26 noviembre 2012

Catalunya 25-N: Triunfa la derecha económica y se consolida el independentismo

Tiempo habrá de analizar las causas de la notable pérdida de votos que ha sufrido Convergència i Unió (CiU), las razones por las que Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) ha duplicado holgadamente el número de votos y de escaños, o la debacle del PSC, cuya cúpula se consuela recurriendo a comparar los resultados de ayer con las predicciones de los sondeos, que en su mayoría apuntaban un derrumbe mayor [ver cuadro al pie del post].
De madrugada y con los datos todavía calientes, hay seis aspectos que merecen ser subrayados:
* 1. Los resultados indican que la mayoría de los que han votado apoyarían un proceso de independencia (¡ojo!, sólo en teoría), así lo indicaría el hecho de que CiU, ERC y CUP hayan sumado el 47,84 % de los votos, a los que cabe sumar el 9,89 % de IC-V, pues ante la tesitura de optar entre España o constituir un Estado catalán (máxime teniendo en cuenta el carácter excluyente de la derecha españolista que gobierna) la mayoría de los cuadros y simpatizantes de la izquierda optarían por lo segundo.
* 2. La candidatura vencedora del 25-N ha sido ERC, pues ha incrementado los votos conseguidos en el 2010 en 6,6 puntos y gana 11 escaños (¡salta de 10 a 21!) También es muy relevante el alza de Ciutadans (4,2 puntos), y es obligado resaltar los éxitos de la CUP (formación de corte similar a los abertzales vascos, que se estrena con 3 escaños) y de IC-V (aumento de 2,5 puntos y de 10 a 13 diputados).
* 3. El PP se mantiene, por mucho que sus dirigentes lleven horas sobredimensionando el hecho de que hayan ganado un escaño (de 18 pasan a tener 19), pues los nacionalistas españoles han obtenido el 12,99 % de los votos frente al 12,37 % que lograron en el 2010. El gran triunfo electoral del que anoche alardeaba Dolores de Cospedal es un tanto ridículo, pues los conservadores sólo han aumentado en 0,62 puntos el porcentaje de votos que obtuvieron en las pasadas autonómicas; lo que contrasta con el aumento que ha experimentado la tasa de participación, que ha sido del 69,56 %: casi 10 puntos más que hace dos años (58,78 %).
* 4. Han triunfado las opciones de derecha y centro-derecha (PP, CiU y Ciutadans), que en su conjunto han obtenido el apoyo del 51,25 % de los votos válidos.
* 5. Caída histórica de la socialdemocracia catalana, que sufre los peores resultados desde 1977, lo que se debe no sólo a que paga el descrédito del último gobierno de Rodríguez Zapatero, sino que además un sector de los votantes habituales del PSC ha castigado la actitud innecesariamente españolista que han adoptado significados dirigentes del PSOE con motivo de la polémica generada por el giro segregacionista del presidente de la Generalitat.
* 6. La candidatura vencedora ha perdido. Parece una contradicción, pero no lo es. Y no ha sido una derrota suave, pues CiU ha perdido casi 100.000 votos y ¡12 escaños! Sin embargo, desde un punto de vista nacionalista, ese revés ha sido digerido con escasa dificultad debido al alza espectacular de ERC. El soberanismo está más vivo, por mucho que el PP insista en centrar su análisis en el traspiés electoral que ha sufrido Artur Mas, que con su sorprendente soberanismo ha roto la histórica vocación y actitud autonomistas de CDC.
..
..
RELACIONADO y de interés:
"¿Qué pasó en las elecciones catalanas?", por Vicenç Navarro, en PÚBLICO.
"Las encuestas se cubren de gloria", en ELDIARIO.ES.
"Catalunya 25-N: En Europa destacan que el independentismo se consolida y gira a la izquierda".
OTRAS OPINIONES sobre el 25.-N, en la Blogosfera:
A FURADA DO TRASNOAGENDA PÚBLICABRÉTEMASEL PATI DESCOBERTEL PERISCOPIO, EL VOTO CON BOTAS, ESCOLAR.NET, ¡MANDA GÜEVOS!METIENDO BULLA, MIS PENSAMIENTOS 2.0, PERIODISTAS21, QUIEN MUCHO ABARCA, TEDETESTO.

