02 junio 2010

El PP desea que los "mercados" castiguen la economía de los españoles

El ¿centrista? alcalde Madrid ha invitado a los mercados [ver nota] a que penalicen la economía de los españoles para castigar la negativa del presidente de Gobierno a dimitir o convocar elecciones anticipadas. Ruiz-Gallardón ha dicho, exactamente: «En tanto no haya dimisión del presidente o elecciones generales, también eso debe ser valorado por los mercados».
¿Aguirre y Ruiz-Gallardón
son enemigos
irreconciliables...?
Ruiz-Gallardón ha ejercido de político sin vergüenza; así lo certifica su aberrante petición de que la economía de todos sea sometida a nuevas agresiones y a la codicia de los especuladores.
Es legítimo, lógico e incluso saludable en democracia que el PP (incluidos sus supuestos centristas) se opongan al actual Gobierno y lo critiquen; pero carece de justificación que el PP trabaje en contra de la economía de todos con la única intención de fomentar el nihilismo y la abstención para ganar las elecciones, sean mañana o dentro de dos años.
Las palabras de Ruiz-Gallardón invitando a los mercados a que castiguen la economía española porque no dimite el presidente de Gobierno son las propias de un político carente de escrúpulos.
..
NOTA:  
La palabra mercados sirve para definir de forma global y referirse a todos los agentes que intervienen en las actividades financieras, desde las agencias de calificación o rating que daban (y dan) máximo valor a las hipotecas basura (subprime) que desencadenaron la crisis, hasta el conjunto de especuladores que actúan en las Bolsas --incluidos los que juegan con dinero procedente de las drogas, del tráfico de personas, de la comercialización ilegal de armas, de la corrupción o de la pornografía infantil, que no son pocos.
A todos esos especuladores, sean legales, irregulares o ilegales, es a los que Ruiz-Gallardón emplaza a prolongar la recesión económica que castiga a los españoles para desacreditar al actual presidente de Gobierno.

3 comentarios:

  1. Están crecidos, Félix, muy crecidos; apoyados en un aparato mediático que avergüenza leer y escuchar. Mientras, simpatizantes y militantes de izquierda parecen avergonzados, carentes de mensaje y, lo que es peor:huérfanos de ilusión. ¿Qué fue de nuestra generación?

    ResponderEliminar
  2. Desafortunada frase.
    Aunque me temo que los mercados van a seguir castigándonos, y una buena señal sería la dimisión de Zp.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. A JOSITO,
    Una frase desafortunada la puede tener cualquiera --aunque en un dirigente institucional es algo difícil de entender-- y se arregla rectificando.
    Por eso escribo que su autor ha actuado como un sinvergüenza, no que lo sea.
    Quiero pensar lo mismo que usted --ojalá acertemos-- que esa desafortunada frase no implica que su autor desee el hundimiento de la economía española. Pero en tanto no haya rectificación...

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.