21 enero 2008

Costa da Morte, el espejo de la Galicia que agoniza

En su edición de hoy, La voz de Galicia publica una aproximación a la crisis socio-económica que acusa el país gallego, caracterizada por una serie de taras que en gran medida son hijas del envejecimento demográfico y de la pérdida constante de población.
"Solo uno de cada cuatro habitantes de la Costa da Morte tiene empleo", así se titula el texto principal del reportaje elaborado por el periodista Eduardo Eiroa. Semejante erial productivo y el alto porcentaje de mayores de 60 años constituyen un pez que se muerde la cola.
La situación de esa comarca (el litoral que media entre A Coruña y la ría de Muros-Noia) no es excepcional, pues situaciones similares se dan en gran parte de las provincias de Lugo y Ourense. Lo singular de la Costa da Morte es que es la única zona del litoral gallego que acusa semejante deterioro, pues el resto de las comarcas costeras hacen frente con más o menos solvencia (si bien en el Ortegal la situación es inquietante) a la pérdida de tejido productivo que se registra en Galicia desde hace decenios.
Los dos males más sangrantes de la Costa da Morte, tal como insinúan los entrevistados por el autor del reportaje, son, por un lado la actitud de parte de los propios residentes en la zona, pues los abusos laborales son pan de cada día y, por otra banda, la inoperancia de la dictadura y de sucesivos gobiernos democráticos (centrales y autonómicos).
..
Autovía A Coruña-Carballo,
el colmo del descaro
Uno de los aspectos negativos que subrayan todos los consultados hace referencia a las infraestructuras, concretamente a la red viaria.
En este punto y a modo de ejemplo de cómo ha actuado la Administración fraguista, cabe recordar que la autovía A Coruña-Cee, de la que sólo se ha construido el tramo A Coruña-Carballo, fue proyectada y vendida electoralmente como gratuita --condición esta que incluso fue refrendada por el Parlamento autonómico-- y, en efecto, la obra fue financiada por el erario público.
Mas fue un espejismo; es decir, un engaño, pues una vez celebradas las elecciones autonómicas que se avecinaban el Gobierno del PP --siendo conselleriro de Obras Públicas el recién fallecido Xosé Cuiña-- cedió la explotación en régimen de concesión a una empresa privada, de modo que la cacareada infraestructura gratuita se convirtió en una autopista de peaje.
..
Rémoras que tienen decenios de antigüedad
Infraestructuras aparte, que a fecha de hoy no constituyen el origen del mal, los cuatro males fundamentales de la Costa da Morte --que son similares a los de otras comarcas-- están perfectamente identificados, pero pocos se atreven a enumerarlos y denunciarlos:
1. Persiste la emigración de población joven, casi siempre por motivos económico-laborales, con el consiguiente envejecimiento demográfico;
2. Hay pocos emprendedores y, para colmo, entre los existentes abundan los codiciosos (hacer dinero rápido y salir corriendo) y el sentido de colectividad es nulo;
3. La cultura económica y profesional es mínima, lo que se debe a una oferta de formación profesional tardía e inadecuada; y
4. La política de subsidios de los gobiernos autonómico y locales, que hasta hace cuatro días se han limitado a poner parches a la miseria y a la desidia, adocenando conciencias y dinamitado iniciativas. Para redondear, la inmensa mayoría de las obras financiadas por los poderes públicos carecen de valor como generadoras de tejido productivo... Eso sí, son vistosas y se inauguran poco antes de los comicios.

2 comentarios:

  1. Cuánto más tiempo llevo en Galicia, más me sorprende su modus operandi. Me llama mucho la atención ese individualismo tan pronunciado del 'pueblo gallego', si se me permite generalizar (que ya sé que siempre es injusto y poco riguroso)... pero esa es la sensación. Y esa parece ser la actitud de muchos habitantes de este territorio.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Yo no creo que se trate de cómo pueda ser la gente, sino de como la amoldan a los intereses de los cerdos que gobiernan ilegitimamente. Lugo ciudad, en el año 1986, parecía un pueblo, la ciudada comenzo a extenderse en casi todas direcciones, necesitaban consumidores para las grandes extensiones y compradores de pidos y autos. Qué hicieron?, sencillo: traer gente de los pueblos a los que apretando a unos y engañando a otros, dejaron sus tierras sus vacas, sus sembrados y los trajerosn a ser consumidores, dependientes y parados. Asi crecio esa ciudad, lo poco que ha crecido. Aquellos que cultos o incultos eran autosuficientes ahora son pedigueños y pobres. Asi se escribe la historia. No hya nacionalistas, no hay izquierdas ni derechas, lo que hay son ladrones tapados para palio monarquico- reaccionario. Ya veremos que pasa.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.