21 agosto 2010

"El día" hace méritos para acoger la embajada de Mohamed VI en Canarias

El periódico canario El día no sólo da noticias, sino que además las protagoniza; en esta ocasión por el contenido del editorial titulado "Hierve el fogón norteafricano", que defiende la marroquinidad de Ceuta y Melilla y mantiene la tesis de que el sultán-rey alauí tiene más derecho a ejercer la soberanía de las dos ciudades norteafricanas que España a reclamar Gibraltar...
Es difícil que alguien confunda tantas cosas y que las mezcle sin detenerse a analizar una por una, por separado, evitando simplificaciones y maniqueísmos, pero cuando eso ocurre es natural que el paciente delire...   
ENLACE a otro texto delirante en el mismo rotativo: "Canarias no tiene nada que ver con España, según El día".  

10 comentarios:

  1. Como hace mucho, mucho tiempo que te leo hay temas en los cuales no consigo encuadrarte. Por ejemplo el de la soberanía nacional. Cierto es que cada asunto necesita un análisis y firmo por ello. Creo que tanto El Sáhara, como Canarias, como Ceuta y Melilla, como Gibraltar, como el País Vasco, Catalunya, Galicia, Portugal o la propia Península Ibérica necesita un estudio profundo por separado pero en globalidad. Hay temas que son anacronismos políticos, sociales, geográficos e históricos. ¿No es más decente y racional que los ciudadanos decidan libremente su pertenencia y conformación como ente antes que estar sujetos a un pasado hecho de conquistas, guerras, asesinatos, alianzas matrimoniales feudales, intrigas palaciegas, compras y ventas en las que dichos ciudadanos no han pintado nada y han tenido que acatar el yugo de los reyes o señores opresores? Espero que me aclares tu postura sobre los distintos territorios

    ResponderEliminar
  2. En estos tiempos que nos han tocado en suerte es fácil confundir el culo con las cuatro temporas ¿Qué tendrá que ver Gibraltar con Ceuta y Melilla?

    Afortunadamente, hay espacios como Im-Pulso que prefieren contextualizar antes que satanizar ;-)

    ResponderEliminar
  3. A GLORIA,
    En el caso de Canarias es evidente que el contenido del editorial de "El día" carece de racionalidad; es más: además de mezclar churras com merinas, parte de la irrealidad.
    El archipiélago, tras la limpieza étnica de los siglos XVI-XVIII, ha sido re-poblada por peninsulares. No existe una nación canaria, ¡de momento!... En el futuro no lo sé, pues las naciones también nacen, se desarrollan y mueren (en el sentido científicio-historico de nación, en la Península hubo naciones que desaparecieron).
    Ceuta, Melilla y Gibraltar son fenómenos diferentes.
    En Gibraltar se estableción un enclave británico a raíz de un pacto España-Reino Unido (Tratado de Utrecht), que era por tiempo determinado --ya vencido--, pero luego Gran Bretaña ocupó territorios no cedidos, pues en el ttatado solo accedían al antiguo acuartamiento y un acceso al mar (¡no el peñón entero!).
    Ceuta y Melilla jamás fueron marroquíes y están bajo soberanía de poderes penínsulares desde ya antes de existir Castilla-Aragón.
    Y de las naciones que conforman la actual España no creo que se deba hacer un análisis global, uniforme. Son procesos vivos, la historia no se detiene por mucho que algunos se empeñen.
    Tienes razón en que deben decidir los que viven en cada territorio, pero con matices, pues el Galicia, Euskadi y Cataluña están plenamente integradas en un Estado supranacional con más de cinco siglos de historia común y raíces entremezcladas. Con esto no quiero decir que no sea legítimo replantear esa "unión", que para colmo a fecha de hoy --desde hace caso dos siglos-- ha sido emponzoñada por unos y otros, pero sobre todo por quienes confunden unión con uniformización.
    El asunto es muy muy muy complejo.
    En mi opinción, a fecha de hoy, la "solución" más racional es la federal.
    Un abarazo.

    ResponderEliminar
  4. Pues no puedo estar de acuerdo contigo. En mi opinión, a fecha de hoy, la solución más racional es la opinión del pueblo sobre lo que quiere ser o dejar de ser, en Galicia, Euskadi, Catalunya, Gibraltar, Canarias, Ceuta, Melilla o el Sáhara.En cuanto a lo de Ceuta y Melilla has sabido bien guardarte las espaldas con "bajo poderes peninsulares", exacto bajo la corona de Portugal hasta finales del siglo XVII en el caso de Ceuta.

