14 febrero 2008

Mezcla explosiva: independentismo + PP + medios desnortados

María San Gil, diputada del PP vasco, fue recibida esta semana en la Universidade de Santiago por un grupo de independentistas gallegos que la increparon e insultaron.
De los hechos han informado todos los medios y algunos han llegado a presentar el suceso como un atentado contra la integridad física de San Gil.
Indudablemente, vistas las imágenes, la agresividad verbal de los manifestantes es inadecuada y merece crítica.
A toro pasado, los tres grupos parlamentarios de la Cámara autonómica gallega (PP, PSdeG y BNG) negociaron una condena institucional para reprobar la actitud de los manifestantes, pero el empeño del PP en relacionar el incidente con cuestiones y situaciones ajenas al altercado santigués lo ha impedido.
En resumen:
1. Los jóvenes que protestaban por la presencia de San Gil en el recinto universitario dieron muestras de  infantilismo político; amén de emplearse con agresividad verbal innecesaria;
2. El PP ha aprovechado el regalo para engordar su electoral victimismo y fomentar las tensiones guerracivilistas que con tanto ardor siembra; y
3. Demasiados medios de información se han deslizado por la pendiente del alarmismo, en algunos casos con la evidente intención de promocionar las tesis del PP.
La información que suministra La voz de Galicia incluye un vídeo en el que se aprecia, sin interpretaciones partidarias, que los hechos protagonizados por apenas una veintena de personas constituyen un acto patético, sin duda, pero hablar de terrorismo o atentado es una indignidad política y periodística.
MÁS información en "El papel de los chicos de Alberto", en El país.

Información del año 2003: Durante un pleno lleno de tensión,
el alcalde de Andoain, José Antonio Barandiarán, varios ediles
y representantes de formaciones nacionalistas vascas
(en la zona baja de la foto aparece Josu Jon Imaz, del PNV)
tuvieron que ser protegidos por la Policía. Los concejales
fueron recibidos con el lanzamiento de pegatinas e insultos
por parte de los asistentes, entre los que se encontraban
(entre otros) Rosa Díez y María San Gil (en la foto, gritando).
Incluso hubo empujones y algún que otro escupitajo, pero
nadie se rasgó las vestiduras y nadie --tampoco los medios--
acusó a Díez y San Gil de atentado o de que actuaran
con "manifiesta  violencia"...

8 comentarios:

  1. Un incidente penoso. Completamente predecible la reacción de los incendiarios del PP, que harán cualquier cosa para que no haya acuerdo con el resto de partidos. Sólo aceptan una dimisión en masa del gobierno, aunque sea porque los callos estaban fríos, mientras tanto: _no_ a todo. Patético por parte de los "independentistas", que parece que no tienen la mas mínima orientación. Hay un partido nacionalista en el gobierno. El nacionalismo gallego avanza (sin la fuerza del catalán o el vasco quizás, pero avanza). Muy poca imaginación han demostrado estos chicos, porque hasta ignorarla habría sido mas útil.
    Y el parlamento vuelta a perder el tiempo con tonterías. Que si rechazo, que si no rechazo lo suficiente, que si aprovecho para condenar hasta la lluvia que me moja los zapatos... Esas discusiones no valen ni la silla en la que se sientan.

    ResponderEliminar
  2. Creo que las últimas versos dejan las cosas en su sitio. Y a mí que este tipo de cosas me deja una sensación de hastío y de tomadura de pelo cíclica.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Perdón, es lugar de versos quería decir las "lineas" de la conclusión del post.

    Sorry

    ResponderEliminar
  4. Coincido em termos geráis co exposto por vostede, ainda que tamém gosto desta outra opiniom.

    A verdade que os independentistas galegos realiçam um tipo de acçons que nom comprendo. Creo que pretendem provocar para aparecer como vítimas da "policia espanhola" ou dos "partidos espanhois" como gostam de dizer eles.

