12 febrero 2007

El Supremo apaga el incendio de una sentencia irracional

Los jurídicamente incultos, los aculturizados y los que se dedican a manipular la información afirman que la Sala Penal del Tribunal Supremo ¡ha revisado sin motivo! --gritan-- la pena impuesta a De Juana Chaos, que de 12 años y 7 meses ha sido reducida a 3 años.
Pero no es así. El Supremo ¡no ha actuado al albur!, sino que se ha limitado a racionalizar una sentencia que era absurda y que, digan lo que digan los amigos de enlodar, era errónea y había sido "forzada" mediática y políticamente.
Ningún autor de un delito de amenazas verbales o por escrito había sido condenado a más de 6 años de cárcel. De Juana Chaos era el primero y la pena que le habína impuesto batía marcas.
A De Juana le habían impuesto una pena desorbitada por ser etarra o ex etarra y por haber sido el autor de 25 asesinatos, no porque en Derecho mereciera esa condena el delito por el que había sido sometido a juicio.
Pero, ¿por qué esas lumbreras que exigen castigos extraordinarios para un reo evitan criticar a los legisladores (diputados) que han obviado sus responsabilidades y han permitido durante años y años que siguiera vigente un código penal que permite a un asesino múltiple --o en serie-- salir de prisión con menos de 20 años de cárcel efectiva?
No. El Supremo no ha reducido la pena por presiones. El Supremo ha racionalizado la condena en aplicación estricta del Derecho positivo. Cosa que es de agradecer. Si el código penal es irracional, inadecuado o discrecional lo que corresponde es una reforma, no un desvaío...
Lo que no cabe en Derecho es prescindir de las leyes ni reinterpretarlas al gusto, en función de lo que sea más útil para ganar votos o para enardecer a los ignorantes.
La justicia que se alimenta de la saliva y de las vísceras sólo sirve para abrir la puerta a episodios como el de Guantánamo...
Cuando la Justicia se deja llevar por la pasión o por la venganza, la sociedad entera se denigra.
INFORMACIÓN puntual, en 20Minutos.
ARTÍCULOS de Iñaki de Juana Chas por los que fue acusado del delito de amenazas: "El escudo" y "Gallizo".

2 comentarios:

  1. este tema despierta pasiones. escribí sobre él hace poco y se montó la de san quintín. pero pienso igual que tú. de juana es un capullo asesino, pero la ley tiene que estar por encima de consideraciones morales y limitarse a ser cumplida. Bicos.

    ResponderEliminar
  2. En mi opinión, hay veces en las que es mejor hacer oídos sordos e insistir en razonar, creo que a la larga los que en verdad actúan con buena intención acaban dándose cuenta de que es más útil pensar que "rabiar", también cuando se busca el fin de la violencia gratuita.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.