03 diciembre 2009

"En defensa de los derechos fundamentales en internet"

Ante la inclusión en el anteproyecto de ley de economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de internet, ImP se suma a los blogueros, periodistas, profesionales de todo orden, creadores de contenidos y usuarios de la Red en general, reproduciendo el manifiesto siguiente:
Ilustración, Eneko
1. Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.
2. La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.
3. La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.
4. La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.
5. Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.
6. Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.
7. Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.
8. Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.
9. Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.
10. En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.
ENLACE al manifiesto original, en: 
* ASOCIACIÓN DE INTERNAUTAS, o en
* ASOCIACIÓN DE USUARIOS DE INTERNET.
..
ACTUALIZACIÓN (horas después, al anochecer): 
Copio y pego:
«El problema real, el que no está en ninguna agenda del ministerio y que difícilmente estará, es que el mundo ha cambiado, no que vaya a cambiar… que ha cambiado ya hace tiempo, que la industria de la música ha muerto, tal y como se entendía hace 20 años, que los ingresos de los músicos y de otros artistas no dependen ya de un contrato con una multinacional, que la gente ya no escucha listas de éxitos en la radio, sino que crean sus propias listas y las comparten en Internet, que los libros ya son digitales, como la música, el cine o la televisión, lo que facilita que cualquier artista pueda poner su obra en Internet para que la gente la disfrute tanto gratuitamente como de pago».
Pulse y lea íntegro el post, en "La libertad de los internautas a debate", en 1001·MEDIOS.

2 comentarios:

  1. Por suposto, tamén estou a favor deste manifesto. So engadir unha cousa: ¿como é que unha parte do que nos custan moitos soportes magnéticos (dvd´s, móviles,etc.) vai parar á SGAE porque din que se van usar para grabar música,etc.etc. Non di o artigo (¿17?) da Constitución que toda persoa é inocente ata que se demostre o contrario? Porque se parte da premisa de que o imos a usar para iso. Non é unha forma de actuar anticonstitucional? Entonces, onde gardo os meus traballos, copias de artigos publicados, traballos meus, fotos miñas, vídeos meus, etc. etc.

    Xa sei que o que agora pretende o goberno é outra cousa, pero no seu momento xa deu por bo o de infrinxir alegremente o artigo da presunción de inocencia, e coido, non estou seguro de que é anticonstitucional.

    Remato, a SGAE non pode pórse á altura de Facenda.

    ¿Por qué non se fan públicas as contas da SGAE?
    ¿Por que se lles bota a culpa as persoas e non os altos precios que se venden discos?. Discos dos que case sempre so se salvan dúas ou tres cancións...

    En fin, que estou totalmente dacordo co que di o manifesto.

    Un saúdo

    ResponderEliminar
  2. Julio,
    Esas mesmas preguntas están na base da inconstitucionalidade do chamado canon dixital. Non teñen resposta racional, nin política nin xurídicamente (pode que a teñan electoralmente, aínda que no curto prazo xogará na contra do Goberno).

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.