    ResponderEliminar
  5. Cierto lamelas. El comentario de Ricardo es muy bueno, y mucha razón tiene.
    Desde mi punto de vista, lo que no se puede es ir por ahí pegándole a la gente, ni siquiera a esa gente. Así que volví a ver los vídeos que están en los periódicos, y ahora estoy realmente confundido: porque corríjanme si me equivoco, pero se ven unos jóvenes silbando y gritando, y unos guardias y acompañantes de la forastera pegándoles! A uno incluso lo revolean a golpes cuando intenta subir por la misma escalera! Y el vídeo es el que muestra el abc y el mundo, así que supongo que no está cortado.
    Me siento insultado y engañado, me parece que he vuelto a caer en la trampa de los medios.
    Si me lo permiten, me retracto de parte de mi comentario, porque los independentistas eran los que ejercían su libertad de expresión, y si eso no gustaba a los políticos presentes, y los disturbios fueron consecuencia de que intentaban echar a los jóvenes que se manifestaban, entonces la situación cambia radicalmente, los que deberían estar siendo acusados de violencia son los de la comitiva, y lo que estamos viendo es otro abuso de poder y manipulación de la opinión pública por parte de los medios.

    ResponderEliminar
  6. 1) María San Gil es una de las personas que más desprecio me produce en la política española.

    2) Toda persona tiene derecho a no ser insultada y amenazada por unos niñatos envalentonados.

    3) En los vídeos que hay del incidente, aprecio que el empleo de la violencia física, muy leve en todo caso, corresponde sobre todo a los miembros de la comitiva de la dirigente popular.

    4) Lo más grave de este asunto es, a mi juicio, la reacción del rectorado, del decanato, de la fiscalía y, sobre todo, de los medios de comunicación, que han dado por buena la versión de una de las partes sin antes contrastarla.

    Su versión contradice lo que me dicta el sentido de la vista y el sentido común.

    Así como el incidente en sí me parece muy leve, unos agarrones y forcejeos; la contestación de la maquinaria del Estado me parece impropia de un país democrático y me retrotrae a la época franquista.

    En cuanto a los medios. Me alegro no ser periodista, pues hoy sentiría vergüenza.

    ResponderEliminar
  7. El incidente tiene mucho de anecdótico, su trascendencia se encuentra en el uso que el PP desea hacer de él.

    Que los jóvenes hayan gritado se hayan opuesto a la presencia de un político con insultos es algo lamentable por su falta de elegancia pero, aparentemente, es algo bastante usado dado los incidentes registrados en Totana hace muy poco tiempo, y la protesta lidereda por la sra. San Gil de la que Félix, amablemente, nos acerca una foto.

    Que el PP (y no digo el PPdeG porque en realidad seguro que todo el PP está de acuerdo), por su parte, considere que un repudio de esta actitud debe suscribirse de acuerdo a sus deseos me parecería infantil si no fuera antidemocrático. Repudiar es decir "estuvo mal, no estamos de acuerdo, nos oponemos" pero prohibir actos de grupos que defiendan la lengua gallega se me antoja antidemocrático, y aquí llego a lo que deseo decir.

    Lo hecho por los chicos fue, quiérase o no, un acto democrático: Expresar libremente su opinión acerca de un dirigente político. Como acto democrático pudo ser exacerbado, es cierto, y puede merecer una condena por la falta de modales y la violencia del léxico, pero no puede ser tildado de terrorismo ni mucho menos.

    Lo que pretende el PP (a través del PPdeG) es que se realice un acto profundamente antidemocrático, y esto es muchísimo más condenable que lo realizado por esos 20 jóvenes airados que, sin mebrago, no pusieron en peligro la integridad física de la Sra. San Gil.

    Visto lo visto y dicho lo dicho, condeno y repudio el intento de cohartar el derecho a la libre expresión que intenta impulsar el PP a través del PPdeG.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Al lado de Rosa Díez está Gotzone Mora, otra de las que se ha descolgado del PSE para aterrizar en las FAES... cosas vederes, Sancho amigo...

    Un abrazo

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.