22 diciembre 2007

Otro triunfo de Bush: El islam fundamentalista gana peso en Irak

Jalil Hanun, jefe de la policía civil de Basora (Irak), ha reconocido ante un grupo de periodistas europeos y locales que en los últimos cinco meses y sólo en la ciudad han sido asesinadas al menos 40 mujeres y varios cientos han sido rapadas y en varios casos también apaleadas por no respetar leyes islámicas como, por ejemplo, cubrirse el cabello con el yihab.
El máximo responsable policial de Basora ha añadido: «Estamos seguros de que hay muchas más víctimas, pero los familiares no informan de las muertes por miedo al escándalo».
Según las autoridades civiles, policiales y militares de la zona, milicianos adscritos a organizaciones como Badr [integrada en el Consejo Islámico Supremo de Irak] y el llamado Ejército del Mahdi [cuyo líder es el clérigo chiíta Muqtada al Sadr] están imponiendo las más estricta interpretación del Corán, para lo que cuentan con el respaldo o la inhibición de casi todos los altos cargos de la Administración regional.
..
Fundamentalistas imponen la "virtud" en las calles de Basora  
La situación amenaza con empeorar --sobre todo para las mujeres-- debido a la marcha de las tropas británicas estacionadas en el oriente iraquí, cuya seguridad ha sido transferida a las autoridades regionales, entre cuyos miembros el fundamentalismo religioso tiene numerosos partidarios.
Desde que los británicos abandonaron la ciudad, patrullas de fanáticos islamistas operan sin trabas en Basora, motivo por el que decenas de mujeres jóvenes han decidido mudarse a Bagdad y a otras ciudades del centro y el oeste del país. Sin embargo, según han revelado periodistas iraquíes, de poco servirá esa migración forzada porque el islamismo radical y la misoginia aumentan en todo Irak.
La ofensiva cívico-religiosa del islamismo chiita ha provocado que entre los clérigos de la rama suní del islam aumenten los partidarios de la fracción fundamentalista, convencidos de que sólo así lograran frenar el auge de sus rivales chiíes.
En resumen, el fundamentalismo, sea chií o suní, gana influencia y poder.
La única región o provincia donde parece que el islam moderado estaría en condiciones de seguir siendo la opción de la mayoría social (y política) es el Kurdistán.
MÁS INFORMACIÓN sobre el asunto, en IPS NEWS.

4 comentarios:

  1. Cuando la sociedad iraní se deshizo, luego de todo un proceso revolucionario, del Sha, también cayeron en el fanatismo religioso, inspirado por el ayatola Komehini. Es posible, entonces, descubrir una línea de comportamiento común entre ambas experiencias. Quizás y como sostenía Freud todo se deba al sentimiento de inseguridad que proviene de una situación nueva, la gente necesita sentirse segura para ser feliz y la seguridad está condicionada a nuestra conciencia de ser personas, individuos, y a nuestras conciencia de ser cuerpos y las sensaciones que a través de él registramos (hambre, dolor, enfermedades).

    Quizás al reducir la percepción de nuestra individualidad pasando a pertenecer a un grupo altamente integrado, y al reducir nuestra conciencia corporal a través de la desvalorización o simplificación del entorno se consiga tener una falsa sensación de seguridad.

    El fanático, como sabemos, niega la posibilidad de evolución, se aferra a una manera de hacer las cosas y de interpretarlas, se cree en posesión de la verdad por lo cual no discute ni razona sus creencias lo que le impide ampliar y renovar su criterio, no tiene pensamiento crítico, se estanca en un estado de cosas y trata de explicar todo a través de ese estado de cosas.

    La importancia de la religión en el oriente medio es por todos conocidas, la tendencia a establecer comunidades teocráticas también. Aparece como inevitable, entonces, que la ruptura del "orden establecido" por Sadam y el cambio brusco que ello significó procrease el mismo tipo de fanatismo religioso que se creó en el Iran de fines de los '70.

    La lección que podríamos sacar de esto es que la democracia no se impone, la sociedad suele evolucionar hacia ella y todo rompimiento brusco de ese camino produce efectos indeseados.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Esto es el cáncer de la religión, no es la religión, no soy creyente pero debo decir que lo que hacen los fanáticos tanto en Irak como en otros lugares no tiene nada que ver con la religión

    Un apunte: El ejército del Mahdi es socio "de facto" de los americanos en irak

    ResponderEliminar
  3. Es cierto lo que dices, Yassin, esto no es religión, es simplemente fanatismo. Que utilicen la religión como justificación de sus acciones es en realidad secundario, si no pudiesen justificarse con motivos religiosos lo harían con motivos políticos, raciales o económicos.

    Europa misma ha sufrido la dura experiencia del fanatismo religioso y, más recientemente, el fanatismo racial y político. Hemos de recordar que el fanatismo es el origen del sentimiento xenófobo, del racismo y de otros muchos males sociales sin ser la cura para ninguno.

    También hemos de recordar que el catolicismo y el islam tienen mucho contacto con la religión judía y que en verdad tenemos motivos de sobra para considerarnos hermanos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. www.10000smileyfaces.com

    Hola, mi nombre es Ezequiel y te invito a formar parte de la comunidad de las “10000 Caras Sonrientes". Allí podrás hacer un link a tu blog y aumentar la cantidad de visitas. Nuestro objetivo es crear un medio de promocion de blogs y páginas personales porque pensamos que hay mucha gente que tiene algo que decirle al mundo entero.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.