30 septiembre 2011

737 agentes económicos controlan directa o indirectamente 43.000 multinacionales

Un estudio elaborado por economistas y expertos en estadística revela que un reducido grupo de agentes económicos domina la mayoría del dinero que mueven varias decenas de miles de empresas en todo el mundo.
Los autores, que son miembros del Instituto Federal de Tecnología de Zurich, han estudiado las relaciones existentes entre 43.000 empresas transnacionales: desde la titularidad de los capitales hasta sus filiales y los consorcios o grupos de empresas de los que forman parte, pasando por las participaciones cruzadas y las participaciones indirectas, amén de otros datos y factores.
A la postre, resulta que el 80 % del valor del conjunto de esas 43.000 multinacionales está controlado por solo 737 personas físicas o jurídicas (consultores, bancos, compañías de seguros y consorcios industriales).
Es más, la concentración de poder es mayor si se tienen en cuenta que mediante una compleja red de participaciones cruzadas, un total de 147 consorcios poseen el 40% del valor económico y financiero de todas ellas.
"La superentidad", el órgano central decisorio
Dentro de ese grupo de 147 consorcios transnacionales hay 50 grandes firmas que conforman lo que los autores han bautizado la superentidad, que está integrada fundamentalmente por entidades bancarias y compañías aseguradoras norteamericanas y europeas; en resumen, cabe concluir que los propietarios de los principales fondos de inversión, incluidos los de alto riesgo (hedge funds), administrados por esas entidades financieras serían quienes mueven la economía mundial, o la mantienen paralizada…
Tamaña concentración de poder económico y capital plantea un grave problema, según reseñan los autores, pues una red cuyos miembros están estrechamente relacionados entre si es propensa a riesgos de ámbito sistémico; de modo que cuando varios de ellos flaquean, la superentidad también lo hace y el mundo tiembla, como quedó demostrado con el estallido de la burbuja de las subprime.
Finalmente, los autores del estudio alertan sobre el peligro que acarrea una concentración tan elevada de poder económico pues, por ejemplo, varios de esos superagentes económicos pueden imponer reestructuraciones generalizadas en las empresas que controlan, lo que tendría efectos sociales y políticos devastadores.
Y otro interrogante:
¿Qué grado de influencia puede ejercer sobre los Estados y las políticas públicas que la superentidad opte en un momento dado por aplicar una determinada estrategia económica, sea de ámbito continental o planetario? La respuesta a esta pregunta está muy probablemente en los actuales planes de austeridad, advierten los autores del estudio.
¿Y los gobiernos?... ¿No saben o no contestan?
ENLACE al texto íntegro del estudio: "The network of global corporate control" (sólo en inglés); en lengua francesa existe un excelente resumen en el BLOG DE PAUL JORION.
CON ANTERIORIDAD:
"Información irrelevante: La Fed prestó 16 billones de dólares a entidades financieras de Occidente".

3 comentarios:

  1. Los gobiernos? No contestan. En cuanto a saber, es muy dudoso que no sepan.

    ResponderEliminar
  2. Los gobiernos se han convertido, unas veces a su gusto y otras a su pesar, en los gestores de esos descomunales poderes económicos. Y todo lo tienen muy bien envuelto y muy bien presentado con la etiqueta de la "democracia", de modo que no se le vaya a ocurrir a nadie mostrarse un poco violento, ya que será tachado de inadaptado antidemócrata, y entonces "ellos" se sentirán henchidos de santa cólera y justificados para la más implacable represión.

    O sea, que "ellos" pueden seguir adelante arruinando las vidas de millones de griegos, de millones de italianos o de millones de quienes más convengan a sus finanzas, que no hay nada que hacer.

    ResponderEliminar
  3. Hace unos días un supuesto broker dijo en la BBC cosas muy interesantes....y fué vilipendiado de manera atroz por los media, los expertos, los .....
    Me temo que tiene mucha razón en lo que dijo. Pero puso el dedo en la llaga y eso duele. ¿Verdad? Es mejor seguir creyendo en Blancanieves y los Reyes Magos. Pues nada, sigamos hacia el precipicio como si nada.....

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.