17 septiembre 2008

La ejemplar trayectoria del recién "expulsado" embajador de EE UU en Bolivia

Estos días, además de las demagogias que adornan el debate sobre la crisis, también ha merecido atención mediática y decenas de comentarios la decisión del Gobierno boliviano de expulsar del país al embajador de Estados Unidos, Philip Goldberg [en la foto].
De entrada, la medida ha causado extrañeza, más que nada porque con independencia de posiciones ideológicas es lógico estimar que el Ejecutivo de Evo Morales se ha introducido en un jardín en el que las rosas esconden abundantes espinas.
Pero, ¿quién es el tal Goldberg?
El ya ex embajador de EE UU en Bolivia ejerció labores de asesoramiento diplomático en la destruida Yugoslavia desde poco antes de comenzar la guerra incivil que asoló la federación balcánica y desembocó en su total desmembramiento.
Después de esa misión, quizá como premio a su excelente trabajo, durante el trienio 1994-96 el Departamento de Estado envió a Goldberg a Bosnia, donde realizó tareas de corte similar.
Goldberg también fue uno de los hombres de confianza del maestro de maniobras en la oscuridad llamado Richard Holdbrooke, diplomático estadounidense que ha entrado con honores en la historia de los Balcanes como uno de los arquitectos de la desintegración de la República Federativa Yugoslava.
Para rematar, Goldberg dio otra lección de profesionalidad en Kosovo, ya en el 2004, cuando se ultimaba la independencia de Montenegro y la Casa Blanca empezó a planificar la fase final de la ofensiva, también diplomática, que propició la segregación de la provincia serbia de Kosovo.
¿A quién le extraña que el Gobierno boliviano otorgue la calidad de "persona non grata" al representante de un Gobierno extranjero que, además de tan significativos antecedentes, mantenía estrechos lazos y constantes reuniones con los grupos racistas que promueven la secesión del departamento boliviano de Santa Cruz?, que es el territorio del país andino con menor porcentaje de población amerindia. 
¿Cuántos periódicos, emisoras de radio y TV han informado de la edificante trayectoria diplomática de Goldberg?

6 comentarios:

  1. Que yo sepa, ninguno ha dicho ni media palabra. Me has dejado de piedra, no sabía yo las andanzas de este personaje.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Es que la información está a la orden del día (del día de algunos claro). Menuda perla, y al pobrecito lo expulsan como embajador. Eso si, ya ha dicho que esto le puede traer a Evo Morales graves consecuencias.

    ResponderEliminar
  3. Y no olvidemos la participación que los embajadores de los Estados Unidos de América han tenido en Irán, encaramando al Sha Reza Pahlevi, y en Chile, impulsando el derrocamiento de Salvador de Allende o en Argentina, sosteniendo a la Junta (hasta la época de Malvinas) contra viento y marea.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. bueno yo soy un cuidadano boliviano d santa cruz de la sierra, y personalmente mas que la trayectoria del ex-embajador me llamo la atencion que el articulo va en defensa de Evo Morales...que el puede que haya sido elegido democraticamente presiendente pero tambien esta llevando a confrontar a la gente del oriente con la del occidente, con las injerencias del presidente Chavez y armando a los campesinos que apoyan su gobierno. Es algo que tambien no se informa ya que mas de la mitad de los medios estan bajo amenazas por parte de gente del gobierno y militares "cubanos" y "venezolanos"
    seria bueno que haya mas repercusiones por acciones como esas y no solo para apoyar a Evo

    ResponderEliminar
  5. Al Anónimo supuestamente boliviano:
    Respeto su opinión en lo que vale, aunque debo puntualizar que su valor es relativo por ser un texto anónimo.
    En todo caso, le invito a que haga un barrido por internet y lea informaciones contrastadas y de ambas partes y, en segundo lugar, dbo precisar que se equivoca al dar por hecho que mi comentario es de apoyo a Morales, me refiero exactamente al embajador de EE UU, cuyos antecedentes así como sus actitudes y acciones en Bolivia indican que no es un diplomático precisamente respetuoso con la labor que le conrresponde.
    Respecto del enfrentamiento oriente-occidente que se da en Bolivia tengo la impresión --conozco a dos bolivianos de distinta adscripción y de disparss simpatías y a una española que ha vivido largos años en La Paz-- de que es un pleito instrumentalizado y que solapa cuestiones más graves que, parte de egoísmos económicos, están relacionadas en numerosas ocasiones con el racismo (o el correspondiente y paralelo sentimiento de superioridad) que pervive en sociedades como la boliviana, cuya composición humana fue alterada por población llegada del exterior que para colmo aplicó criterios y enseñanzas de dominio y rapiña económica.
    Es un proceso largo pero fácilmente comprobable desde una óptica histórica, no olvide que hay actitudes y aptitudes que se heredan y que, de paso, consolidan las odiadas pero innegables clases sociales.
    Le invito a que haga lo posible por evitar el maniqueísmo, dude de Morales pero dude también de quienes en la práctica no aceptan el resultado de las urnas.
    Todos o casi todos sabemos que el sistema democrático estilo occidental no es perfecto, pero además de ser el menos malo es, sobre todo, el único de los aplicables para no solventar las diferencias a garrotazos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Félix por faciiltarnos estas referencias, tenía yo pendiente "investigar" un poco sobre el caso.

    No es de extrañar lo que se nos dice y se nos oculta acerca de Bolivia, sobre todo cuando nos enfrentamos a manipulaciones como estas
    estas
    (Permiso por el enlace a otro sitio)
    Saludos,
    David

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.