09 febrero 2009

¿Quién tiene la vara para medir la capacidad de una madre?

Por mi profesión y porque vivo en sociedad, he conocido en vivo y en directo una treintena de padres y madres a los que por el bien de sus hijos deberían haberles privado de la patria potestad.
Hay padres y madres drogadictos que se niegan a la rehabilitación; padres y madres condenados a penas de prisión superiores a los 6, 8 y 10 años que conservan todos los derechos sobre los hijos que no crían ni conocen; padres y madres que utilizan habitualmente la violencia con sus hijos; padres y madres que instruyen a sus hijos para que roben; padres y madres que justifican los actos delictivos de sus hijos e incluso arremeten contra las víctimas... etcétera.
Por todo eso y más, resulta injustificable la actitud y las acciones de la Administración en el caso que exponen Sara y David [episodio difundido la bitácora Mis pensamientos 2.0].
El Estado dispone de alternativas legales y medios para, si es necesario, ayudar a Sara y David sin necesidad de "robarles" el bebé.
¿Por qué la Administración es tan innecesariamente protectora con unos y, en cambio, cierra los ojos ante decenas de situaciones que sí justificarían su intervención?

6 comentarios:

  1. Te agradezco sinceramente tu apoyo en el caso de David y Sara, lo peor es que solo contempla los derechos de la niña pero los de los padres no, no hay una juez que haya dictado que no son aptos para cuidarlas ni ninguna valoración.
    Espero que por fin esta familia puede estar en un casa de acogida que comprueben si son capaces de cuidarla en definitiva darle una oportunidad de que estén los tres juntos.
    Muchas gracias por tu colaboracion.
    Con cariño
    Mari

    ResponderEliminar
  2. me ha puesto la piel de gallina, que pena tan grande me entró...

    tienes mucha razón Félix, hay por ahí adelante muchos padres que no deberían ejercer como tales y todo el mundo debe ser inocente hasta que se demuestre lo contrario...

    ojalá consigan a su hija que es lo que les pertenece.

    bicos,

    ResponderEliminar
  3. Me parece incríble que se haya prejuzgado la capacidad de ser padres de estas personas por una "minusvalía". Son sus padres y si necesitan ayuda para cuidar a su hija lo que deben hacer es facilitársela, y no retirarles a la niña.
    Perpleja, leí hace unos dias que un juez resolvió que un padre abusador de sus hija puede seguir visitándola!! En qué manos estamos?
    Ojalá se haga justicia y se restablezcan los derechos de los padres y de la niña, que también han sido obviados.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. he puesto un enlace en mi blog que enlaza con el tuyo (espero que no te moleste, si fuera así, házmelo saber y lo quito, no hay problema) para que todo el que quiera le más sobre el tema y saque sus propias conclusiones

    bicos,

    ResponderEliminar
  5. Las leyes no se hacen solas. Las han hecho hombres y mujeres -más hombres, claro-. Y han sido aprobadas, usadas, manipuladas, manoseadas por hombres y mujeres, y ha sido así porque la sociedad lo ha permitido (algunas veces por ignorar el caso, otras por indiferencia). Por eso es tan importante difundir las injusticias, y la red y los blogs son parte ahora de ese apoyo.
    Ojalá tenga eco esta ayuda.
    Saludos
    Elsa

    ResponderEliminar
  6. A AKDABRA,
    Nunca me molestan ni pueden molestar los enlaces.
    Una de las características básicas de la Blogosfera es la conversación, la interactividad, los enlaces.
    Saludos.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.