior reconoce que hubo «fallos de coordinación» en el operativo policial.
ANÁLISIS:
«Reino de España: ¿Marchas de la Dignidad en "tierra de nadie"?...», por G. Buster, A. Domènech y D. Raventós.

6 comentarios:

  1. Manipulación, desinformación.......piensa en los muchos casos documentados que se han dado a lo largo de la historia. Muchas cosas han cambiado, pero en su esencia el ser humano sigue siendo el mismo.

    ResponderEliminar
  2. Bravo, boa reflexión. O único que poño en dúbida é que os 1700 antidisturbios estivesen desorganizados. Coido que a desorganización foi adrede, para que os mass media (e en especial o TDT Party) tivesen carnaza que poñer nos telexornais e nas tertulias. O expediente X de todo isto creo que seguen a ser os encapuchados con pinganillo que tiraban petardos e pedras. Parabéns pola súa análise.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Na miña opinión, si houbo desorganización, mais ao mesmo tempo (segundo testemuñas e mesmo imaxes de vídeo) coido que houbo provocacións.
      Os servizos de "intelixencia" do Estado español no eido da orde pública están a sofrir (ou aproveitar) herdanzas franquistas.
      No mundo das movilizacións sociais o PP aínda fao análises e toma decisións cos parámetros de hai tres decenios (ou máis), polo que é imposible que fagan valoracións axeitadas.
      Por riba, o actual goberno ten demostrado que ten interese en esaxerar o fenómeno da violencia, é un dos "problemas" que están a servir de "solución".

      Eliminar
  3. Hai unha cousa que eu non comprendo, Félix.

    Se a policía actuou de forma violenta e cargou brutalmente contra pacíficos manifestantes, como é posible que o resultado sexan 68 policías feridos?.

    ¿Se Autolesionaron?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A cifra de policías feridos inclúe todo tipo de lesións, desde roturas (se hainas) ata golpes e rozaduras.
      Nas primeiras horas mesmo falaron dun ou dous axentes feridos graves, mais ao día seguinte polo tarde fontes oficiais recoñeceron que nengún deles tivo que ser hospitalizado.
      Non dubido que houbo policías lesionados (hai un policía ao que lle tiveron que coser un corte na cabeza de alomenos dez centímetros de lonxitude, hai imaxes da agresión que sufriu e fotos da ferida), pero a cifra e o carácter do resto das lesións constitúen un "segredo".

      Eliminar
  4. Algún coñecido policía , cando cumplindo ordes acude a intentar neutralizar unha manifestación, vai "acojonado"..

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.