03 agosto 2007

El PSOE ha caído en la "trampa" navarra del PP

«Hasta los 24 años fui leonés --firma Julio Llamazares en la edición del El país de ayer--, pero un día, cuando me desperté, me dijeron que era castellano-leonés. Lo habían decidido en una cena el día anterior Rodolfo Martín Villa, por la UCD, y Gregorio Peces-Barba, por el PSOE. Desde entonces, arrastro ese apelativo sin saber qué significa y, como la mayoría de los leoneses, sin sentirme identificado por él.
«No hace mucho, el presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, leonés de crianza y sentimiento, manifestaba solemnemente, a propósito de la polémica suscitada en torno a Navarra en relación con la presunta negociación política existente con ETA sobre esa comunidad, que Navarra será lo que los navarros quieran.
«De inmediato, en León se alzaron cientos de voces preguntándole por qué lo que había afirmado para Navarra no valía también para su tierra. Y, de igual modo, ante la paralela afirmación del Partido Popular de que Navarra era innegociable porque era una región histórica diferente y autónoma del País Vasco, se alzaron las mismas voces, si no más, preguntándoles a los dirigentes conservadores por qué mantenían eso respecto de Navarra y lo contrario exactamente respecto de León, que también es o ha sido durante siglos una región diferente y autónoma de Castilla». 
Julio Llamazares --autor de una de las joyas literarias más valiosas del castellano contemporáneo: La lluvia amarilla-- no es sospechoso de alimentar territorialismos banales ni excluyentes. Su razonamiento es lineal, lógico y cabe decir que natural.
Por el contrario, Rodríguez Zapatero sí está enredado en artificios territorialistas. Estos días, sin ir más lejos, el presidente y sus validos alimentan una duda que, con independencia de lo que finalmente decidan, les retrata: En el escenario político navarro dudan entre pactar con la izquierda (Nafarroa Bai e IU) o dejar la Administración autonómica en manos de UPN-PP.
Si el PSOE regala el gobierno autonómico de Navarra a los etarristas (esos que siempre están pendientes de ETA, léase los españolistas) y en contra de la lógica política, quedará demostrado ¡sin sombra de duda! que la socialdemocracia española ya no es ni eso, socialdemócrata.
Uno de los problemas políticos de Navarra y del resto de las Españas es el probado etarrismo del PP y que el PSOE se haya contagiado.
..
Nada nuevo bajo el psol
Hace ya unos años, con motivo de la crisis que se vivía en el PSOE asturiano entre cuadros socialistas y cuadros social-oportunistas, Felipe González inquirió al líder de los primeros: ¿Cuántos indios tienes? --es decir, ¿con qué apoyos cuentas en el aparato?…
Ni que decir tiene que ganaron los social-oportunistas, cuyos dirigentes eran y son miembros de ese sector aideológico del PSOE que asume el etarrismo del PP. ¡Como si los problemas fundamentales y cotidianos del ciudadano común estuvieran relacionados con ETA!
ETA es un problema, en efecto, pero no es el problema más sustancial. Pero insisten en que todo o casi todo se supedite a ETA, esta fijación sí es un problema sustancial.
..
A este paso, el PP nos pone a todos un pasamontañas... 
En cierto modo, el texto de Julio Llamazares es una advertencia: El día menos pensado nos despiertan diciéndonos que hemos dejado de ser ciudadanos para convertirnos en marionetas de la obsesión etarrista.
¿Serán capaces los dirigentes del PSOE de mirar a los representantes de Nafarroa Bai sin ponerles los pasamontañas que el PP reparte por doquier?
El escritor leonés Julio Llamazares se limita a ver la realidad y a constatarla: los leoneses no son castellanos. Del mismo modo que los burros no vuelan, que las focas no son peces y que hacer política de izquierdas no consiste en asumir histerias propias de la extrema derecha.
Navarra será lo que los navarros quieran; es decir, lo que decidan la mayoría de los electos. El síndrome etarrista que parece cegar a Rodríguez Zapatero no es fruto de lo que han votado los electores, sino del chantaje etarrista de UPN-PP.
Y conviene insistir en que los leoneses no son castellanos ni los burros vuelan…
..
ACTUALIZACIÓN (27 agosto):
Era previsible: El PSOE se ha sumado al etarrismo del PP
..
Hoy, la ejecutiva federal del PSOE hace historia... historia de la estupidez política por vetar el pacto alcanzado por la sección navarra del partido con IU y Nafarroa Bai. El gabinete de Rodríguez Zapatero sustenta su decisión en que el pacto PSN-NBai-IU perjudicaría sus intereses electorales... ¿Y los intereses de la mayoría de ciudadanos?, ¿es de recibo anteponer un supuesto coste electoral a la honestidad ideológica?
¿Acaso el PSOE también necesita a ETA para existir?
Nafarroa Bai ha plantado cara a los violentos. ¿Qué hay que hacer para merecer respeto democrático? Muy fácil: plegarse al etarrismo, esa enfermedad tan bien inoculada por el PP y tan extendida en las Españas, que consiste en supeditar la acción de gobierno a la existencia de ETA...
A estas alturas es preocupante que los dirigentes de los dos principales partidos del país (PSOE y PP) sigan creyendo que ETA amenaza la estabilidad del sistema.
Desde un punto de vista racional y analizando el escenario con rigor capitalista y conservador, la decisión adoptada hoy por el PSOE es estratégicamente más destructiva que una bomba de ETA. ¿Que suena fuerte? Sí, suena fuerte porque lo es. Suena fuerte porque la cobardía ideológica del PSOE alimenta el nihilismo.
Lo más lamentable de la izquierda caviar es que sigue sin entender que la estabilidad radica en que haya opciones diferentes y que estas sean consecuentes. Y por favor, que no salga el memo de turno haciendo comparaciones entre el escenario del 2007 y el de 1982.
INFORMACIÓN puntual en 20Minutos.

3 comentarios:

  1. Creo que el PSOE se equivoca dejando gobernar a UPN... es un signo de debilidad, pienso yo.. además es una bofetada solemne a Na-Bai, que es una coalición de partidos LEGALES que apoyaron al PSOE en su intento de proceso de paz y que no se merecen este gesto.


    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  2. Me parece el análisis más interesante que he visto de este tema... junto, eso sí, con el artículo de Julio Llamazares en El País... y es que ese hombre parece gallego, de la retranca que se gasta.

    Por cierto, cuando leí "La lluvia amarilla" quedé alucinado. No tengo el gusto de conocerlo en persona, pero conozco a algunos viejos amigos suyos, y me han dicho que es un pedazo de pan el hombre éste.

    Cuando ETA vuelva a actuar, entonces tendremos que preocuparnos. Mientras tanto, con no bajar la guardia creo que basta. Su uso en política (a cualquier precio) me parece irracional, como poco.

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que es una soberana vergüenza. Sobre todo después de todo el discurso de que los navarros decidirán por si mismos.
    Y de "precio politico" estoy hasta los mismísimos 00. Ya bastante pobre es la democracia, pero es así, y si quieres decidir sin consenso entonces lo que necesitas es una dictadura.
    Se ve que el psoe no escarmienta, porque está volviendo a espantar a los electores de izquierda, y no ha terminado un mandato.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.