16 noviembre 2012

El Gobierno de Feijóo aprobó "premiar" a quienes arruinaron las cajas de ahorros gallegas

Hace ya meses y meses, algunos medios y periodistas advertimos de que la Xunta de Galicia --tuviera quien tuviera mayoría en el Parlamento Galego-- era la máxima responsable de los desmanes que desde hacía años y años estaban arruinando las cajas de ahorros.
[5 de octubre de 2011: «Las millonarias indemnizaciones percibidas por los ex directivos de Caixa Galicia, Caixanova y Novacaixagalicia han puesto en alerta a la opinión pública, pero sólo constituyen el último y más sonoro de los chanchullos protagonizados por los gestores de las cajas y de su fusión, proceso que fue pilotado por el actual Gobierno gallego, con Núñez Feijóo (PP) al frente --que incluso llegó a encargar la elaboración y aprobación de una Lei de Caixas con la intención de acaparar todo el poder en la entidad financiera, relegando incluso al Banco de España.
«De todo lo que se hacía y deshacía en las dos cajas y durante su fusión tenía conocimiento la Xunta de Galicia, única institución del Estado a la que los consejos de ambas cajas y luego de Novacaixagalicia (NCG) debían informar inmediatamente de sus decisiones, también de las indemnizaciones y pensiones otorgadas, con independencia de los controles ulteriores que haga el Banco de España».
Pero varios medios de información convencionales no sólo silenciaron o tergiversaron los hechos, sino que también mintieron en materia legal para imputar todas las responsabilidades de cuanto ocurría, ¡todas!, al Gobierno de Rodríguez Zapatero, primero, y al Banco de España después, pese a que sabían perfectamente que la legislación otorga a las instituciones autonómicas protagonismo y competencias prioritarias en el control y la fiscalización de las cajas.
¡Claro que tenía competencias el Banco de España!, pero la iniciativa y el control directo, diario, era de la Xunta de Galicia.
En el caso gallego, los medios de intoxicación que mintieron y tergiversaron decidieron que todo valía con tal de defender la aberrante gestión que hacían de las cajas el Gobierno de Núñez Feijóo y sus aliados --los voluntarios y los involuntarios--, empeñados en sacar adelante una innecesaria Lei de Caixas cuya única utilidad práctica ha sido engañar y ocultar.
El tiempo y también el hecho de que el PP haya ratificado su mayoría en el Parlamento Galego, empieza a poner las cosas en su sitio y un miembro del consejo de administración de NCG ha reconocido ante la Justicia que el Gobierno de Núñez Feijoo dio luz verde a las millonarias indemnizaciones y jubilaciones que recibieron quienes habían arruinado las cajas de ahorros, aberración a la que tampoco se opuso el Banco de España.
Luego, una vez silenciados los hechos y los tejemanejes, aprobadas las prebendas y forzados por los escándalos que afloraban [en especial, los engaños perpetrados para vender participaciones preferentes], Núñez Feijóo y sus aliados, ¡incluidos los medios que mintieron!, iniciaron la representación del segundo acto: darse golpes de pecho y sumarse a las peticiones verbales de que se investigara lo ocurrido. Y ahora, superadas con nota las elecciones del 21-O, pondrán en marcha el tercer acto de la obra de teatro: exigirán castigos, pero a modiño y con exquisito cuidado, no sea el demonio que el fango les salpique.
Muy probablemente, algunos, sólo algunos, de los que se enriquecieron arruinando las cajas serán castigados, pero el éxito de los depredadores, de quienes les ayudaron a ocultar los hechos y de quienes pusieron en marcha la venta de participaciones preferentes ha sido mayúsculo.
DE INTERÉS:
"Castellano afirma que todos los expertos y el Banco de España avalaron las indemnizaciones", en Faro de Vigo. Los expertos  a los que alude el presidente de Novagalicia Banco (NGBanco) son los de la asesoría interna de la propia entidad, (NCG, dirigidos por Ramón Seoane, y los del bufete de abogados Sagardoy y Brosetas. De la crónica del rotativo vigués cabe subrayar dos aspectos: Primero, que José María Castellano nada dice de que el Gobierno gallego diera luz verde a las indemnizaciones y, segundo, es significativo el episodio protagonizado por Gregorio Gorriarán, a la sazón máximo responsable de la división inmobiliaria de la caja (departamento clave en la ruina de la entidad), que siguió colaborando con NGBanco y cuya actitud es presentada como algo comprensible e incluso positivo... (¿?)

3 comentarios:

  1. Algun día el Faro deberá explicar a cambio de qué se siguen defendiendo golferías que han arruinado las cajas.
    Lo de este ¿artículo? (http://www.farodevigo.es/galicia/2012/11/17/castellano-afirma-expertos-banco-espana-avalaron-prejubilaciones/712884.html)es inexplicable desde otro punto de vista. Supera todo lo visto tanto en ese medio como en el otro lado.
    Los dos últimos párrafos explican en parte porque el periodismo está como está. Muerto. Ese tono de justificación sobre uno de los tíos más golfos que ha visto Galicia, a quien en Vigo llamaban "don 3%" y cuyo tono con empleados y sobre todo empleadas de la antigua Caixanova sería motivo para que cualquiera en su sano juicio lo repudiase. Pues ahí siguen, defendiendolo como a un campeón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tras leer la crónica de "Faro", es evidente que el autor reproduce las declaraciones de Castellano (el cual, por cierto, evita decir que el Gobierno gallego, responsable institucional inmediato del control de las cajas, dio luz verde a las indemnizaciones).
      Personalmente hecho de menos (esto es una percepción) que el último párrafo, el referido a Gorriarán, no concluya con algún tipo de matización "crítica" similar a la utilizada en el párrafo que versa sobre García de Paredes ("La discutida capitalización...")
      El ofrecimiento de Gorriarán (¡responsable inmobiliario!), así como la de Castellano admitiendo su colaboración, merecen un tratamiento informativo que no deje abierta ninguna puerta a la comprensión ni a la condescendencia, pues las barbaridades cometidas exigen reflejar con nitidez su gravedad, pues todos los altos cargos de las cajas, sin excepción, son responsables de lo sucedido.
      Haber arruinado dos cajas de ahorros exige "acritud" informativa. Las "contemplaciones" ya las ponen los políticos y, lamentablemente, la Justicia.

      Eliminar
  2. Es que siempre están con esa matización. Los gestores de las 2 cajas las arruinaron, los de las dos. No vale decir los del norte eran malos malos malos y los nuestros eran buenos chicos. De todos ellos, el caso concreto de Gorriarán entra de lejos en el podium de las golferías bancarias a nivel nacional. Y mira que el listón está alto. Si en Vigo lo sabe todo el mundo hace años, las chuladas, los "acuerdos", los negocietes de él y su hermano.
    Semejante silencio da para pensar muy mal.
    Por cierto que lo de que Castellano aceptaría su ofrecimiento es una opinión del Faro que no se refleja en ningun otro medio ni gallego ni estatal. En ninguno salvo en Faro.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.