10 comentarios:

  1. Si no te importa, Félix, comparto contigo mi pequeño análisis poselectoral:
    :)

    1. CIU ha perdido escaños porque una gran parte de sus votantes nunca fue pro-independencia (por lo que el cambio de discurso oportunista de CIU tras la Diada ha espantado a esa parte de sus votantes).
    2. Aquellos votantes que han abandonado a CIU por su posicionamiento soberanista, y siguen siendo declaradamente de derechas, se han decantado por Ciutadans (C’s).
    3. Pero ERC ha recogido muchos de los escaños de esa parte de votantes de CIU que sí se han vuelto pro-independencia y además no comparten la política de recortes y austeridad. Y es que muchísimas personas que salieron a la calle en la Diada reclamaban más justicia social y menos recortes. No solo independencia.

    Así que la lectura de los dirigentes del Gobierno de España es, en mi humilde opinión, errónea: Mas ha perdido por oportunista, pero el “desafío independentista” (como ellos lo llaman) ha sacado músculo, y lo ha hecho escorándose a la izquierda (ERC y CUP).

    El resultado final a nivel sociológico: una Cataluña más polarizada y –a mi entender– bastante decepcionada con los grandes partidos, los cuales ya han tenido muchas ocasiones para llevar a cabo sus supuestos programas electorales y, al final, nunca se han mojado (CIU y PSC).

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que NO me importa que expongas tu análisis, al contrario, me alegro. La Blogosfera debería tener más conversación.
      Tienes razón, ya lo he comentado en ocasiones, CiU nunca ha sido una formación independentista, aunque en su seno existe un elevado porcentaje de militantes que sí lo son y la coalición obtiene decenas de miles de votos de partidarios de la independencia.
      ERC sí es independentista históricamente y así consta en su programa (SIN AMBIGÜEDADES). Y la CUP es radicalmente soberanista y de izquierda-izquierda.
      Discrepo contigo en un detalle, muy pocos catalanistas de los que ayer dieron la espala a CiU habrán votado a Ciutadans, pues esta formación se ha manifestado reiteradamente ENEMIGA FRONTAL del catalanismo político, incluso ha recurrido a la burla (no es españolista excluyente como el PP, pero es claramente anti-catalanista).
      Los votos perdidos por CiU han ido a parar, yo diría que casi en su totalidad, a ERC.
      El independentismo sigue vivo y crece, nunca ha dejado de crecer desde 1975, pero lo hace a ritmo discontinuo. De hecho, en el electorado del PSC también hay catalanistas, así le fue ayer a la socialdemocracia (no sólo por el descrédito del PSOE), pues hay catalanistas de izquierda que habitualmente votan al PSC que ayer apoyaron a ERC, a IC-V y algunos a la CUP.
      El PP saca pecho porque sobrevalora el éxito que supone haber mantenido su apoyo electoral por encima del 10% (lo cual es fruto, sobre todo, del miedo que ha sembrado durante meses). Además, la alegría que embarga al PP se debe a que deseaba ardientemente que CiU perdiera votos (ayer casi 100.000 menos).
      La euforia en la que anoche incurrían los dirigentes del PP también obedece a que temían que el catalanismo obtuviera una mayoría más rotunda que la lograda ayer por CiU+ERC+CUP (a los que habría que sumar miles de votos del PSC y casi todos los de IC-V).
      En todo caso, ayer los españolistas tenían motivos para celebrar los resultados porque pese al rechazo social que suscita la política del Gobierno Rajoy han conseguido obtener el apoyo de casi el 13% de votantes.

      Eliminar
  2. Creo que el PP sí tiene motivos para sacar pecho: "con la que está cayendo", han logrado convencer de que les voten a 84.000 personas más que en 2010, número muy parecido al de votos que pierde CIU. Lo cual lleva a pensar que la mayor movilización del electorado, presumiblemente como consecuencia del "reto soberanista", no ha actuado sólo en el sentido de favorecer la convocatoria de la consulta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El simple hecho de seguir ahí (por encima del 10% de votos), es relevante; pero no tanto por las cifras como por conservar los apoyos pese al descrédito social del Gobierno de Rajoy. El soberanismo sigue vivo, pues CiU ha perdido menos de 100.000 votos pero ERC (estos sí son independentistas de verdad) ha ganado más de 200.000.
      Es falso que el PP haya parado el aumento del independentismo. Es más, siempre que el Gobierno central lo ostenta el PP, sube el independentismo, no sólo en Catalunya. ¿Por qué?, la respuesta es sencilla; resumiendo: el radical nacionalismo español del PP, que para colmo es excluyente, alimenta reacciones de rechazo.

