05 noviembre 2009

Las "telecos" se arrogan hasta la propiedad del agua de la Red

La Organización Europea de Operadores de Telecomunicaciones, que agrupa a los antiguos monopolios estatales y las privadas del sector, estudia suprimir las tarifas planas de acceso a internet y cobrar a los abonados en función de las descargas.
El argumento que esgrimen para ello es el siguiente: Los abonados a una tarifa plana que sólo entran en la Red para leer su correo y consultar cada día una página web y una bitácora pagan lo mismo que los que diariamente descargan cientos de gigas. Profundizando en ese criterio tan burdo, los teóricos de esa simpleza equiparan los contenidos de la Red --¡que no proporcionan ellos!-- con el agua que circula por las cañerías de suministro.
Y rematan el discurso subrayando que no paga lo mismo el matrimonio sin hijos abonado al servicio de agua potable que sólo abre el grifo par asearse y cocinar que la pareja que tiene piscina, seis hijos y cinco cuartos de baño. Omiten ¡premeditadamente! dos detalles sustanciales:
..
1º El agua que fluye por internet (los contenidos) no es propiedad ni es producida ni gestionada por las operadoras, sino que la proporcionan otras personas físicas o jurídicas y, por ende, el agua que vierten estos productores no es comparable con la de la ducha o la piscina por mil y una razones por todos conocidas.
Más claro: Las operadoras no poseen ni mantienen embalses de páginas web y bitácoras para proporcionar agua a los internautas, sino que se limitan a explotar las cañerías.
Por cierto, la mayoría de las cuales en casos como el de Telefónica fueron pagadas con dinero público y luego privatizadas por el Gobierno del PP que administró la ¿rica? España aznarista; amén de que las instalaciones y el servicio son deficientes; y
..
2º En las facturas de las suministradoras de agua consta que los abonados pagan un tanto por el uso de las instalaciones (es decir, los costes de mantenimiento y renovación, desde los embalses hasta la llave de paso del inmueble), y otro de los varios cargos corresponde al volumen de líquido consumido.
Pues bien, ahora las operadoras de telecomunicaciones, que también cobran desde hace años por los mismos conceptos, ¡pero convenientemente mezclados y revueltos!, construyen una torticera argumentación partiendo de la falacia de que sólo cobran por el uso de las cañerías, en un intento de hacernos creer que el coste de las instalaciones ya existentes lo han costeado ellas solitas, las operadoras, sin cobrar nadita nada en el recibo que giran a los internautas; todo esto sin olvidar que no ponen ni una gota de agua (contenidos).
..
El canon creó la trampa
En todo caso, dando por aceptable --que ya es mucho-- que pretendan cobrar por el volumen de las descargas... ¡que las calculen! Y así, de paso, que ellas también paguen por el beneficio que obtienen del agua que distribuyen.
Es evidente que la pretensión de las operadoras de telecomunicaciones es imponer en la Red una tarifa-canon similar al gravamen que permite el robo legal que practican la SGAE y los demás gestores de derechos de autor, que cobran una tasa por comprar un cedé por si acaso es utilizado para comercializar ilegalmente producciones ajenas.
[La filosofía política del canon por el copyright llevada hasta sus últimas consecuencias justifica lo siguiente: Si para el 2010 se prevé que en España se perpetren mil homicidios, este año cada ciudadano debe cumplir doce días de cárcel para purgar los delitos previstos. ¿Y esto es un Estado de Derecho?]
En el Reino de España y en el Viejo Continente en general no sólo están dinamitando la sensatez y el mínimo de equidad económica del que tanto alardean sus gobiernos, sino que además argayan argumentaciones que se limpian con la racionalidad; amén de generar más y más concentración de capital y con ello una casta de abusadores y otro huevo de la serpiente...
En el caso aquí referido, se da una vez más el agravante de que los autores de la propuesta ni siquiera se esmeran en constuir una argumentación sólida; están tan pagados de su poder que se permiten el descaro de exponer justificaciones propias de extraterrestres. En cierto modo, nos toman por tontos y nos tratan como tales.
..
ACTUALIZACIÓN:
Hace escasas fechas también fue noticia la posibilidad de que el Parlamento Europeo diera luz verde a un anteproyecto de directiva (ley comunitaria) que restringiría la libertad y la privacidad de las comunicaciones vía internet, el llamado paquete Telecom [ver "Los lobis económicos vuelven a la carga contra internet"]. Pues bien, la comisión de la Eurocámara encargada de estudiar el texto ha corregido, en principio, esa maldad. Más detalles, en la web de la Asociación de Internautas.

1 comentario:

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.