28 abril 2008

BNG-Vigo expulsa a un "submarino imperialista". ¿Es broma?

Finalmente, el grupo de militantes del Bloque Nacionalista Galego (BNG) que, al parecer, confunden gobierno con población y Estado con país ha logrado que la dirección comarcal BNG-Vigo expulse de la organización a Pedro Gómez-Valadés, nacionalista que preside la Asociación Galega de Amizade con Israel, entidad que según los impulsores de la expulsión se dedicaría (¿?) a defender al Estado israelí...
Por cierto, ¿justificar y ensalzar a Hamás es sinónimo de progresismo? 
El maniqueísmo hace estragos. Por la misma regla de tres, la asociación de amistad con China humilla a los tibetanos, la de amigos de Colombia sería partidaria de Álvaro Uribe y los amigos de Estados Unidos respaldan la invasión de Irak.
Pedro Gómez-Valadés ya ha precisado que recurrirá la decisión ante el "consello nacional"; es decir, que Anxo Quintana y la cúpula del BNG deberán pronunciarse y precisar si en el Bloque la visceralidad está por encima de la racionalidad.
INFORMACIÓN puntual del asunto, en Faro de Vigo.
TEXTO de ImP de febrero del 2007: "¿Hay antisemitas en el BNG de Vigo?"; más dos post referidos al caso, uno en la bitácora O RUÍDO DOS DÍAS: "Perde o BNG, perdemos todos", y el otro en GALIZA SOSEGO: "Quen dirixe o BNG?".
ENLACE de interés: País de mierda.

5 comentarios:

  1. Son uns auténticos fanáticos, e o peor é que hai xente no ambientillo que o xustifica con razóns máis ou menos peregrinas. Onte estiven falando cun compañeiro da comarca que decía, completamente convencido, que Gómez-Valadés recibía cartos da embaixada de Israel para "reventar" o Bloque (???). E non era ningún analfabeto, senón un rapáz con dúas carreiras! Coma non teñen ningún argumento, botan a lingua a pastar, para crearlle mala fama.

    E moitos dos comentarios en Chuza que lin van nesa liña. Un incluso afirma sen tapuxos que, ao fin e ao cabo, se el non quería irse, éste era o mellor momento para botalo. É demencial. Todo un traballo de apertura de anos tirado pola borda para agradar ao seitor máis talibán do nacionalismo galego.

    ResponderEliminar
  2. yo con este tema de verdad que no puedo. estamos volviéndonos tan reduccionistas que el talibanismo campa a sus anchas... a ambos lados.

    ResponderEliminar
  3. Félix, si la Sociedad de Amigos de Israel y su presidente se dedicasen a la promoción cultural de la huella sefardí en Galicia, sabes bien que no hubiera habido mayor problema.

    El problema es que desde esta Sociedad, se justifican o ningunean los crímenes y la ocupación israelíes (así como otros justifican los crímenes de Hamas).

    No entro ni salgo en qué visión del conflicto es más ecuánime. Pero parece de justicia señalar que el malestar que hay en el BNG con este señor no es a causa de su labor cultural (el BNG tiene mucho que ver en la recuperación de la judería de Allariz).

    En modo alguno me considero racista. Y sin embargo, o precisamente por ello, me considero antisionista: es decir, rechazo la ocupación por parte del Tzahal primero y de los colones después, de todo territorio palestino más allá del 55% concedido por la resolución 181 de las NU.

    De hecho, como todos sabemos, una cosa es el estado de Israel, y otra el pueblo judío, y otra más la religión hebrea. El mismo nombre de esta formación juega a confundir los términos, y amenaza al que se declara contrario al sionismo (es decir, a la ocupación ilegal de toda Palestina por parte del Estado de Israel) con el estigma de antisemita (algo que también colea en tu artículo).

    No soy del BNG, ni mucho menos. Pero me parece injusto y manipulador tratar este asunto en clave de odio al judio. No conozco ningún miembro del BNG racista, ni creo que vayan por ahí los tiros.

