13 abril 2010

El poder judicial parece incapaz de distinguir entre ciudadanos y súbditos

El diario Público informa:
«La Comisión Permanente del órgano de gobierno de los jueces reprueba "de manera especial" las manifestaciones "realizadas en el día de hoy por personas que han ocupado destacadas responsabilidades en instituciones básicas del Estado (...)
«Sin perjuicio de recordar la legitimidad de la crítica a las resoluciones judiciales, el descrédito hacia el propio Estado de Derecho que producen manifestaciones como las anteriormente referidas no resulta tolerable", señala el texto», que ha sido difundido por el Consejo General del Poder Judicial (CJPG) [ver más detalles en "Los jueces encajan mal el acto de apoyo a Garzón"].
Viñeta de Pinto & Chinto
De entrada, lo que no resulta tolerable es que el poder judicial pretenda arrogarse la prerrogativa de determinar lo que es políticamente tolerable en democracia. La Constitución no otorga al Consejo la función de filosofar o cercenar la libertad de expresión.
¿Habrán entendido que criticar no es injuriar, ni difamar?, ¿o acaso pretenden negar que el Supremo está reinterpretando la falsa amnistía de 1977, amén de prescindir de acuerdos legales de ámbito internacional suscritos por el Estado español?
Es legítimo que un miembro del CJPG opine a título personal sobre los límites de la tolerancia (la suya) y de la libertad de expresión, pero es inquietante que el Consejo entre en ese jardín con relación al caso de los cientos de fosas clandestinas existentes en la democrática España y a propósito del juicio abierto a Garzón.   
¿Acaso aspiran a procesar a quiénes estamos avergonzados y asqueados de los espectáculos que están ofreciendo el CGPJ y el Supremo?
En la cúpula del poder judicial siguen sin entender --¡o no quieren entender!-- casi nada de cuanto está relacionado con las herencias de la dictadura, incluidos los delitos de lesa humanidad que son imprescriptibles. ¡Esto sí que les debería preocupar, no las críticas!...
¿Será porque son mayoría, o más influyentes, los jueces y magistrados que juraron los Principios Fundamentales del Movimiento y colaboraron por activa o por pasiva con el régimen franquista?
DE INTERÉS: "Pervivencia del franquismo judicial", por Salvador Milà Solsona, en NUEVA TRIBUNA.

3 comentarios:

  1. Aun estando de acuerdo contigo me gustaría que supieras que es tal la placidez que se vivió durante cerca de 40 años que ayer en el debate de CNN +, Hoy, de Iñaki Gabilondo, hasta él pedía enfriar la cuestión porque dice que se están exagerando las cosas. Vivir para ver y escuchar. Yo suscribo tus palabras. Que Iñaki pida lo que quiera.

    ResponderEliminar
  2. A GLORIA,
    Nadie es perfecto... Gabilondo se equivoca --en mi opinión-- al apostar por enfriar, que es lo mismo por lo que apostaron en el 75, 76, 77, 78 y así salió la "maravillosa" transición.

    ResponderEliminar
  3. Lo he dicho en numerosas ocasiones: la verdadera democracia no se aprende solo en la escuela; hay que mamarla en casa. Y en esta tierra todavía estamos en una fase histórica de "transición mental" hacia la verdadera democracia. El peso de la historia reciente y no tan reciente es todavía enorme en la mente y los hábitos de la sociedad española. Y no digamos en sus estructuras de poder, algunas de las cuales se han adaptado razonablemente luego de sufrir un complejo proceso de reconversión mental y material (el ejército).Pero otras ( el poder jucial y no solo ....) todavía están anclados mentalmente en ese pasado no tan lejano. Así que de vez en cuando les salen los viejos demonios que llevan dentro. Hace falta un proceso e "exorcismo" para que salgan definitivamente. El tiempo, la educación, las nuevas generaciones.... Puede que algún día ese y otros poderes no solo digan de palabra que son demócratas sino que lo vivan de manera natural y no forzada.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.