28 julio 2009

¿Por qué la banca evita la caída del precio de la vivienda?

Cotizalia ha informado de que el director general del Banco Popular, Jacobo González-Robatto, ha reconocido públicamente que las entidades bancarias «prefieren aguantar todo el tiempo que haga falta los pisos en su balance antes que bajar los precios para sacarlos al mercado».
¿Por qué?
¿Será porque tasarlos con objetividad y abaratarlos implicaría perder dinero...? ¡No!, es peor: tasarlos con rigor y venderlos a precios racionales supondría reducir drásticamente los activos de los bancos y cajas, con el consiguiente riesgo de quiebra.
Cotizalia centra su análisis en subrayar que esa táctica financiera es viable porque el Banco Central Europeo (BCE) mantiene los tipos de interés bajos [pulse y acceda al didáctico texto informativo de Cotizalia], pero siendo esa una exposición escrupulosamente correcta, el motivo fundamental por el que bancos y cajas evitan racionalizar los precios es porque necesitan mantener el valor de sus activos a toda costa.
Es otra de las perversiones legales del sistema, con cuyas con secuencias pechan los compradores de inmuebles y todos los ciudadanos en general, pues el ardid tiene efectos en toda la economía.
..
Si las tasaciones fueran racionales,
hay entidades financieras que quebrarían
Si el precio medio de los inmuebles descendiera hasta adecuarse a la realidad económica del país, la depreciación de cientos de miles de propiedades obligaría a revisar los balances de las entidades bancarias y de las inmobiliarias, que arrojarían resultados radicalmente distintos de los que mantienen artificialmente, dejando al descubierto el alcance real de la burbuja financiera que la banca y en especial las cajas siguen alimentado en el mercado inmobiliario.
Si los precios de los inmuebles bajaran, la salud de la que alardean algunos bancos y casi todas las cajas se revelaría falsa. No habría dinero público suficiente para tapar el agujero.
Esa es la razón fundamental por la que los bancos y cajas evitan que los precios de los inmuebles se racionalicen y abaraten.
La burbuja sólo ha reventado parcialmente.
Muy probablemente, jamás aflorará con toda su intensidad el gravísimo desajuste que han creado los especuladores y los manipuladores del mercado.
¿Cómo evitan que la burbuja aflore con toda su intensidad? Entre otras cosas, el factor que más contribuye a mantener el engaño es la inyección de dinero y demás fórmulas de apoyo (por ejemplo, avales) que la banca y las cajas reciben del Gobierno.
El dinero público sirve para evitar graves daños al sistema, dicen, pero no es exactamente así, el objetivo fundamental es evitar el crac de entidades financieras que en estricta lógica económica están en quiebra. No todas, por supuesto; pero las hay que ni siquiera con las ayudas gubernamentales se salvarán, sobre todo las cajas de ahorros que juegan a ser bancos. Tiempo al tiempo.
Así se cierran los círculos viciosos del sistema en España: ¡con dinero público!
..
DE INTERÉS:
"La banca engendra sus nuevas criaturas inmobiliarias", vía lainformacion.com.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.