    ResponderEliminar
  5. A GLORIA,
    La opinión del "pueblo" es respetable, siempre, pero que sea racional ya es otra cosa... Es un asunto que tiene mucha enjundia.
    Y a propósito de Ceuta y Melilla, ¡no me guardo las espaldas!, ¿por qué ne había de guardar yo las espaldas, que no soy nadie?

    Sobre Ceuta:
    http://im-pulso.blogspot.com/2007/11/ceuta-es-tan-marroqu-como-el-sahara.html

    Y sobre Melilla:
    http://im-pulso.blogspot.com/2007/11/melilla-est-vinculada-la-pennsula-desde.html

    Si hubiera que diseñar --mejor dicho, convendría hacerlo-- cambios constitucinales en la conformación territorial de la actual España, ahora mismo espero que en las Cortes (Congreso y Senado) haya sentido de la responsabilidad y de la racionalidad suficientes para que no se aplique a palo seco la tesis de que "lo decida el pueblo".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Me has entendido perfectamente no sé porqué esa ironía: "Que lo decida el pueblo" según las normas establecidas por los representantes del pueblo que legislan. No es más racional el legislador que el pueblo, ni menos. No es más racional el "intelectual" que el pueblo, ni menos.
    No pretendo que Ceuta y Melilla sean de Marruecos, no pretendas tú que sean de España. Por mucho que lo pretendas es un anacronismo social, político y geográfico.

    ResponderEliminar
  7. A GLORIA,
    No te enfades, si has apreciado ironía, no era mi intención. Interprete literalmente tu expresión "la opinión del pueblo"; pensé que te referías a un referendo o una toma de decisión similar.
    Respecto de que yo defiendo la españolidad de Ceta y Melilla, tu conclusión es parcial, pues me ha limitado a constatar que la soberanía sobre Ceuta y Melilla es legal e históricamente peninsular (española, portuguesa, califato de Córdoba, etcétera), pero en algunos de mis "post" anteriores ya dejé constancia expresa de que sería lógico abrir un debate "¡racional y sosegado!" sobre si geopolítica, económica e incluso socialmente es adecuado mantener la soberanía sobre los dos enclaves norteafricanos.
    Insisto, no pretendía ironizar ni restar valor a tu opinión.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Una vez más nos hallamos ante el empeño de los medios de ocultar los verdaderos problemas de los ciudadanos, a estos mismos, tras la cortina de humo de la identidad histórico geográfica.
    Los verdaderos problemas de la clase trabajadora en nuestro país nada tienen que ver con que Roma haya impuesto su cultura y su idioma a las comunidades célticas, ni con que Jaime I desembarcara en Mallorca para cristianizarla.
    Seamos un poco serios, por favor. Los problemas que acucian, sobre todo, a nuestra juventud, son de otra índole. Ningún europeo, en su sano juicio, desearía ser africano en los tiempos que corren. Pienso que deberíamos tratar de que no nos dividan aún más de lo que ya estamos, y esforzarnos en potenciar la cohesión y la solidaridad interterritorial, en lugar de en tratar de deshacerla.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. A ESCATO,
    Ciertamente, las cuestiones territoriales (nacionalismos incluidos) están sobredimensionadas, pero no por eso dejan de existir.
    En todo caso, tiene usted razón, mejor nos iría si atendiéramos lo más esencial: la vida cotidiana.

    ResponderEliminar
  10. A lo mejor es la pescadilla que se muerde la cola y "resolver los problemas de la vida cotidiana" pasa primero por redefinir o resolver los problemas interterritoriales. No lo sé, no es una afirmación. Es una duda, muy al contrario de los que tienen claro que la solución es que no nos dividan echando mano de Roma o de Jaime I el conquistador.
    A lo mejor el problema de la clase obrera en España es que se ha tenido un afán desorbitado por alcanzar los niveles de la clase alta sin querer pasar por la clase media. A lo mejor los problemas de la vida cotidiana pasa porque las grandes élites se han dado cuenta de que pueda haber demasiada clase media que tiene acceso hoy en día a la cultura y no pueden admitir que el hijo de un jornalero pueda llegar a la universidad, a lo mejor los problemas de la vida cotidiana pasan por olvidar el enriquecimiento fácil sin formación y formarnos un poco más sin tener tantas comodidades. A lo mejor los problemas de la clase obrera pasa por que ésta se conciencie y deje de votar a la extrema derecha que lleva el dinero a paraísos fiscales, dinero sudado por la clase obrera.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.