12 abril 2008

Otra inmoralidad urbanística del cardenal García-Gasco

El Arzobispado de València ha vendido a una constructora el solar urbano de Gandía que en 1993 legó a la Iglesia Católica el feligrés José Pascual Romero Ferrandis. El solar, una vez fallecido Romero, en 1996, debía ser destinado a construir un templo... pero la Iglesia ha burlado la voluntad del fallecido.
El arzobispo y cardenal Agustín García-Gasco, alineado con los ultras que lidera Rouco Varela, ha decidido vender el solar por un millón y medio de euros. Por si fuera poco, cuando murió el benefactor el arzobispado también heredó unos 80 millones de pesetas para costear todas o parte de las obras... ¡Vaya usted a saber dónde ha ido a parar el dinero!
Es otra demostración del catolicismo inmoral y anti-cristiano que practica la Iglesia Católica, Apostólica, Romana y española.
Y como siempre, insisto en que los creyentes merecen respeto, pero al mismo tiempo es evidente que la Iglesia de los García-Gasco, Rouco, Cañizares y demás se ha ganado a pulso el desprecio.
INFORMACIÓN más detallada, en Levante.

1 comentario:

  1. Tanto respeto como los ateos, si se me permite la puntualización.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.