01 noviembre 2006

El electorado catalán confirma su apuesta por el nacionalismo y se inclina hacia el centro-izquierda

Las elecciones autonómicas catalanas tienen, como todos los comicios, lecturas a la carta (las interesadas) y lecturas más o menos objetivas.  
Opiniones personales al margen y dejando de lado las gafas de sol que cada cual se quiera poner, los datos indican lo siguiente:
1. Los anti-catalanistas pierden 1 escaño: el PP, que tenía 15, se queda con 14.
2. Los antinacionalistas se estrenan en el Parlament, pues Ciutadans obtiene 3 escaños [el PP no entra en esta categoría porque no es antinacionalista, sino nacionalista español, o españolista].
3. Los nacionalistas catalanes conservan sus escaños: Antes CiU (46) y ERC (23) sumaban 69, cifra que han revalidado, con la particularidad de que CiU aumenta 2 (asciende a 48) y ERC pierde otros tantos (desciende a 21); sumando entre ambos los mismos que en  2003: 69.
4. Los socialdemócratas pierden 5 escaños: el PSC cae de 42 a 37.
5. La izquierda eco-socialista gana 3 escaños: Iniciativa per Catalunya-Els Verts (IC-V, coalición federada a IU) avanza de 9 a 12 escaños. En todo caso, IC-V tiene una marcada inclinación nacionalista, aunque de sesgo más socio-cultural que político; de modo que quienes hagan lecturas territorialistas de los comicios deben tener en cuenta que a los 69 escaños catalanistas de CiU y ERC habría que sumar los 12 de IC-V.  
6. Los nacionalistas españoles han perdido 1 escaño, pues el PP ha caído de 15 a 14 [los 3 escaños obtenidos por Ciutadans no son propiamente españolistas, sino ante todo anticatalanistas; los criterios de C's no son equiparables a los del PP ...de momento].
7. El PSC-PSOE se inclina cada vez más hacia los nacionalistas moderados de CiU.
8. Sólo hay tres mayorías de gobierno posibles: CiU + ERC; PSC + ERC + ICV o CiU + PSC. Es decir, el corazón de la política catalana se juega en el campo del centro-izquierda ideológico y en un espacio marcado por el catalanismo.  
9. La estrategia de confrontación del PP ha fracasado.
10. Ciutadans parece condenado a languidecer, salvo que el españolismo del PP se radicalice todavía más y siga perdiendo votantes.
En el día a día de la actividad parlamentaria, C's difícilmente podrá contentar a sus distintas y diminutas familias, y mucho menos congraciar a los pseudonihilistas que representa Boadella (salvo que los aparte) ni a los anticatalanistas que han votado a C's porque rehúsan votar al filofranquista PP [este sentimiento de rechazo al PP está muy extendido en Catalunya en sectores ideológicamente conservadores o de derechas, que es donde previsiblemente C's tomará impulso para remontar].
..
En definitiva:
A) El nacionalismo español ha perdido peso;
B) El nacionalismo catalán ha ganado solidez;
C) Los en principio no nacionalistas se quedan igual (el ascenso de Ciutadans-Ciudadanos compensa el ligero descenso del PSC-PSOE); y
D) Desde una óptica ideológica, el centro-izquierda sigue siendo mayoritario en Cataluña.
..

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.