03 junio 2010

El periódico "La razón" ofrece una lección de irracionalidad

Hace ya casi dos años, en agosto de 2008, Fernando Sánchez Dragó, que ejerce de intelectual, fue fichado por la aguerrida dirección de Telemadrid y entre otras perlas, dijo: «No me importaría jugar un rato con la Pajín, me conformaría con lo que su apellido sugiere».
Desde entonces, dos años ya, el tiempo cronológico fluye pero el histórico apenas avanza y da tumbos, unas veces más violentos que otras; sólo así se entiende que otro lúcido intelectual aguerrido haya arremetido contra Leire Pajín describiéndola así: culonzuela, melocotona temprana, simpática y dicharachera gordinflona, sirena de Botero... Todo eso y más figura en una columna firmada por Alfonso Ussía en el rotativo La razón.
¿Acaso la dirigente política apellidada Pajín no es criticable?
Naturalmente que sí, como cualquier otro personaje público. De hecho, en numerosos medios --bitácoras incluidas-- esa dirigente del PSOE ha sido y es blanco de criticas más o menos aceradas.
El meollo del asunto no es ese, ni siquiera debe preocupar lo que diga o escriba Ussía. El asunto central es el siguiente:
¿Es justificable que un periódico reproduzca artículos que contienen insultos e injurias contra personas?

5 comentarios:

  1. Críticas agumentadas a la actuación de cualquier persona política siempre son admisibles.
    Descalificaciones, nunca.
    Si encima esas descalificaciones desprenden un asqueroso tufo a machismo...bufffffffffffffffffffff
    Bicos

    ResponderEliminar
  2. Las críticas deben estar siempre dirigidas a la actuación como representantes políticos y decisiones que tomen, con las cuales podemos estar o no de acuerdo. Lo que hacen estos pseudohumanos disfrazados de intelectuales es vomitar la mala bilis que llevan dentro fruto de su sangre putrefacta descompuesta por hongos cancerígenos (léase Papilomus Putrefactus)

    ResponderEliminar
  3. totalmente de acuerdo... criticar por los hechos, por la política que hace, no por su aspecto físico.

    bicos,

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.