      Eliminar
    2. No he dicho (o no he querido decir) que el PP haya parado el aumento del independentismo, sino que, del importante número de votantes "nuevos" en estos comicios con respecto a los anteriores, una parte significativa se ha decidido a votar como consecuencia de estar en contra de la independencia. Esto explicaría el aumento en el número de votos que ha recibido el PP (unos 84.000, alrededor del 22 % más que en 2010), a pesar de "la que está cayendo".

      Es decir, claro que la encarnizada repulsa a la independencia de Cataluña que la derecha política y mediática han mostrado en los últimos meses ha generado un fuerte crecimiento de la visibilidad del independentismo entre los catalanes. Pero creo que no es menos cierto que esa expansión del discurso independentista ha incrementado el rechazo entre la derecha catalana "españolista", y un aumento también importante del número absoluto de votos a sus formaciones.

      Eliminar
    3. En eso estoy de acuerdo, coincido contigo en que parte del electorado de CiU ha dado la espalda al órdago independentista de Mas. En paralelo, en mi opinión también aciertas al apuntar que votantes que habitualmente se abstienen o votaban a otras candidaturas han reforzado la base electoral del PP ante la posibilidad de que en Catalunya se abra un proceso que, al margen de consideraciones ideológicas, tendría (o TENDRÁ, si PP y CiU siguen "desvariando") efectos que a priori son de difícil valoración y, por tanto, generan lógico temor.

      Eliminar
  3. Só un pequeno apunte, en relación ó PP: non é 'pese', se non 'a máis de', pois as porcentaxes son sobre os votos válidos. Claro que non signifca unha grande vitoria ...

    ResponderEliminar
  4. Análisis de Im-Pulso muy de agradecer por rigor y objetividad frente a tanto bodrio manipulador. Sin ir más lejos, la "rueda de tertulianos deTVE", más bien un coro de beatos del centralismo más cerril que no dejó de recitar, con tonos apocalípticos, el "rotundo fracaso del soberanismo", identificando soberanismo con Artur Mas, relegando o acallando el ascenso espectacular del independentismo de izquierdas, pasando de puntillas sobre el hecho de que CiU, pese a no cumplir su expectativa, obtiene una diferencia abrumadora de votos sobre los demás. Mistificadores y moldeadores de opinión al servicio de unos determinados intereses, a los que cuesta dignificar otorgándoles el nombre de periodistas. Y, curiosamente, con muy sospechosa unanimidad, todos por el mismo patrón, o casi. En qué engendro ha venido a convertirse TVE.

    Por cierto que, igual que me sorprendió en el caso gallego, me sorprende que se mantenga el PP ahora que son públicas las pollíticas ferozmente antisociales que propugna. ¿Ignorancia? ¿Masoquismo? ¿Caudillismo residual? ¿Miedo a la libertad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Antonio, lo que apuntas en el último párrafo abre interrogantes, pero, a mi parecer, lo explica el hecho de que en Catalunya (al igual que en los demás territorios del Estado más desarrollados económicamente) las clases medias suman un elevado porcentaje de población y ese electorado alimenta más temores al independentismo que ningún otro sector social.
      Hoy he hablado con un familiar y dos amigos residentes en Barcelona y los tres opinan algo similar y, además, coinciden en que hay votantes más o menos habituales del centro-derecha catalanista que ayer votaron al PP porque les "asusta" el sorprendente giro independentista de Mas (los criterios de gobernanza de CiU siempre han estado, al menos hasta hace unos meses, mucho más cerca del conservadurismo económico que del soberanismo político. Precisamente, esta actitud de CiU fue el detonante de sucesivos desencuentros, algunos muy graves y personalizados, entre sus dirigentes y los de ERC).
      Saludos.

      Eliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.