    El problema son las diferentes posiciones ante un conflicto complicadísimo, que quizá ambas partes debieran matizar.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. A el Mendigo:
    Quizá sin pretenderlo, respaldas en gran medida lo esencial de mi "post".
    Jamás he acusado al BNG de antisemista, ni de racista; pero haylos, COMO EN TODOS LOS COLECTIVOS HUMANOS, sean partidos, asociaciones de vecinos, sindicatos o clubes de fútbol.
    El racismo y la xenofobia --el primero es el no va más de la segunda-- están presentes en TODAS las manifestaciones sociales y políticas de Occidente y del Africa negra, de China y de cualquier otro país y sociedad.
    Racismo y xenofobia son --todavía-- males consustanciales a la vida en sociedad; son "herramientas" (perversas, cierto) que los colectivos utilizan con mayor o menor fortuna o mayor o menor inteligencia --maquillaje-- para defenderse, atacar, legislar, etc. etc. etc.
    Nadie, TAMPOCO LOS MILITANTES DEL BNG, escapa a ese tic. Yo tampoco. ¡NADIE!
    Lo que más llama la atención en el caso de Gómez-Valadés --tampoco es que sea original-- es que, una vez más, criticar a los sionistas --suponiendo que Pedro lo fuera, que no lo es-- está bien visto, incluso es "comprensible" y merece aplausos, aunque la acusación sea radicalmente falsa; en tanto que está mal visto posicionarse contra los fanáticos de Hamás, que son inequívocamente fascistas por autoritarios, son antidemocráticos, violentos y, para colmo, corruptos.
    En efecto, el ejército israelí perpetra iniquidades, hasta comete asesinatos injustificables; pero nada se dice de los cohetes que cada día lanza Hamás, que no jsutifican lo anterior, pero lo alimentan, se alimentan unos a otros...
    Eso es lo que resulta particularmente chocante, máxime en un frente (el BNG) en el que son mayoría las organziaciones de izquierda; es decir, que deberían centrar su foco en las personas, en lo social.
    Y por último, un detalle: Israel existe por decisión de Naciones Unidas. Fue una imposición, en efecto, pero puestos a desandar no pretendamos desandar sólo esa decisión; desandemos tambiñén la creación del reino de Arabia Saudí --país inexistente--, reventemos con igual obcecación la existencia de Jordania, la de Ireak y la de Irán, etc... todos ellos "países" creados --incluidas sus fronteras-- por decisión de las metrópolis colonialistas.
    Desandemos las cegueras de Occidente ante la masacre de los pueblos kurdo y armenio, pero desandemos todo... ¡Todo!
    ¿Qué es imposible? Sí, claro que es imposible, ¡excepto la existencia de Israel.
    La izquierda caviar europea acusa la enfermedad de las fijaciones, en economía a los socialdemócratas les da por la inflación o ayudar a los sectores en crisis tras años de beneficios escandalosos (los constructores), y los que dicen estar un poco m´ñas a la izquierda (o menos cerca del centro) se visten de Hamás, como en su día se vistieron de Jomenini... ¡que era de izquierdas!
    Muy curioso.
    Arabía, apellidada saudí para honra de una familia de piratas sin barcos, sigue gobernada por tipos que cortan las manos a los ladrones y justifican la violación de una mujer porque ha hablado con un desconocido. Un militante del BNGF peude simpatizar con Hamás, que son de la misma calaña que los Saúd, pero tiene prohibido simpatizar con los israelíes, con los estadounidenses y, cabe colegir, que con los británicos y... La lista debe ser larga, salvo que las excepciones sean establecidas con el mismo criterio que las enmistades: a vuela pluma.
    ¡Claro que el Estado de Israel incurre en excesos! Como EE UU, Gran bretaña, Alemania, Arabia "saudí", Francia, Italia, Jordania, Rusia, España...
    Eso es lo que espanta del caso Gómez-Valadés, la visceral inquina a un país (a las personas) y la obsesisón por simplificar lo que es complejo.
    Los israelíes merecen el mismo respeto que los palestinos y el Gobierno israelí el mismo --como mínimo-- que los dirigentes de Hamás o los cientos de príncipes y nobles de la familia Saúd.
    Fomentar la hermandad entre israelíes y gallegos es tan digno como fomentar la hermandad entre palestinos y gallegos, lo que carece de lógica --máxime desde la izquierda-- es posicionarse a favor del Gobierno israelí o de los iluminados de Hamás. Considerar que Hamás es más respetable que el Gobierno de Israel es sencillamente incocebible, salvo para los fanáticos de no sé qué.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.